Notimundo

23
Agosto

Las autoridades de Estados Unidos no pagan desde este año la indemnización a España por las dos bombas nucleares que cayeron en suelo español en 1966, al haber finalizado un acuerdo al respecto entre ambos países, según fuentes oficiales españolas.

Ese acuerdo, en vigor desde 1966, “ha vencido” el año pasado, indicó a la AFP una fuente del Ministerio español de Ciencia e Innovación.

En 1966, dos aviones militares norteamericanos chocaron en vuelo y dos de las cuatro bombas de hidrógeno que trasportaban cayeron en la localidad andaluza de Palomares, en la provincia de Almería (sur de España).

22
Agosto

(EFE) - La razón por la que los fumadores pasivos tienen un alto riesgo de desarrollar enfermedades pulmonares está en que el humo al que se exponen puede cambiar su actividad genética, según un estudio publicado el sábado en la revista Time.

El estudio, elaborado por un equipo de científicos de la Universidad Médica Weill Cornell, en Nueva York, concluye que el humo del tabaco que llega a los fumadores pasivos afecta a los genes que transportan las células de sus vías respiratorias, lo que aumenta sus posibilidades de padecer enfisemas o cáncer de pulmón.

21
Agosto

Por: Pascual Serrano

La decisión judicial contra el periódico venezolano El Nacional por la publicación de una fotografía morbosamente sangrienta a toda plana el pasado 13 de agosto no podía ser desprovechada por la prensa española para embestir contra Hugo Chávez. El diario El Mundo titulaba en su portada de la sección digital de “Medios” “Un diario venezolano no podrá informar de violencia tras una foto polémica” , lo cual era mentira, nadie le impedía informar de violencia, la decisión judicial se refería finalmente sólo a imágenes truculentas durante un mes, de hecho el titular tras pinchar en la noticia era “Prohíben al diario venezolano ‘El Nacional’ publicar imágenes sangrientas”.

 

21
Agosto

La acusación y la orden de captura en contra Assange fueron archivadas en menos de 24 horas, pero la sorpresa y la oscuridad que rodea al episodio han dado pie a varias teorías conspirativas.

Assange habló de "fuerzas muy significativas" que estarían tratando de perjudicar a Wikileaks, que actualmente mantiene un pulso con el gobierno de Estados Unidos por la publicación de reportes militares secretos sobre la guerra en Afganistán, y por la inminente publicación de miles de nuevos documentos.