19
Noviembre

Florida borra inspecciones de hogares de ancianos con problemas que antes aparecían en internet

Escrito por  EL NUEVO HERALD / CAROL MARBIN MILLER Y Y CAITLIN OSTROFF
Publicado en Notimundo

En un buen día, Olga Vásquez se vestía por la mañana, se maquillaba y se paraba en el pasillo de su hogar de ancianos en Hialeah Gardens, ayudando a otros residentes a subir y bajar de sus sillas de ruedas u ofreciendo consejos. En un mal día, la depresión se aprovechaba de ella y se quedaba en la cama con su camisón de dormir.

El 31 de mayo de 2012 fue un día muy malo.

Vásquez — que no había visto a un psiquiatra en semanas a pesar de habérsele recomendado — se paró en la ventana de la habitación 310 y se arrojó al patio de cemento, 39,4 pies más abajo.

Este es el tipo de cosas que tal vez deseé saber antes de que su madre, padre o cónyuge se mude a un hogar de ancianos. Y tales eventos estaban documentados y disponibles en el sitio de Internet de los reguladores estatales de salud.

Ya no están, como parte de la última erosión de lo que se supone que el acceso fácil a los registros públicos en Florida.

Hace poco menos de tres meses, el estado limpió su sitio web. Ya usted no puede ver en línea el informe de 83 páginas que determinó que la muerte de Vásquez fue el resultado de una mala conducta profesional y que determinó que otros residentes de Signature Healthcare de Waterford estaban en “peligro inminente”.

El documento aún se puede obtener de la Agencia de Administración de Atención Médica (AHCA, por su sigla en inglés) del estado, aunque debe saber qué preguntar y a quién preguntar, y es posible que deba pagar y esperar. AHCA ahora envía a los consumidores en Internet a un sitio web separado administrado por los Centros federales de servicios del Medicare y Medicaid, aunque ese sitio no incluye tanto material como el que proporcionaba el estado anteriormente. AHCA mantiene hojas de cálculo en línea que califican a los hogares según una serie de criterios y permite que los consumidores los comparen.

Durante muchos años, el sitio web de AHCA incluyó enlaces a inspecciones de hogares de ancianos, hogares de retirados y hospitales. Estaban disponibles con presionar unas pocas teclas. Luego, la agencia comenzó en gran medida a reescribir los informes — eliminando palabras como “habitación” y “RCP” y “moretones” y “dolor” — y haciendo que las inspecciones fueran difíciles de interpretar para las familias que intentaban determinar si una instalación era adecuada para un ser querido. AHCA dice que las redacciones fueron necesarias para proteger la privacidad médica, aunque los pacientes eran solo identificados por números. Vásquez era “Residente 239”.

En el último año, el estado gastó $22,000 en software de edición que automáticamente oculta las palabras que la agencia dice que deben ser protegidas del público. Esas mismas palabras estaban disponibles en un sitio web federal sin modificaciones. Defensores de ancianos y de un gobierno transparente dijeron que los detalles censurados recientemente protegían más a los hogares que a los pacientes.

En septiembre, 13 ancianos débiles murieron tristemente en el Centro de Rehabilitación de Hollywood Hills en las sofocantes secuelas del huracán Irma, que derribó el sistema de refrigeración del lugar. The Miami Herald y otros medios escribieron extensamente sobre ls preocupantes regulaciones de Hollywood Hills. Y el Herald también informó sobre la decisión de AHCA de editar en gran medida los informes.

Poco después, sin aviso, AHCA limpió su sitio de Internet de todas las inspecciones de hogares de ancianos, protegiendo a la industria en detrimento de los consumidores.

“Estoy aturdida”, dijo Barbara A. Petersen, presidenta de First Amendment Foundation en Tallahassee, un grupo que aboga por la transparencia en el gobierno. “El gobierno sirve a la gente. Están causando un daño con consecuencias potencialmente graves”.

En las últimas semanas, Petersen necesitaba encontrar un hogar de ancianos para su padre de 96 años en Colorado. La instalación de residencia asistida donde vivía ya no era apropiada y Petersen solo tenía 48 horas para sacarlo de ahí.

“Si yo hubiera tenido que hacer eso aquí, sin la información que antes estaba disponible en Internet, hubiera tenido que enviar una solicitud de registros públicos. Y, como sabemos, lleva mucho tiempo producir registros públicos. Mientras tanto, iba a estar atrapada en la decisión más difícil de mi vida sin ninguna información”.

“Ponemos una confianza enorme en esos hogares, y debemos tomar las mejores decisiones para nuestras familias. Honestamente, esto no tiene sentido “, agregó Petersen.

Una portavoz de la agencia de salud dijo que tanto el sitio web de AHCA, como el sitio federal de Medicare.gov permiten a los consumidores comparar hogares a lo largo de una gama de indicadores, incluida la calidad de vida, nutrición y abusos.

“AHCA va más allá de la ley de Florida en cuanto a la cantidad de información que ponemos a disposición en línea”, dijo la vocera Mallory McManus. “El sitio web de AHCA www.FloridaHealthFinder.gov permite a los consumidores comparar los asilos de ancianos según su calificación de inspección. Los consumidores pueden buscar por condado, código postal e incluso por los servicios que se ofrecen en todos los hogares de ancianos de Florida. Eso brinda a las familias más información para que tomen decisiones sobre atención médica para sus seres queridos”.

El Herald no pudo hablar con los administradores del hogar de Hialeah Gardens. Los representantes de Signature HealthCARE no respondieron las solicitudes para que hicieran comentarios. McManus dijo que los reguladores de salud eliminaron la calificación de “peligro inminente” del hogar de ancianos días tras la muerte de Vásquez después de que los administradores demostraron que habían mejorado la seguridad del lugar. “Nuestra Agencia esperaba una acción rápida para eliminar el riesgo potencial de la personas. Durante una visita de revisión el 5 de julio [del 2012], se determinó que la instalación había implementado medidas que eliminaban la amenaza de grave riesgo para los pacientes, dijo McManus.

“Nuestra agencia responsabilizó a esta instalación y todas las deficiencias fueron corregidas”, dijo McManus.

El plan de corrección del hogar de ancianos incluía una larga lista de acciones que tomaron los administradores para mejorar la seguridad, incluida una revisión exhaustiva de los registros médicos de todos los residentes, nuevas políticas para garantizar que se cumplan las órdenes de los médicos, un mejor control de los síntomas de los pacientes psiquiátricos y auditoría de los registros de todos los pacientes con medicamentos para la salud mental para “asegurarse de que el psiquiatra los haya visto tal como se les ordenó”.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.