Notimundo

19
Noviembre

En un buen día, Olga Vásquez se vestía por la mañana, se maquillaba y se paraba en el pasillo de su hogar de ancianos en Hialeah Gardens, ayudando a otros residentes a subir y bajar de sus sillas de ruedas u ofreciendo consejos. En un mal día, la depresión se aprovechaba de ella y se quedaba en la cama con su camisón de dormir.

El 31 de mayo de 2012 fue un día muy malo.

Vásquez — que no había visto a un psiquiatra en semanas a pesar de habérsele recomendado — se paró en la ventana de la habitación 310 y se arrojó al patio de cemento, 39,4 pies más abajo.

Este es el tipo de cosas que tal vez deseé saber antes de que su madre, padre o cónyuge se mude a un hogar de ancianos. Y tales eventos estaban documentados y disponibles en el sitio de Internet de los reguladores estatales de salud.

Ya no están, como parte de la última erosión de lo que se supone que el acceso fácil a los registros públicos en Florida.

Hace poco menos de tres meses, el estado limpió su sitio web. Ya usted no puede ver en línea el informe de 83 páginas que determinó que la muerte de Vásquez fue el resultado de una mala conducta profesional y que determinó que otros residentes de Signature Healthcare de Waterford estaban en “peligro inminente”.

El documento aún se puede obtener de la Agencia de Administración de Atención Médica (AHCA, por su sigla en inglés) del estado, aunque debe saber qué preguntar y a quién preguntar, y es posible que deba pagar y esperar. AHCA ahora envía a los consumidores en Internet a un sitio web separado administrado por los Centros federales de servicios del Medicare y Medicaid, aunque ese sitio no incluye tanto material como el que proporcionaba el estado anteriormente. AHCA mantiene hojas de cálculo en línea que califican a los hogares según una serie de criterios y permite que los consumidores los comparen.

Durante muchos años, el sitio web de AHCA incluyó enlaces a inspecciones de hogares de ancianos, hogares de retirados y hospitales. Estaban disponibles con presionar unas pocas teclas. Luego, la agencia comenzó en gran medida a reescribir los informes — eliminando palabras como “habitación” y “RCP” y “moretones” y “dolor” — y haciendo que las inspecciones fueran difíciles de interpretar para las familias que intentaban determinar si una instalación era adecuada para un ser querido. AHCA dice que las redacciones fueron necesarias para proteger la privacidad médica, aunque los pacientes eran solo identificados por números. Vásquez era “Residente 239”.

En el último año, el estado gastó $22,000 en software de edición que automáticamente oculta las palabras que la agencia dice que deben ser protegidas del público. Esas mismas palabras estaban disponibles en un sitio web federal sin modificaciones. Defensores de ancianos y de un gobierno transparente dijeron que los detalles censurados recientemente protegían más a los hogares que a los pacientes.

En septiembre, 13 ancianos débiles murieron tristemente en el Centro de Rehabilitación de Hollywood Hills en las sofocantes secuelas del huracán Irma, que derribó el sistema de refrigeración del lugar. The Miami Herald y otros medios escribieron extensamente sobre ls preocupantes regulaciones de Hollywood Hills. Y el Herald también informó sobre la decisión de AHCA de editar en gran medida los informes.

Poco después, sin aviso, AHCA limpió su sitio de Internet de todas las inspecciones de hogares de ancianos, protegiendo a la industria en detrimento de los consumidores.

“Estoy aturdida”, dijo Barbara A. Petersen, presidenta de First Amendment Foundation en Tallahassee, un grupo que aboga por la transparencia en el gobierno. “El gobierno sirve a la gente. Están causando un daño con consecuencias potencialmente graves”.

En las últimas semanas, Petersen necesitaba encontrar un hogar de ancianos para su padre de 96 años en Colorado. La instalación de residencia asistida donde vivía ya no era apropiada y Petersen solo tenía 48 horas para sacarlo de ahí.

“Si yo hubiera tenido que hacer eso aquí, sin la información que antes estaba disponible en Internet, hubiera tenido que enviar una solicitud de registros públicos. Y, como sabemos, lleva mucho tiempo producir registros públicos. Mientras tanto, iba a estar atrapada en la decisión más difícil de mi vida sin ninguna información”.

“Ponemos una confianza enorme en esos hogares, y debemos tomar las mejores decisiones para nuestras familias. Honestamente, esto no tiene sentido “, agregó Petersen.

Una portavoz de la agencia de salud dijo que tanto el sitio web de AHCA, como el sitio federal de Medicare.gov permiten a los consumidores comparar hogares a lo largo de una gama de indicadores, incluida la calidad de vida, nutrición y abusos.

“AHCA va más allá de la ley de Florida en cuanto a la cantidad de información que ponemos a disposición en línea”, dijo la vocera Mallory McManus. “El sitio web de AHCA www.FloridaHealthFinder.gov permite a los consumidores comparar los asilos de ancianos según su calificación de inspección. Los consumidores pueden buscar por condado, código postal e incluso por los servicios que se ofrecen en todos los hogares de ancianos de Florida. Eso brinda a las familias más información para que tomen decisiones sobre atención médica para sus seres queridos”.

El Herald no pudo hablar con los administradores del hogar de Hialeah Gardens. Los representantes de Signature HealthCARE no respondieron las solicitudes para que hicieran comentarios. McManus dijo que los reguladores de salud eliminaron la calificación de “peligro inminente” del hogar de ancianos días tras la muerte de Vásquez después de que los administradores demostraron que habían mejorado la seguridad del lugar. “Nuestra Agencia esperaba una acción rápida para eliminar el riesgo potencial de la personas. Durante una visita de revisión el 5 de julio [del 2012], se determinó que la instalación había implementado medidas que eliminaban la amenaza de grave riesgo para los pacientes, dijo McManus.

“Nuestra agencia responsabilizó a esta instalación y todas las deficiencias fueron corregidas”, dijo McManus.

El plan de corrección del hogar de ancianos incluía una larga lista de acciones que tomaron los administradores para mejorar la seguridad, incluida una revisión exhaustiva de los registros médicos de todos los residentes, nuevas políticas para garantizar que se cumplan las órdenes de los médicos, un mejor control de los síntomas de los pacientes psiquiátricos y auditoría de los registros de todos los pacientes con medicamentos para la salud mental para “asegurarse de que el psiquiatra los haya visto tal como se les ordenó”.

18
Noviembre

Es una batalla que le ha costado a los contribuyentes de North Miami casi $175,000 y sigue siendo una nube oscura en una ciudad que trata de dejar atrás el controversial tiroteo por parte de la policía.

1467972051 686850 1467976685 sumario normal recorte1

Y ahora, 16 meses después que el terapeuta Charles Kinsey fue herido de bala mientras estaba en el suelo boca arriba con las manos en el aire mientras trataba de proteger a un paciente autista, el comandante policial Emile Hollant ha demandado a la ciudad de North Miami.

Hollant, comandante de la operación en el caótico tiroteo en julio del 2016 que puso a la ciudad en las noticias nacionales, no ha trabajado ni un día desde el día de los hechos. Pero durante ese tiempo ha seguido cobrando normalmente y acumulando prestaciones. El gobierno municipal, que trataba de evitar una demanda, nunca lo despidió. Y Hollant se negó a renunciar.

 

Tratando de forzar al gobierno, Hollant presentó el viernes una demanda en un tribunal federal, en que exige $5 millones en compensación por daños y alega que la ciudad infringió sus derechos civiles, le provocó angustia y lo penaliza por haber hecho denuncias, entre otras cosas.

1467972051 686850 1467976722 sumario normal recorte1

“Emile Hollant ha sido crucificado, le han destruido la vida y colocado virtualmente en arresto domiciliario durante casi dos años”, dijo el viernes Michael Pizzi, el abogado de Hollant. “Se han involucrado un patrón de mentiras, engaños y en una cacería de brujas irresponsable”.

Estas son las condiciones de la licencia administrativa de Hollant si desea que le sigan pagando su salario y prestaciones, que son de aproximadamente $131,000 al año: tiene que estar en su casa durante las horas de trabajo. Solamente puede salir en ese horario con la autorización de un supervisor. Fuera del horario de trabajo, los fines de semana y los días feriados, puede hacer lo que le venga en gana. Holland, de 55 años, también acumula vacaciones.

17
Noviembre

ACNUR deplora ‘el alarmante’ número de asesinatos contra líderes indígenas en Colombia y reclama una protección adecuada para ellos. 

El portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) William Spindler indicó el viernes que para la agencia de la ONU es “una preocupación creciente el aumento de asesinatos y amenazas contra defensores de los Derechos Humanos y líderes comunitarios en la costa del Pacífico”, que en la mayoría de los casos, precisó, son indígenas o afrodescendientes.

De acuerdo con ACNUR, en el último año se han producido 78 muertes violentas de líderes y miembros de organizaciones sociales, aunque se cree que podrían sumarse al menos otros trece casos que están actualmente bajo investigación. “De todas formas, es alarmante”, señaló.

“Vimos que era un problema recurrente, investigamos y confirmamos que sí, que hay un patrón (de asesinatos)”, afirmó Spindler en una rueda de prensa.

Spindler hizo referencia al caso de José Jair Cortés, líder afrodescendiente de la comunidad de Alto Mira y Frontera, en el departamento de Tumaco, que fue asesinado el pasado 17 de octubre, a pesar de que estaba bajo protección de las autoridades colombianas en ese momento por las reiteradas amenazas de muerte que había recibido.

Desde ese momento, otros siete han sido asesinados y muchísimos más amenazados, según los datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Spindler atribuyó la escalada de violencia a la pugna que se ha desatado en los antiguos territorios de la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), entre organizaciones criminales que quieren hacerse con sus negocios ilícitos, como el narcotráfico o la minería ilegal.

“Los retrasos y problemas en la implementación a nivel local de los principales puntos del acuerdo de paz, como la sustitución voluntaria de los cultivos ilícitos, han incrementado la incertidumbre en un entorno donde la presencia del Estado sigue siendo débil”, explicó.

Por ello, solicitó al Gobierno colombiano “una protección adecuada de las poblaciones más afectadas”. Además, pidió medidas adicionales para garantizar la seguridad de estas comunidades, entre ellas mayor presencia policial y mejorar la red de telecomunicaciones para facilitar las denuncias.

17
Noviembre

Tim Piazza, estudiante de la Universidad Estatal de Pensilvania, fue declarado muerto en la madrugada del 4 de febrero pasado.

Al igual que otros 13 aspirantes a la fraternidad Beta Theta Pi, el joven de 19 años participaba en un evento de iniciación que incluía ingerir una mezcla de bebidas alcohólicas a un ritmo rápido.

Las autoridades de Estados Unidos anunciaron el lunes pasado que el FBI recuperó un video de vigilancia de la noche de su muerte que, al parecer, fue eliminado intencionalmente.

La grabación mostraba que a Tim le dieron al menos 18 bebidas durante 82 minutos, antes de que cayera de una altura de 4,6 metros por los escalones del sótano de la casa de la fraternidad.

Sin embargo, pasaron al menos 12 horas antes de que cualquiera de los miembros de Beta Theta Pi llamara a los servicios de emergencia.

Los informes médicos indicaron que tenía una fractura de cráneo y lesiones cerebrales traumáticas irreversibles, su bazo se había roto en varios lugares, lo que provocó una hemorragia interna extensa y un shock hemorrágico.

Ahora 26 miembros de Beta Theta Pi enfrentan cargos relacionados con su muerte que van desde hacer novatadas, algo ilegal en partes de Estados Unidos, hasta homicidio involuntario.

 

No es un caso único

 

Otros tres estudiantes en diferentes universidades de Estados Unidos han muerto desde el incidente de Tim, dos de ellos en las últimas semanas.

Y es que, en total, se han registrado 70 muertes de estudiantes atribuidas a su participación en fraternidades desde 2000, un número que no incluye a los fallecimientos considerados como "accidentes".

"Las universidades tienden a no ser reguladoras hasta que alguien muere", asegura el periodista de Bloomberg John Hechinger, autor de True Gentleman: The Broken Pledge of America's Fraternities (Un verdadero caballero: la promesa incumplida de las fraternidades de EE.UU.) una investigación de dos años sobre las fraternidades de Estados Unidos.

"Cada vez tienen más poder, mientras aumentan también las preocupaciones sobre ellas", sostiene en diálogo con la BBC.

Página 1 de 936