Lo Más Leído

26
Mayo

Un atentado contra musulmanes chiíes en una mezquita en la localidad de Al Qadih, en Arabia Saudita, dio un nuevo giro al sordo enfrentamiento entre la monarquía saudí y el gobierno revolucionario iraní.

El atentado suicida fue reivindicado por el grupo terrorista, Estado Islámico, EI, coincidió con la oración del mediodía del viernes, la más importante para los musulmanes, estando el templo repleto de fieles. La provincia oriental de Al Qadih, pertenece a la región de Al Sharquiya y es de mayoría chiíes.

Los chiíes, al igual que en la vecina Bahrein, son una minoría en Arabia Saudita, apenas un 10%, pero en el este del país son mayoría. Esa región concentra las ricas reservas de hidrocarburos, por lo que tiene un importante valor estratégico. Cerca de Qadih, en Ras Tanura, está situada la mayor terminal de exportación de petróleo del mundo. Los chiíes del este han sido históricamente, discriminados económica y políticamente por la monarquía sunita. Los wahabíes, corriente suní dominante en el país, consideran a los musulmanes chiíes, una secta herética.

El grado de desarrollo del este saudita, está por debajo de la media del país. La monarquía suní ha intentado incluso cambiar la demografía de la zona, a través de planes de reasentamiento. La demanda histórica de la población shiíta de Qadih, es el fin de su marginalización y la distribución equitativa de la riqueza.

En noviembre de 1979, los chiíes de Qadih se movilizaron en demanda de sus reivindicaciones influenciados por el triunfo de la Revolución Islámica iraní. Desde entonces, Riad teme la influencia de Irán sobre su población shiíta, y cada vez que hay una legítima protesta acusa a los ayatolas.

El pasado noviembre, en una grabación atribuida al dirigente del grupo terrorista, EI, Abu Bakr al Bagdadi, quien en junio de 2014 proclamó un califato en las zonas bajo control de Siria e Irak, llamó a la guerra en Arabia Saudita. Al Bagdadi llamó a los saudíes a rebelarse contra los chiíes de su país, la familia gobernante, Al Saud, y al Ejército saudita.

No es un secreto que el EI fue financiado, entrenado y armado por las potencias occidentales y sus aliados árabes del golfo Pérsico, para desestabilizar al gobierno sirio durante las movilizaciones pacíficas de la llamada “primavera árabe” que conmocionó a los Estados del Medio Oriente.

Sin embargo, al igual que Al Qaeda en Afganistán, el EI ha devenido en Frankeisten para sus mentores, suponiendo que los atentados contra la comunidad shiíta, no sean una represalia de la monarquía contra la supuesta injerencia de Irán.

Lo que resulta un gran misterio militar al cumplirse un año de la caída de Mosul, la segunda ciudad iraquí y la proclamación del Califato terrorista, es la fortaleza sostenida del EI que como Estado virtual, ocupa tres de las capitales de provincia, dos en Irak y una en Siria. Con la caída de Ramadi, la extensa provincia suní de Anbar, próxima a Bagdad, está prácticamente en sus manos, incluyendo la refinería de Baiji.

A pesar de que la coalición de 60 países liderado por EU para detener al EI en Siria e Irak, cuenta con la más desarrollada tecnología de guerra, su efectividad militar deja mucho que desear a la hora de frenar la infantería terrorista, dando la impresión que los bombardeos son más una acción disuasiva contra el ex aliado, que la enérgica respuesta contra la organización terrorista.

21
Mayo

China continúa su acelerada carrera inversionista en América Latina y el Caribe, en un esfuerzo por adelantarse a otros importantes competidores. Desde hace años el gobierno de Xi Jinping ha incursionado en la región con proyectos que impactan por su audacia e impresionantes volúmenes de capital; en medio de preocupaciones por la disminución en la compra de materias primas en el área por parte de Beijing.

La firma este martes de acuerdos comerciales con Brasil que superan los 50,000 millones de dólares, entre los que se precia el proyecto de construir un ferrocarril que cruce la cordillera de los Andes y una las costas atlántica y pacífica, como si se tratara de un cuchillo que atraviesa una barra de mantequilla, asegura la privilegiada posición para China de ser el primer socio comercial del gigante sudamericano.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, quien suscribió con el primer ministro chino, Li Keqiang, los documentos oficiales expresó que: “Un nuevo camino a Asia se abrirá para Brasil”. Asimismo, cuando hay un manifiesto deterioro en el crecimiento económico carioca, se anunció un financiamiento ascendente a 7,000 millones de dólares para negocios con Petrobras, empresa estatal envuelta en escándalos de corrupción.

Otros planes incorporarían a países de la zona a nuevos megaproyectos contenidos en una amplia agenda de inversiones en Latinoamérica.

Según los pronósticos preliminares de las Naciones Unidas, la economía de América Latina crecería este año entre 1.3% y 2.4%, sujetos a las veleidades de los mercados y a factores que se salen de la nómina de lo previsto. En sus cálculos el crecimiento de China seguiría siendo lento, pero alcanzaría -nada menos- que un 6,8% en 2015; y preveía una recuperación de las inversiones, con grandes proyectos en algunos países como Brasil, lo cual ya es un hecho.

Es oportuno recordar que a fines de marzo, más de 40 países confirmaron su disposición a fundar el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), en respuesta a una propuesta de China. Se trata de un ambicioso proyecto financiero multilateral que constituye un torpedo contra la política de negociaciones bilaterales de Estados Unidos (que se opone a la creación de esta entidad).

Países como Rusia, Brasil, Holanda, Dinamarca, Georgia, Turquía y Corea del Sur, entre otros, se incorporaron de inmediato a la convocatoria china, mientras Estados Unidos, Japón y Canadá se mantenían al margen.

Algunos participantes en el Foro de Boao 2015, se preguntaban si la iniciativa de Beijing constituye un reto para el orden financiero internacional que encabeza Estados Unidos y de ahí su aparente indiferencia.

Un experto calificó la creación del banco como una bendición y que no sea un rehén de la historia. Como se sabe, China proveerá 50,000 millones de dólares, cifra equivalente a lo acordado con Brasil a principios de semana, y la posibilidad de elevarlo hasta 100,000 millones de dólares.

Según se informó, estos recursos se destinarán a países de la región interesados en desarrollar su infraestructura y se vincula al programa del Cinturón Económico y la Ruta Marítima de la Seda, también a iniciativa de las autoridades chinas. No hay que hacer caso al horóscopo, cualquier similitud con el “corte del subcontinente americano”, a tenor con los recientes acuerdos entre China y Brasil es pura coincidencia.

19
Mayo

En este nuevo aniversario del nacimiento de Augusto César Sandino (18 de Mayo de 1895) comparto la carta que el gran patriota nuestroamericano le enviara a Froylán Turcios, poeta, ensayista y diplomático hondureño, director de la Revista Ariel, y permanente colaborador del “general de hombres libres” en su campaña contra la ocupación norteamericana de Nicaragua.

La carta caracteriza con exactitud la actitud de Washington hacia nuestros países, atizando la hoguera de las disputas territoriales y fomentando la discordia y la desunión para, de ese modo, caer indefensos ante la arremetida imperial.

Lo denunciaba Sandino en 1928 y su juicio sigue siendo tan válido hoy como lo fuera ayer cuando se comprueban las maniobras estadounidenses para sabotear a la UNASUR, la CELAC y para exacerbar la rivalidad entre nuestros pueblos.

La figura de este gran revolucionario y eximio jefe militar asesinado por el dictador Anastasio Somoza en 1934 había quedado relegada a la memoria oral del pueblo nicaragüense. Le debemos al periodista y ensayista argentino Gregorio Selser el enorme mérito de haber rescatado su ejemplo y proyectado su figura a toda América Latina y el Caribe cuando en 1955 publicó en Buenos Aires su: Sandino, General de Hombres Libres, precipitando a partir de ese momento la revalorización del legado antiimperialista del líder nicaragüense y la fecundidad de su estrategia militar, exitosamente puesta en práctica años despuéspor el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

 

La carta dice así:

 

El Chipotón, 10 de Junio de 1928.

 

Grande estimado maestro y amigo:

 

Con profunda sorpresa leí en Ariel del 1° de Mayo último, sus palabras editoriales, relativas al peligro en que se halla la integridad territorial de Honduras, en lo que respecta a la cuestión de límites con Guatemala. Tanto sus palabras, como las que reproduce del editorial de El Cronista de esa ciudad, hicieron que sintiera por un momento helada mi sangre. Pronto comprendí que personajes de la política imperialista yanqui, son los atizadores de esta hoguera centroamericana.

En estos instantes me preocupan más las graves dificultades entre ustedes, los dirigentes de Centro América, o sea la Patria Grande, que la causa que yo mismo estoy defendiendo con mis pocos centenares de bravos; porque me convenzo que con nuestra firmeza de ánimo y el terror que hemos logrado sembrar en el corazón de los piratas, nuestro final será evidente, mientras tanto que ustedes están rodeados de patricidas que siempre andan al olfato de las causas grandes, para dejar en ellas la semilla de la traición.

En nombre de Nicaragua, de Honduras, de Guatemala y en nombre de Dios, querido amigo mío, yo le suplico a usted y a todos los hombres de entendimiento y claro patriotismo de América Central, traten de evitar por todos los medios posibles, el acaloramiento de ánimos y la ruptura de nosotros mismos. Ustedes están en la obligación de hacer comprender al pueblo de América Latina, que entre nosotros no deben existir fronteras y que todos estamos en el deber preciso de preocuparnos por la suerte de cada uno de los pueblos de la América Hispana, porque todos estamos corriendo la misma suerte ante la política colonizadora y absorbente de los imperialistas yanquis. Las bestias rubias están colocadas en uno de los extremos de la América Latina y desde allí observan ávidas nuestros movimientos políticos y económicos: ellos conocen nuestra ligereza de carácter y procuran mantener latente entre uno y otro país nuestros graves problemas sin resolver. Por ejemplo, la cuestión de límites entre Guatemala y Honduras, entre Honduras y Nicaragua: el asunto canalero entre Nicaragua y Costa Rica, la cuestión del Golfo de Fonseca entre El Salvador, Honduras y Nicaragua; la cuestión de Tacna y Arica entre Perú y Chile. Y así por el estilo, hay un encadenamiento de importantes asuntos en resolución entre nosotros. Los yanquis nos tienen bien estudiados y se aprovechan de nuestro estado de cultura y de la ligereza de nuestros caracteres para hacemos peligrar siempre que a los intereses de ellos conviene.

Tomando como se debe, por lema las frases anteriores, los yankees sólo pueden venir a nuestra América Latina como huéspedes; pero nunca como amos y señores, como pretenden hacerlo. No será extraño que a mí y a mi Ejército se nos encuentre en cualquier país de la América Latina donde el invasor asesino fije sus plantas en actitud de conquista.

Sandino es indohispano y no tiene fronteras en la América Latina. Sin más que recomendarle por ahora, querido maestro, le envío mi corazón, con el cual le hablo en esta carta.

 

Patria y libertad.

Augusto C. Sandino

17
Mayo

Uno de los alegatos con mayor frecuencia utilizados por las llamadas “potencias occidentales” para amenazar, chantajear o finalmente intervenir militarmente si es preciso en los países del Tercer Mundo cuyos gobiernos se muestran reacios a seguir los dictados imperiales -muy especialmente si se trata de Estados Unidos- es el que, convertido en mito socorrido cuando les conviene, concierne al tema de los “derechos humanos”.

Utilizado de manera arbitraria y selectiva, sin distinguir entre unos y otros ni entre sus diferentes formas o magnitudes de violación si esta fuera cierta, Washington y sus socios más cercanos ejercieron una verdadera “dictadura de los derechos humanos” interpretados a su manera y convenientemente reflejados y manipulados por los grandes consorcios de la prensa internacional a su servicio.

Desde el antiguo Comité de Derechos Humanos regido por las viejas normativas, que siempre otorgaban ventajas numéricas y una absoluta parcialidad de las reglas a favor de los poderosos, Estados Unidos se las arreglaba para otorgar invariablemente condenas o absoluciones a su capricho, así como ocultamiento, siempre en dependencia de sus intereses imperiales.

Intentando cambiar -al menos en cierta medida- las arbitrarias reglas de juego prevalecientes y tras una larga lucha política-diplomática, surgió el actual Consejo de Derechos Humanos, también en el seno de la ONU con sede en Ginebra y sujeto a renovadas normas y reglamentaciones que pueden hacer viable siquiera una condena verbal o formal -llegada la ocasión- a los Estados - farsantes o manipuladores, creadores a su alrededor del mito de los “derechos humanos”. Tal es el caso exacto de Estados Unidos, cuyo Departamento de Estado mantiene, además, una lista particular de descalificaciones y supuestos violadores, según su óptica.

Por eso resultó un acontecimiento notable que al someterse Estados Unidos al novedoso procedimiento del Examen Periódico Universal de Derechos Humanos durante la pasada semana, la absoluta mayoría de los 121 países participantes hicieran referencias condenatorias a las brutales prácticas policiales discriminatorias que prevalecen hoy en el país imperial, las torturas y los asesinatos que allí ocurren.

Muchos de ellos señalaron que estas acciones policiales represivas se dirigen específicamente contra determinados sectores sociales identificados como minorías de bajo ingreso, en particular los afro descendientes agredidos o asesinados recientemente en Missouri, Baltimore y Ohio, citados como ejemplos.

Se demandó también a Estados Unidos por parte de la gran mayoría de los 121 oradores que intervinieron a imponer una moratoria en los estados que aún practican la pena de muerte y encaminarse hacia la abolición de la pena capital. También se exhortó al gobierno y al Congreso de Washington a que finalmente ratifiquen los no pocos tratados que aún tienen pendientes de hacerlo, como los relacionados con los derechos del niño, la mujer y los trabajadores migratorios.

Al ensayar una respuesta, el vicefiscal general adjunto David Bitkower admitió que eran amplia mayoría los afro descendientes y los migrantes que aguardan sentencia en “el corredor de la muerte”, aunque destacó que durante el año pasado la cifra de ejecutados “sólo llegó a 35 casos”.