Lo Más Leído

11
Marzo

Cuando el próximo mes de mayo François Hollande aterrice en La Habana se consumará un hecho sin precedentes: nunca un presidente de Francia ha estado en Cuba.
Durante décadas el aislamiento provocado por el bloqueo norteamericano impidió casi completamente los contactos políticos y diplomáticos de Cuba con América Latina, Estados Unidos y Europa. Las escasas visitas de alto nivel a la isla durante un largo período fueron un botón de muestra.
En 1975, dieciséis años después del triunfo de la Revolución, llegó a Cuba Olof Palme, Primer Ministro de Suecia y el primer jefe de gobierno de Europa Occidental en visitar la isla desde 1959. Poco después, en 1976 lo hizo Felipe González, Primer Ministro de España. El mismo año viajó a la capital cubana, Pierre Tradeu, Primer Ministro de Canadá.
El hecho de que en 1961 Cuba optara por el socialismo y estableciera nuevas alianzas políticas, abrió espacios a su comercio y creó múltiples relaciones, sin que ello favoreciera la llegada de mandatarios de aquel entorno. Tardaron 15 años, hasta 1974, cuando arribó a La Habana Leonid Breznev, primer líder de un país socialista europeo en visitar Cuba. Veinticuatro años después, en 1998, en el ocaso de su carrera, lo hizo Mijaíl Gorbachov.
El primer jefe de gobierno extranjero que visitó Cuba después del triunfo de la Revolución fue Cheddy Jagan, Primer Ministro de Guyana, en 1960. En octubre de 1962 lo hizo Ahmed Ben Bella, Presidente de Argelia, primer mandatario de Africa del Norte que estuvo en Cuba.
Trece años después del triunfo revolucionario, Cuba fue honrada con la primera visita de un Jefe de Estado latinoamericano, Salvador Allende, que lo hizo en 1972. En septiembre del mismo año arribó Julius Nyerere, Presidente de Tanzania, primer líder del Africa negra de visita en Cuba.
La de Francia fue la segunda de las grandes revoluciones que en el siglo XVIII forzaron un cambio de época. Antes, en 1776, ocurrió la de las Trece Colonias de Norteamérica. Aquellos movimientos políticos introdujeron la democracia liberal, aunque con notables diferencias institucionales.
Debido a sus intensos conflictos internos y a la resistencia del entorno europeo, la Revolución Francesa tardó en consolidar la república, vivió varias restauraciones, y no puso fin a la monarquía en Europa, que sobrevive hasta hoy. En cambio, siguiendo la pauta norteamericana, en Iberoamérica se formaron más de 20 repúblicas, todas presidencialistas.
Es imposible establecer hasta dónde las estructuras republicanas y el presidencialismo influyeron en el errático desempeño de la institucionalidad política latinoamericana. No obstante, tales fórmulas se han incorporado a la cultura política de los pueblos de la región que cada cierto tiempo eligen a sus gobernantes. Así, en una noria eterna, han llegado al poder prohombres y sátrapas, figuras y figurillas. Allá nos vemos.

07
Marzo

Las viejas prácticas electorales para lograr fines políticos tuvo una muestra mediática espectacular con la reciente presentación del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en el Congreso estadounidense.
Invitado por los republicanos, que dominan las dos cámaras en el Legislativo, Netanyahu se despachó a su gusto y al de sus anfitriones al decir lo que los conservadores querían escuchar: la crítica a la administración demócrata por su participación en las negociaciones con Irán sobre su programa nuclear.
En un gesto que rompe con los ritos protocolares, el gobernante hebreo, quien no fue invitado por el presidente Barack Obama ni recibido por él, dijo ante una plenaria: que “es mejor ningún acuerdo a un mal acuerdo”; y dejó en el aire contaminado del recinto la idea de que la Casa Blanca podría ser la responsable de que Teherán se haga del arma atómica, con sus peligrosas consecuencias para la seguridad y existencia de Israel. Entre paréntesis, se calcula que Tel Aviv posee unas 200 ojivas nucleares.
El hábil gobernante estaba consciente de que representaba las preocupaciones de los países que conforman el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), integrado por Arabia, Kuwait, Bahrein, Qatar, Emiratos Arabes Unidos y Omán, que temen que un pacto con el gobierno persa no impida que Irán se convierta en una potencia nuclear.
Pero uno de los objetivos del corrupto millonario y líder del Likud era captar votos para la reelección que tendrá lugar en Israel este 17 de marzo y diluir en ácido la acusación de poseer una cuenta bancaria en un paraíso fiscal, y de mantener sus lujosas residencias a un costo de 940,000 dólares anuales, con el dinero de los contribuyentes, mientras lanza un manto de opacidad sobre los críticos problemas económicos, sociales y financieros del país.
En 2012, la prensa destacó la lujosa vida del Jeque judío, al presentar facturas por miles de dólares por el mantenimiento de sus residencias; así como la inversión de otros miles en velas de fragancia y arreglos florales, que no salieron de sus abultados bolsillos.
Pero “nimiedades” aparte, teniendo en cuenta la compleja inestabilidad que vive la región, incrementada por los avances del Estado Islámico, y las sangrientas pugnas sectarias entre sunitas y chiítas, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien sostuvo previamente varias conversaciones en Suiza con su homólogo iraní, Mohammad Javad Zarif, viajó de inmediato a Medio Oriente y se reunió con los representantes del CCG en un esfuerzo por aquietar los ánimos.
La monarquía de Arabia Saudita, que lidera la corriente suní en la zona, estaría convencida que Teherán apoya a los gobiernos de Irak y Siria (ambos chiítas), y mantiene vínculos con los rebeldes yemenitas -de la misma rama del Islam- que despojaron del poder a un Gobierno que respondía al Consejo de Cooperación del Golfo y a Estados Unidos.
Es innecesario acotar que el enclave geopolítico es de primer orden para Washington.
Según un reporte de Reuters, Kerry habría asegurado: “Mientras debatimos con Irán sobre su programa nuclear, no vamos a apartar nuestra vista del resto de las acciones desestabilizadoras de Irán en otros lugares como Siria, Líbano, Irak y la península Arábiga, en especial Yemen”.
Aunque Netanyahu calificó su visita y su discurso en el Congreso de Estados Unidos como una “misión histórica”, no había logrado hasta ayer cambiar radicalmente el panorama electoral en su país; mientras muchos lo critican por escoger el lugar y la forma inadecuados para lanzar las diatribas contra la administración de Obama y estimular las fisuras entre el Congreso y el Ejecutivo.
Por su parte, el presidente estadounidense cuestionó el retórico discurso del mandatario hebreo, que no fue capaz de proponer una alternativa viable a las negociaciones con Irán.
Sin embargo, no obstante la profunda y pública animadversión entre Barack Obama y Benjamín Netanyahu, continuarán las sesiones de Teherán con los 5 + 1 (los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) sobre el polémico programa nuclear que el régimen de Hasan Rohani afirma tiene un carácter pacífico.
Además, la disputa tiene un carácter coyuntural. Los nubarrones pasan, mientras el Sol no pierde sus hábitos. Por el momento, nada cambiará la naturaleza de una alianza que se basa más en el sentido pragmático que en los salmos bíblicos.
¡Me atrevo a decir que si Israel atacara a Irán…Estados Unidos no lo abandonaría!

05
Marzo

Occidente no es capaz de imaginar su existencia sin controlar el planeta, ve la guerra en contra de la verdadera libertad, la justicia social y el internacionalismo, como "la guerra por su supervivencia".

El Imperio está en su ataque final contra todas las naciones independientes que están de pie en su camino a la hegemonía absoluta y el control del mundo.
He dedicado los últimos dos años a escribir y hacer películas sobre aquellos países que son claramente detectables en la 'lista de aciertos", compilado por los maestros neocolonialistas en Washington, París y Londres.

La lista es larga y diversa: Rusia y China, Corea del Norte, Eritrea, Zimbawe, Sudáfrica, Irán, Siria, Tailandia, Egipto, y por supuesto Venezuela, Cuba, Ecuador, Argentina, e incluso Brasil.

Las tácticas para desestabilizar a cada nación en particular varían, y lo mismo ocurre con la intensidad de los ataques. Pero, en esencia, todos los países que se atreven en insistir en su propio curso independiente, en alimentar y mejorar la vida de su propio pueblo, se han enfrentado a un gran peligro.

Escribí un libro entero sobre el tema: "Luchando contra el imperialismo Occidental", y hay otro, uno mucho más largo, que saldrá pronto, se titula "Mentiras. La exposición del Imperio".

Escribí acerca de los crímenes cometidos por el Imperio contra Cuba y Venezuela, e hice una película para TeleSur, sobre cómo Occidente "descarriló" la primavera árabe en Egipto. Investigué el apoyo de Occidente a la monarquía Tailandesa, los militares y sus élites, y estudié el proceso de lavado de cerebros que condujo a la reciente, anti-China, “Umbrella Revolution”, en Hong Kong. Visité Corea del Norte y Eritrea, dos países que Occidente los encajona en una esquina, y luego los aísla, sanciona y demoniza. Conduje a través de toda Ucrania, el año pasado, y lo que vi era un país confundido y totalmente descarrilado, siendo provocado y empujado hacia el desastre absoluto por fuerzas externas, procedentes de Occidente. Y analicé las presiones externas "blandas", de los que tratan de derrocar los intentos de construir Socialismo en Zimbabwe y Sudáfrica.

En todos los países antes mencionados, Occidente en general y los EE.UU, en particular, han estado extremadamente ocupados, manufacturando, incluso produciendo en masa, movimientos de oposición.

En algunos casos, cuando "todo lo demás ha fallado" y las naciones se niegan a sucumbir al bandolerismo Occidental y su terror, se utilizó la fuerza directa, y millones de vidas fueron destruidas o terminadas, como sucedió en Siria, Libia y ahora de nuevo en Irak.

Hace apenas dos meses, me quedé a sólo 6 kilómetros de Mosul, en Irak, en la "frontera" entre ISIS y el llamado Kurdistán iraquí. El bombardeo aéreo de Estados Unidos y sus drones destruyeron los pueblos que me rodeaban. ISIS, que sostenía sus posiciones a sólo uno o dos kilómetros por delante de mí, fueron creados, entrenados y armados por la OTAN: en los llamados "campos de refugiados Sirios”, que creó en Turquía y Jordania. Informé sobre esto por más de 2 años, a casi todos los medios de comunicación alternativos.

Cada 'movimiento de oposición’, ONG o fragmento de la "sociedad civil" que Occidente ha estado creando, con el fin de desestabilizar y arruinar países ‘rebeldes’, de mentalidad independiente, se etiquetan como "pro-democráticos".

En realidad, estos movimientos han consistido sobre todo de elementos apátridas bien remunerados, dotados con mercenarios y traidores.

Pero la "producción en masa" de tales elementos y "movimientos de oposición”, en algún momento comenzó a ser contraproducente. Se debe a que no todas las personas están a la venta! Debido a que en algunos países, como Venezuela y Cuba, la mayoría de los ciudadanos pronto se dieron cuenta de lo que realmente estaba pasando!

En Cuba y Venezuela, el patriotismo y fervor revolucionario, así como la dignidad, ha logrado hasta ahora derrotar las intervenciones extranjeras. 'La Patria no se vende!"

Lo que no significa que el peligro ha pasado!

El Imperio está verdaderamente desesperado. Es muy consciente de que está perdiendo rápidamente apoyo, en todo el mundo, y que si Venezuela y Cuba, China y Rusia y otros países de mentalidad independiente pueden administrar y prevalecer y defender su curso, su fuerza brutal no podrá asustar al mundo por mucho más tiempo!

Nuestros medios de comunicación, Telesur y RT, Press TV, CCTV y otras redes verdaderamente anti-imperialistas, están inspirando a cientos de millones de personas en todo el mundo. Estamos librando una guerra verdadera y épica en la radio, en medios impresos y en línea. Es la Gran Guerra de medios que estamos luchando, contra la desinformación y la propaganda - una guerra que se había lanzado contra el pueblo por décadas y siglos atrás por parte de los medios de comunicación colonialistas, imperialistas y organizaciones Occidentales. Y estamos ganando! Las voces de libertad y revolución están siendo escuchadas en todos los continentes.

El Imperio y millones de sus agentes son muy conscientes de lo que está sucediendo. Nuestro optimismo y entusiasmo revolucionario es mucho más atractivo que el nihilismo oscuro del Imperio! Y debido a que Occidente no es capaz de imaginar su existencia sin controlar el planeta, ve la guerra en contra de la verdadera libertad, la justicia social y el internacionalismo, como "la guerra por su supervivencia".

Para nosotros, se trata de una guerra por la supervivencia, también! No porque queremos controlar (no lo hacemos!), Sino simplemente porque queremos vivir! Queremos vivir nuestras propias vidas, en nuestros propios sistemas políticos, económicos y sociales, como pueblo libre.

*El último intento de golpe importado contra Venezuela ha fracasado; la última cruzada, una chispa de la "Doctrina Monroe".

Ahora tenemos que dar detalles, incluyendo las más espantosas y avergonzar a los EE.UU, que obviamente está detrás de este acto atroz. Tenemos que acercarnos a la ONU y a los tribunales internacionales. Sí, son moralmente corruptos y están del lado de los autores, no con las víctimas; y defienden los intereses de las potencias Occidentales. Pero aun así debemos hacerlo, como una cuestión de principio; al menos deberíamos intentarlo.

Este es también el momento para mostrar su solidaridad. Toda América Latina tiene que unirse en la condena de este intento de golpe de Estado. En realidad, lo está haciendo, a través de UNASUR, y también Estado por Estado.

Pero esto todavía no es suficiente!

Los Estados Unidos, o cualquier otra nación que interfiere con tanta arrogancia en los asuntos de otro país independiente, deben enfrentar las consecuencias. Las sanciones deben imponerse! No es poco realista. Si no a través de la ONU, entonces deben ser impuestas a través de UNASUR.

A menos que tales actos de terror sean castigados, nada cambiará. Por lo tanto, tenemos que encontrar la manera de castigar sus acciones.

Occidente puede estar encabezando su último gran ataque contra el resto del mundo, pero si se unen, este mundo no puede y no será derrotado.
Y a Venezuela, uno de los líderes del mundo libre de verdad, no puede y no se le permitirá a caer! 

01
Marzo

En una entrevista que sostuvo en 1963 el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, con el abogado estadounidense, James Donovan, y en la que se abordó un posible mejoramiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, el hombre de confianza del presidente John F. Kennedy, le preguntó al gobernante de la isla: “¿Sabe cómo hacen el amor los puercoespines?”. Y se respondió a sí mismo: “Con mucho cuidado”.

Donovan fue enviado a Cuba para negociar con Fidel Castro la liberación de los más de mil hombres capturados durante la derrotada invasión que desembarcó por Bahía de Cochinos y fue aplastada por las fuerzas revolucionarias cubanas en sólo tres días en abril de 1961. La Brigada 2506, organizada y entrenada por la CIA, fue un legado que recibió Kennedy del presidente saliente en enero de ese año, el general Dwight Eisenhower (1953-1961).

En uno de sus viajes a Cuba en la primavera de 1963, para tratar sobre la liberación de un par de docenas de estadounidenses, entre ellos algunos agentes de la CIA, encarcelados por cargos de espionaje y sabotajes, y ya en un clima de confianza, se habló de la posibilidad de un acercamiento entre ambos países.

La anécdota podría reflejar el clima de expectativas generado respecto a las negociaciones que desarrollan, más de medio siglo después, los respectivos gobiernos de Washington y La Habana en un esfuerzo común por normalizar las relaciones bilaterales.

En un diálogo “a veces desafiante, pero honesto” y que se mueve sobre el estrecho de Florida como un péndulo entre ambas capitales, acaba de finalizar la segunda ronda negociadora en el Departamento de Estado.

Los calificativos de las partes sobre las conversaciones, nos llevan a pensar que, por encima de “serios desacuerdos”, el encuentro constituyó un elemento esperanzador para continuar las negociaciones con el definido objetivo de restablecer las relaciones diplomáticas y reabrir las respectivas embajadas.

En este sentido, uno de los principales diferendos en discusión, en términos de tiempo, estaría dado por la posición de Cuba de que es difícil restablecer relaciones con un país que la mantiene, en un listado de patrocinadores del terrorismo. La salida de ese registro constituye para La Habana “una cuestión de justicia”, que además debe reflejar “un cambio cualitativo en el tipo de relación que en estos días estamos discutiendo”.

Por otra parte, considera que es necesario hallar una solución a la difícil situación que enfrenta la Oficina de Intereses de Cuba en Washington al no encontrar una entidad bancaria que gestione sus operaciones.

La jefa de la delegación estadounidense, Roberta Jacobson, reiteró que su gobierno cumple con lo establecido en su país para satisfacer el requerimiento del Gobierno cubano de excluir a la isla del citado listado. Durante una conferencia de prensa, dijo que esperaba que se resolviera este diferendo antes de la Cumbre de las Américas el 10 de abril en Panamá, en la que participarán los presidentes Barack Obama y Raúl Castro. Aunque insistió en que ambos temas no eran vinculantes y se mostró optimista por el espíritu cooperativo que encontró durante las negociaciones.

Al respecto, Josefina Vidal, al frente de la delegación cubana, expresó poco después en la misión diplomática cubana en Washington que si en algunas semanas se recibía alguna noticia satisfactoria en relación con el tema de la exclusión de Cuba de esa lista, se podría empezar a conversar sobre “cómo formalizar el restablecimiento de las relaciones”.

Pero al referirse a lo expresado por Jacobson de que tenía optimismo de abrir las embajadas antes de la Cumbre de Panamá, Vidal dijo: “Si ella dijo eso, evidentemente a lo mejor ellos tienen razones para pensar que para esa fecha se habrá resuelto la situación bancaria, que es lo que estaría más vinculado a la apertura formal de una embajada”.

Finalmente, se anunció que delegaciones estadounidenses viajarán a La Habana este mes para abordar otros temas que abarcan desde las telecomunicaciones, hasta la seguridad aérea, la prevención de fraude migratorio, el tema referente a los derechos humanos, y el de explicar las medidas decretadas por el Gobierno de Barack Obama para aliviar aspectos relacionados con el embargo (bloqueo) a la isla.

Pero la pregunta del momento sigue en pie: ¿se establecerán en Washington y La Habana embajadas antes del encuentro de Barack Obama y Raúl Castro en Panamá?

Alguien aseveró que existe una dimensión insondable entre un sí y un no.

Por eso, quizá la respuesta más acertada sería: ¡Puede que sí! ¡Puede que no!