Lo Más Leído

19
Noviembre

Debería haber un comité popular de ética que sometiera a escrutinio y sanción el papel de aquellos “medios de comunicación” que solidarizaran con el plan de las mentiras en campaña y que, como resultado de su connivencia delincuencial probada, perdieran todo permiso para el uso de “medios” de manera definitiva… de por vida. Para garantizar la legitima libertad de expresión de la voluntad democrática. Por salud cultural y comunicacional para todos.

Debería exigirse, al lado de los requisitos para gozar de una candidatura (y del dinero del pueblo que eso conlleva en muchos países) la firma de compromisos de promesas, pasar de la palabrería de la “buena voluntad” aparente, a los proyectos realizables con explicación del sustento conceptual, político, técnico y financiero. Uno por uno caso por caso. Debería ser una exigencia pasar la prueba, el examen, que las bases decidan para garantizar el nivel de conocimiento y aceptación que desde la base debe tener cualquier candidato a cualquier cargo “público” o “privado”. Sin excusas porque de los cargos “privados” también salen dediciones que involucran a lo “público”.

Reina el desparpajo de la impunidad. Reina la alevosía en el descaro premeditado. Reina la estratagema del engaño que “embriaga” con demagogia a los votantes para traicionar lo dicho haciendo lo indecible. Reina el absolutismo de la desfachatez oligarca, irresponsable e impúdica, borracha de munición “antidisturbios” y oropel de “informativos” centrales. Ellos sonríen, bailan y cantan. Ellos se aplauden, se abrazan y se besan. Reina el relato de empresarios triunfadores de avaricia macabra sobre el abismo de las falacias donde pende de un hilo inflacionario la verdad que teje la amargura. Por decreto de “necesidad y urgencia”. Hay que ver el desastre que han hecho en México, en España, en USA…

Así las cosas nos llenan con “frases hechas” inyectadas de estafa. Nos llenan las calles con propaganda de “cambios” y “futuro”. Nos llenan el oído con promesas endulzadas entre nepotismo promiscuo y capitalismo de amigos. Nos infectan la vida con su oratoria esculpida con cinceles de predicadores. Hablan de progreso a cambio de votos; hablan de felicidad a cambio de votos; hablan de empleo, educación, justicia, salud y vivienda a cambio de votos y prometen oportunidades a granel, aquí y allá, oportunidades a raudales, oportunidades para todos y en todas partes… igualdad de de oportunidades pero no igualdad de condiciones. Eso es sólo para ellos. La mentira como moneda de curso legal.

Es la pachanga desaforada de la  “plus-mentira” convertida en parte del paisaje y en forma de resignación. Muchas personas aceptan que los “políticos” mientan porque andan en “campaña”. Como si fuese lógico o natural. La mentira premeditada queda liberada de toda culpa o penitencia. Reina la inmoralidad misma y se hace Cultura. El vacío de principios. La desfiguración alevosa de la realidad cómo signo de clase. El dogmatismo de la falacia, el fundamentalísimo de la irracionalidad impune. Y entonces lo falso es real.

Y, entonces, parece que la gracia es competir para ver quién miente “más bonito”. Quién promete “pobreza cero”, “hambre cero”, “desempleo cero”, “insalubridad cero”, “analfabetismo cero”… con desparpajo, sonrientes, rozagantes y cínicos. Acaso el “plus” de la mentira en la “pos-verdad” sea su capacidad de consenso aplastante, su manera de obturar la duda. Incluso su glamour autoritario. La “plus-mentira” basada en componentes dinámicos de usurpación simbólica para asesinar la verdad con las banderas de lo que se niega o se combate. Hitler se hizo llamar “socialista”, Franco en nombre de Dios produjo matazones diabólicas. Así que ni la “pos-verdad” ’ni la “plus-mentira” son novedades ni hallazgos teóricos actuales y acaso un factor decisivo, o de su vigencia, sea el uso de las tecnologías subordinándolas a sus fechorías. La tecnología aporta su “prestigio” para hacer más contundente el desprestigio de la verdad. Total pasará nada. Y todo conduce a la anti-política. Los procesos electorales convertidos, por las mafias en el poder, en emboscadas ideológicas.

Estamos en una encrucijada de importancia suprema donde toda idea de “democracia” está en peligro y bajo amenaza. Es litigio filosófico profundo y crítico que atañe a la “verdad” sus búsquedas, encuentros y desencuentros siempre históricos. No sobre el valor de su existencia social e histórica sino sobre sus depredadores aunque en la “pos-verdad” se los niegue. Y todo esto pone de relieve la responsabilidad social por la verdad, su lugar y sus desafíos.

Es fundamental desplegar fuerzas políticas empeñadas en sellar con la verdad cada pliegue de las luchas sociales; marcar con el fuego de la verdad cada hecho social o individual de las masas y para las masas. La verdad que expresa la ética política de la lucha emancipadora. La verdad desde las bases con sus derrotas y sus victorias. La verdad y sus procesos, sus logros reveladores como saltos cualitativos de conciencia y compromiso. La verdad que es táctica inmediata de combate, la verdad revolucionaria siempre. En suma, si el capitalismo anhela manipular la percepción, las creencias y la confianza de los pueblos con mentiras, rumores y calumnias, con promesas prefabricadas para que se conviertan en todo lo contrario, para venderse en campañas políticas modelo farándula; para imponer “guerras económicas” y convencernos de que la voluntad popular no es confiable o lograr que nadie pueda reconocer la verdad de las luchas y eso deje de tener importancia… entonces hay que doblar la apuesta por la verdad que habita en las bases, en los pueblos y en sus luchas. Mentir no es una gracia.

15
Octubre

Tanto México como Colombia han destinado enormes cantidades de su presupuesto para la compra de tecnología y equipo militar que no sólo han servido para combatir el narcotráfico, sino también para hacer un minucioso seguimiento a defensores de derechos humanos y miembros de movimientos sociales.

Con la implementación del Plan Colombia y la Iniciativa Mérida en México, el flujo de armamento, equipo militar y software de inteligencia aumentaron como nunca antes en ambos países. Detrás de la seguridad, pacificación y lucha contra el narcotráfico, se encuentra el negocio millonario del suministro de armamento que le cuesta vidas y recursos a ambos países. Tanto México como Colombia han destinado enormes cantidades de su presupuesto para la compra de tecnología y equipo militar que no sólo han servido para combatir el narcotráfico, sino también para hacer un minucioso seguimiento a defensores de derechos humanos y miembros de movimientos sociales. Específicamente en México, la cercanía con Estados Unidos implica, entre otras cosas, el flujo constante y creciente de armas y equipo militar al gobierno desde hace más de una década, pero, además, el flujo ilegal de armas al narcotráfico, el cual tiene a los mismos proveedores.

 

Colombia, el negocio de la seguridad

 

La implementación del Plan Colombia entre finales de los años 90 y principios del 2000, se terminó de articular con el ascenso al poder de Álvaro Uribe, quien gobernó el país -desde el año 2002- bajo el marco discursivo de la “seguridad”, por medio del cual se configuró un Ejecutivo “de mano dura” con el  “terrorismo”. El terrorismo se identificaba no únicamente con los actores del conflicto armado (guerrillas, paramilitares, narcotráfico), sino que también incluía a los “terroristas vestidos de civil”, es decir, periodistas, integrantes de ONG defensoras de los derechos humanos y sindicalistas que fueran críticos con su gobierno. La lucha contra la insurgencia fue ejecutada por medio de un importante incremento en el gasto militar. En 1990 éste se ubicaba en 2,2% en relación al PIB, con el inicio del Plan Colombia el presupuesto dobló su proporción, en el 2000  fue de 4,4% y en 2008  alcanzó su mayor nivel con 5,7% del PIB.

Según Privacy International[1], en la actualidad se destinan fondos, material y capacitación estadounidenses a unidades de élite de los servicios de inteligencia colombianos. Aunque la legislación colombiana concede prioridad a los artículos de seguridad y defensa nacional producidos en Colombia por fabricantes locales, el TLC entre Estados Unidos y Colombia de 2006, da libertad para tratar a las empresas estadounidenses como empresas locales, cuando participan en concursos públicos. Israel también es un importante proveedor militar. La empresa israelí-estadounidense Verint Systems suministró infraestructura de interceptación decisiva, utilizada por el DAS, la DIPOL y la DIJIN desde 2005. Verint Systems Ltd., es el socio israelí de Verint Systems Inc, radicada en Estados Unidos[2].

La base de datos del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI)[3] señala que el tipo de armamento que más se importó de Israel y EE.UU a Colombia (entre 2001 y 2016) fueron bombas guiadas, misiles Python, aviones Kfir, carros blindados Sand Cat, aviones Hércules, helicópteros, tanques y sistemas de geolocalización. En 2016 las importaciones alcanzaron $73,169 millones de dólares, un dato que subió en 2014 hasta $119,2 millones y, en 2015, fue de $71,1 millones[4]. El enorme presupuesto para la defensa en Colombia tiene también implicaciones regionales por las tensiones entre Colombia y Venezuela, en particular durante el gobierno de Álvaro Uribe[5].

Por otra parte, los productos de vigilancia adquiridos por los organismos colombianos en el sector privado, son para interceptación de redes e interceptación táctica. El gobierno colombiano compra las sondas de red y los centros de monitoreo necesarios para los programas de interceptación de redes a grandes vendedores internacionales. Lo hace por medio de empresas colombianas que tienen acuerdos de exclusividad para distribuir los productos de determinados vendedores internacionales (o que los representan) en contratos directos con los clientes gubernamentales. De las mencionadas asociaciones figuran las de: Verint Systems y la Compañía Comercial Curacao de Colombia (La Curacao); la empresa estadounidense DreamHammer y su representante en Colombia, Emerging Technologies Corporation; la empresa británica Smith Myers Communications y su representante STAR desde 2010, la empresa estadounidense Harris y la canadiense Allen-Vanguard con la empresa representante de ambas Eagle Commercial SA. Es común que empresas colombianas ‘tomen prestado’ material de los proveedores internacionales para hacer demostraciones de productos a los posibles clientes gubernamentales. Otra opción es presentarse a las licitaciones por medio de representaciones de empresas extranjeras, formando una unión temporal para poder cumplir mejor los requisitos técnicos de la licitación. Estas uniones suelen disolverse al final del contrato[6].

Tráfico de productos de inteligencia a organismos colombianos

Fuente: Privacy International (2015)

 

trafico-armas-2

México y el tráfico (i)legal de armas

 

Desde que el gobierno mexicano declaró la guerra al narcotráfico el negocio de las armas incrementó de una forma inusitada. Los principales vendedores de armas al gobierno mexicano son Sig Sauer y Heckler and Koch (Alemania); Colt Defense, Glock, US Ordenance Inc., Trijicon Inc. (EU). El tráfico de armas es uno de los principales problemas para México, pues se ubica ya entre los primeros países con los índices más elevados de homicidios con armas de fuego, superando incluso a Estados Unidos. A este tráfico de armas se suma también el suministro de tecnología de inteligencia que realizan empresas estadounidenses e israelís, las cuales no sólo han servido para combatir el narcotráfico, también para investigar a defensores de derechos humanos, líderes sociales, periodistas y miembros de movimientos sociales[7].

Según SIPRI, México incrementó sus importaciones de armamento en un 180%, entre 2012 y 2016, y es ya el segundo importador de armas de toda América Latina, sólo por detrás de Venezuela. En tanto, Brasil, Chile y Colombia redujeron su gasto[8].

Entre 2015 y 2016, los acuerdos firmados entre el gobierno mexicano y los fabricantes de armas en EE.UU sumaron alrededor de 276 millones de dólares. Estos se suman a otros acuerdos con empresas privadas de EE.UU que brindan servicios de defensa por más de 560 millones, los cuales incluyen helicópteros, aviones y equipo para militares y policías que aplican tácticas de contrainsurgencia[9].

Se estima que cada año cruzan en promedio 253 mil armas por la frontera entre México y Estados Unidos. La gran mayoría de las armas provienen de los estados del sur de EE.UU. Alrededor del 70% de las armas incautadas por autoridades mexicanas son después trianguladas por la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) de EE.UU. Se sabe que el 39% provienen de Texas, el 20% de California, el 10% de Arizona  y el resto de otros estados[10]. Muchas de las armas incautadas son rifles semiautomáticos como el AR-15 y el AK-47, armas que usan los cárteles de la droga en México. También hay armas de otros países en México, pero es difícil saber si entraron directamente o si entraron vía Estados Unidos para ser enviadas al mercado negro mexicano. Hay armas de manufactura china, alemana, italiana, belga, rumana, japonesa, española y austriaca. De hecho, las armas usadas en la masacre de Tlatlaya, Estado de México[11], y contra los estudiantes de Ayotzinapa[12] eran de la empresa alemana Heckler and Koch, las cuales entraron de forma ilegal[13].

No son sólo las armas alemanas, sino sobre todo las que provienen de Estados Unidos las que han sido usadas en las masacres realizadas en México pues, en el conflicto que vive actualmente el país, las empresas armamentistas venden tanto al gobierno mexicano, como a los cárteles de la droga en el mercado negro. Esto es así debido a que las leyes en Estados Unidos permiten comprar armas a cualquier ciudadano sin restricciones legales y el narcotráfico mexicano está aprovechando las leyes estadounidenses para comprar armas y usarlas en territorio mexicano. Por otro lado, la corrupción del gobierno mexicano y la opacidad con la que manejan las aduanas y la falta de control territorial permiten que las armas entren ilegalmente al país.

Debido a filtraciones realizadas por Wikileaks se supo del programa ‘Rápido y Furioso’ de la ATF, en el cual se introdujeron más de 2 mil armas a México y se les siguió el rastro para saber qué sucedía con éstas[14]. Dichas armas estuvieron presentes en las masacres de Tlatlaya, Estado de México, en Sinaloa, Sonora, Chihuahua y Michoacán[15]. Las empresas de armas son las grandes ganadoras de la violencia en México, armando a ambos bandos en el conflicto. Y, aunque el gobierno estadounidense se ha comprometido a restringir el flujo de armas para México, lo cierto es que las armas siguen fluyendo y, en el caso de los cárteles de la droga, han encontrado una nueva forma para enviar armas, introduciéndolas como partes, pues no hay una ley en EEUU que prohíba la compra-venta de partes de armas, incluso, no están obligados a rastrear las partes de armas con un número de serie[16].

México y Colombia son los países que en los últimos diez años han recibido más asistencia para el desarrollo y militar de EEUU. Ambos países cuentan con un tratado de libre comercio con EEUU y, desde hace más de diez años, se enfrentan a los distintos retos que implica el narcotráfico, la ruptura del tejido social, además de la opacidad constante en cuanto al presupuesto ejercido por compra de armamento y equipo militar. El negocio de la guerra ha beneficiado a las empresas encargadas de suministrar armamento, equipo militar y tecnología de inteligencia que no sólo sirve para combatir el narcotráfico, sino también para vigilar y hostigar a líderes sociales, defensores de derechos humanos y miembros de organizaciones en defensa del territorio, pues militariza la vida cotidiana. Desde 2016 y lo que va del 2017 se contabilizan en Colombia más de 186 asesinatos contra defensores de derechos humanos, líderes sociales y dirigentes comunales[17]. En México el asesinato de periodistas, líderes sociales y defensores de derechos humanos no cesa. La guerra contra las drogas sigue siendo el argumento “legal” para que el gobierno estadounidense y el complejo industrial-militar sigan exportando armamento y preparando el terreno para futuras inversiones de capital a costa de vidas humanas.

 

[1] https://www.privacyinternational.org/sites/default/files/DemandSupply_Espanol.pdf

[2] http://www.celag.org/lo-dejo-seguridad-la-visita-netanyahu/

[3] http://armstrade.sipri.org/armstrade/page/trade_register.php

[4] http://www.portafolio.co/negocios/millonario-negocio-de-armas-en-colombia-502620

[5] https://www.elespectador.com/impreso/nacional/articuloimpreso191471-seguridad-nacional-bajo-reserva

[6] https://www.privacyinternational.org/sites/default/files/DemandSupply_Espanol.pdf

[7] https://www.nytimes.com/es/2017/06/19/mexico-pegasus-nso-group-espionaje/

[8] https://elpais.com/internacional/2017/02/17/actualidad/1487350243_550013.html

[9] http://www.latimes.com/opinion/op-ed/la-oe-kinosian-weigend-guns-mexico-20170302-story.html

[10] http://www.urosario.edu.co/urosario_files/53/53893403-66d0-430e-90c5-47ce43c7f4ea.pdf

[11] http://www.huffingtonpost.com.mx/2017/08/16/para-entender-el-caso-tlatlaya_a_23079731/

[12] http://www.proceso.com.mx/390345/se-utilizaron-armas-alemanas-en-ataque-a-normalistas

[13]http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/02/160205_mexico_como_armas_alemania_terminaron_masacre_iguala_ayotzinapa_lv

[14] https://www.publicintegrity.org/national-security/homeland-security/fast-and-furious

[15] http://riodoce.mx/sincategoria/las-94-armas-de-rapido-y-furioso-recuperadas-en-mexico

[16]http://www.animalpolitico.com/2016/01/pieza-por-pieza-la-nueva-manera-de-traficar-armas-de-estados-unidos-a-mexico-2/

[17]https://www.telesurtv.net/news/186-asesinatos-de-lideres-sociales-desde-2016-en-Colombia-20170713-0046.html

 

Artículo publicado en Celag

20
Enero

Tras 25 años del inicio de la Guerra del Golfo, una movilización en Italia reclama el fin de la guerra permanente.

Los movimientos han organizado manifestaciones y acciones políticas en diferentes ciudades y lugares del país, denunciando la política exterior del Estado italiano, por su naturaleza opresora e imperialista a detrimento de la autodeterminación y de la paz en el Sur del mundo.

Un grito por la paz internacional desde el sur de Europa. Tras 25 años exactos de la explosión de la denominada guerra del Golfo, el pasado sábado, 16 de enero, movimientos y organizaciones sociales de la izquierda italiana han llevado a cabo una movilización nacional contra la guerra.

Los movimientos han organizado manifestaciones y acciones políticas en diferentes ciudades y lugares del país, denunciando la política exterior del Estado italiano, por su naturaleza opresora e imperialista a detrimento de la autodeterminación y de la paz en el Sur del mundo. Las marchas más multitudinarias, con algunas miles de personas, se han realizado en Roma y en Milán. Contemporáneamente, activistas sociales, sindicales y antimilitaristas, han organizado concentraciones de protesta frente a bases militares estadounidenses en Sicilia, Trieste, Vicenza y en otras ciudades.

El inicio de un cuarto de siglo de guerra y militarización sin tregua: el 16 de enero de 1991 se ha convertido en una fecha particularmente significativa para Italia. En un artículo recientemente publicado por el periódico II Manifesto, el estudioso y experto en cuestiones bélicas, Manlio Dinucci, ha ilustrado cómo la invasión de Iraq fue determinante porqué abrió la actual fase de guerra permanente que está golpeando Oriente próximo. Una fase que está generando una cada vez mayor inestabilidad internacional. La agresión a Irak – continua explicando Dinucci - fue la primera vez en la que la República Italiana participó en una guerra guiada por la potencia norteamericana, violando así el artículo 11 de su propia Constitución, que declara el repudio a la guerra “como instrumento de ataque a la libertad de los otros pueblos y como medio de solución de las controversias internacionales”.

Las fuerzas sociales de la izquierda italiana han denunciado cómo -tras estos veinticinco años de operaciones e invasiones “realizadas en lugares lejanos de las metrópolis europeas y occidentales”- los acontecimientos bélicos se están convirtiendo también en un asunto de interior para los Estados europeos.

Tras los ataques terroristas de Paris del último año, a la guerra provocada en el exterior se le está añadiendo una guerra social interna, animada por la islamofobia y por la voluntad de reprimir cualquier manifestación de disenso en nombre del Estado de emergencia. Colectivos feministas han puesto el énfasis en la necesidad de rechazar, por un lado, el uso instrumental de las “mujeres” para generar aversión al Islam en las sociedades europeas. Y, por el otro, de desenmascarar la “absurda legitimación” de las intervenciones bélicas mediante la retórica de los derechos humanos y civiles de las mujeres violados en los países árabes.

Evidenciando, al contrario, que la violencia contra las mujeres lamentablemente es un problema de todas las sociedades, “no tiene raza” y de ninguna manera puede ser fuente de justificación para las posturas racistas que apoyan las guerras internacionales.

Junto con la plataforma social Eurostop (entre los promotores de la iniciativa), diferentes personalidades de la cultura y de la política subrayan la naturaleza profundamente beligerante de la OTAN y la arquitectura antidemocrática de la Unión Europea. También, el alcalde de la ciudad de Nápoles, en el sur del país, Luigi De Magistris se ha adherido a la jornada No War. “Una parte de Occidente nunca ha dejado de tener una postura colonialista hacía los pueblos de Oriente próximo”, ha declarado el político en una nota de prensa a los medios.

Más que una manifestación de protesta, las organizaciones sociales han definido la jornada como el primer paso de una movilización política y cultural, para evidenciar la relación directa entre las políticas de guerra en el exterior y las medidas cada día más represoras en el interior de Europa. El punto de inicio de una movilización inclusiva y popular contra el sistema de guerra permanente, en todas sus expresiones. En el contexto de crisis social y económica que viven las sociedades europeas, los movimientos populares de Italia piden un cambio político radical. Contra la expansión social del racismo y de la xenofobia –afirman- se necesita un proyecto político que trasforme la democracia fósil de las sociedades europeas. Un proyecto que sepa imaginar y construir un modelo de sociedad diferente, con la participación protagónica de los migrantes. De quien, a menudo, escapa de escenarios de muerte y destrucción para llegar a una Europa cada día más injusta y desigual.

18
Enero

Actualmente un grupo muy importante de periódicos digitalizados, televisivos, radiales, se ha conformado como una organización política no formal aunque efectiva definitivamente, cuyo objetivo básico no es difundir noticias sino que realizar propaganda a favor de grandes conglomerados económicos y militares con el fin de distorsionar la realidad para convencer que privatizar el mundo y el alma es una tarea moderna, necesaria y legítima, independientemente del caos o afectación que puede provocar al mundo.

Para tal efecto, se emplea la distorsión de la verdad haciendo surgir nuevas imágenes o interpretaciones que distan absolutamente de lo sucedido aunque a través de los efectos periodísticos se crean nuevas realidades que pese a no ser ciertas se trasladan a la conciencia del espectador-lector como si fueran tales. Ejemplos duros de ello son la transmisión sobre tanques soviéticos en Ucrania lo que nunca existió sino en juegos infantiles traspasados a lo visual; el “descubrimiento” por una comisión internacional de que el avión Boeing malasio que fue derribado en Ucrania había sido alcanzado por un elemento que lo hizo caer, sin explicar científicamente la procedencia, responsabilidad, actuación de la fuerza aérea de Ucrania, demuestra esta labor de publicidad engañosa; la intervención en Palestina supuestamente por el asesinato de tres colonos israelíes jóvenes, trágico por cierto, culpando a un grupo armado, concluyó después de un número inmenso de fallecidos comprobándose como falso.

Esta propuesta ideológica continúa vigente y uno de los últimos hechos demuestra su carácter interesado al tergiversar lo real a través de mecanismo denominado de bandera falsa, tal como ha ocurrido en una “noticia” sobre el movimiento Podemos en España, organización que hace de la soberanía y la lucha contra la corrupción sus banderas principales.

Ha aparecido en la prensa ideológica un titular sugestivo: “La DEA de EE.UU. revela que Venezuela e Irán pactaron financiar a Podemos con HispanTV”. De esta noticia se infiere claramente que dos países con una política diferente a las potencias imperiales habrían realizado actos delictivos y condenables haciendo injerencia indebida en España a través del aporte de dineros por un canal televisivo para estimular el desarrollo de una organización de izquierda.

Los datos aportados para corroborar esta afirmación de carácter mundial inicia  textualmente sin identificar la fuente: “Un antiguo alto cargo del Gobierno venezolano ha facilitado datos que probarían que Caracas y Teherán acordaron usar el canal iraní para inyectar fondos en Podemos”. Posteriormente se apoya esta “noticia” en que la investigación sobre la presunta financiación ilegal que habría sido realizada a través del conglomerado de un empresario iraní, Mahmoud Azimi, ha contado con la ayuda decisiva de Estados Unidos. Prosigue con nuevos “datos”: “Fuentes cercanas al caso han confirmado que un antiguo alto cargo del Gobierno venezolano que colabora actualmente con la DEA, la agencia antidroga estadounidense, ha facilitado información a la Policía Nacional que demostraría que el régimen chavista y las autoridades de Teherán acordaron utilizar el canal de televisión iraní en español Hispan TV para canalizar la inyección de fondos en el partido de Pablo Iglesias (cuyo confidente) han permitido a la Policía diseccionar el funcionamiento de una compleja trama societaria diseñada por Irán para contribuir económicamente a la creación de Podemos y financiar sus primeros meses de vida. Las conclusiones de esas indagaciones han sido recogidas en informes de inteligencia que ya están en poder de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía y que provocaron la apertura de una investigación en la primera quincena de diciembre. Los agentes de la UDEF trabajan ahora para verificar las informaciones y analizar si de los hechos conocidos pueden derivarse responsabilidades penales.”

Continúa el escrito aportando hechos en el mismo sentido siempre basado en el confidente lo que conduce a estas demostraciones relatadas.

La falsedad de todo la historia es que no se aporta ni el nombre del supuesto funcionario-puesto que no existe sino que es una invención ideológica-, ni ningún documento que compruebe ninguna de las aseveraciones hechas-puesto que son falsas- sino que a partir del titular se recrea una historia fantástica sobre una financiación ilegal que tendrá que ser estudiada o estaría en camino, lo que demuestra la mentira entregada en el titular ya que se finaliza manifestando que“ los agentes de la UDEF trabajan ahora para verificar las informaciones y analizar si de los hechos conocidos pueden derivarse responsabilidades penales” . Palabras como habría sido acordado, habría recibido, habría transferido, inflando los importes, como ya ha quedado acreditado, subvencionar las actividades de Podemos, la Policía atribuye a las informaciones facilitadas por la DEA la máxima solvencia, son taxativas y superficiales, para finalizar confirmando que ““La investigación de la UDEF aún se encuentra en una fase embrionaria.”

En la práctica no se conoce judicialmente de una investigación seria de la UDEF, ni diligencias policiales, ni actuación judicial, ni siquiera denuncia concreta. Sin embargo, varios medios de comunicación han recibido la filtración de que se está investigando al líder de Podemos, Pablo Iglesias, por supuestos cobros desde el extranjero, en referencia a los pagos por su trabajo en un programa de televisión que están declarados y son conocidos desde hace años. No existe denunciante sino la intención del partido gobernante, amparado en el poder comunicacional, de utilizar a la Policía o algún instituto aliado para iniciar investigaciones.

La conclusión es que esta “noticia” sólo pretende enlodar a personas u organizaciones que tienen una posición contraria al neoliberalismo deshumanizante y que, por tanto, son considerados enemigos dentro de la cosmovisión del capital.

Cabe a la prensa transparente en sus diferentes formatos cuidarse de realizar este tipo de maniobra comunicativa que simplemente destila odio, característica principal de la frustración y el agiotismo, aportando mensajes significativos que se encuentren siempre soportados en una documentación suficiente y que provea investigación adecuada, expresándose en una lógica coherente, a diferencia de escritos intencionados para destruir la verdad.

Parece ser que el mundo pluripolar a través de sus pensadores se encuentra construyendo nuevas ideas para crear una institución de comunicación internacional que maneje nuevos referentes y un control ético ligado a la verdad informativa, el que a la vez denuncie para sancionar con argumento la falsedad comunicacional. Conformar una nueva institucionalidad económica de carácter convencional, como ya se está avanzando con paso firme, en Derechos Humanos o Cortes internacionales de Justicia alternativa, son requerimientos que el mundo soberano exige con rapidez para impedir la tragedia inmensa que provoca la ambición de élites frías e impasibles ante el devenir de este planeta.

Página 1 de 169