Lo más comentado

21
Noviembre

Toda Palestina, en estos momentos, es testigo de las altas tensiones que comenzaron a principios de octubre con las profanaciones israelíes a la Mezquita Al-Aqsa.

Los palestinos creen que el régimen de Tel Aviv con estas medidas busca judaizar el recinto y eliminar su identidad islámica, por lo que han llamado a una tercera Intifada, con el fin de impedir ese objetivo. Por su parte, el premier israelí, Benyamin Netanyahu, acusa a los palestinos de impedir la materialización del plan de paz, al no reconocer el “estado judío”.

En el siguiente artículo pretendemos hacer un repaso a la historia de la ocupación israelí, los aspectos de las tensiones y sus posibles consecuencias.

 

Comienzo de la ocupación

 

En 2 de noviembre de 1917, el secretario de Relaciones Exteriores británico, Arthur James Balfour, publicó una declaración favorable a la creación de un hogar para los judíos dentro de los territorios de Palestina. Solo un año después de esta declaración, en 1918, el Reino Unido ocupó Palestina y entre 1919 y 1923, unos 35 mil judíos emigraron hacia Palestina. También, entre 1932 y 1935, otros ciento cuarenta y cinco entraron ilegalmente a ese país, con apoyo del Gobierno británico. La ola migratoria fue de tal manera que el censo realizado en 1938 demostró un aumento del 30 por ciento en la población judía en esos territorios.

La situación avanzó al punto de que, en 1945, en un acto coordinado con Washington, Londres envió otros cien mil judíos desde Europa y EE.UU. a Palestina y, en ese año, la población judía conformaba ya el 32.9 por ciento de los residentes en el país árabe. En 1948, los judíos saquearon las tierras de los palestinos y motivaron la migración de cientos de miles de ellos. En estas circunstancias, el Reino Unido dejó el Mandato de la Sociedad de Naciones sobre Palestina y el entonces premier israelí, David Ben-Gurión, declaró la independencia de su régimen dentro de los territorios palestinos.

A partir de esa fecha, los israelíes atacaron en varias oportunidades a los países árabes de la región y el resto de los territorios palestinos. Esta ocupación provocó la rabia de los palestinos que veían saqueados sus territorios y no toleraban la violación de su integridad territorial. Un sentimiento que hasta el día de hoy sigue vigente e, incluso, se agrava cada día más. En dos oportunidades, la rabia palestina ha provocado dos levantamientos populares (Intifadas); el primero, en 1987 y continuó hasta 1933, cuando se firmaron los Acuerdos de Oslo. El segundo que comenzó en 2000 y acabó en 2005 con miles de palestinos muertos.

 

Tercera Intifada

 

Los dirigentes de las principales facciones palestinas han llamado a una tercera Intifada, pero aunque esta podría ser como los dos anteriores, desde el punto de vista del número de muertos y heridos, sería diferente desde otros aspectos, ya que la situación ha cambiado a favor de Palestina. Hoy día, la opinión pública mundial se orienta más hacia la Palestina y la defienden ante el régimen israelí. Esta situación resulta evidente en las marchas que se realizan a lo largo del mundo bajo el lema de “Palestina Libre”. También hay que sumar el reconocimiento a este país por parte de diferentes gobiernos africanos, latinoamericanos, de Suiza y el Vaticano, junto a los estudios de algunos Parlamentos europeos para reconocer a Palestina.

Además, la posición del país árabe en la arena internacional está mejorando, ya que ha llegado a ser reconocido como Estado observador no miembro de la ONU, algo que le permite incorporarse a diferentes agencias de ese organismo internacional, como la Corte Penal Internacional.

Mientras tanto, todo lo contrario ocurre con el régimen israelí. Diferentes países, entre ellos varios europeos que se consideran amigos y aliados de Israel, han lanzado campañas de Boicot contra productos de ese régimen para ejercer presión y obligarlo a dejar a un lado sus crímenes contra los palestinos. Un duro golpe que recibió el régimen de Tel Aviv fue la firma del acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1, compuesto por la mayoría de sus principales aliados, como muestra de la pérdida de valor ante estos.

En estas circunstancias, el régimen de Tel Aviv, en lugar de reconocer que los palestinos quieren solo su libertad, independencia, la paz, desarrollo e integridad territorial, mantiene su actitud, a costas de ver dañada su imagen ante la comunidad internacional.

Incluso, durante su intervención en un evento organizado en Washington por el centro de estudios políticos republicano, el titular israelí habló como si se hubiera olvidado de quiénes son realmente los ocupadores y los represores. Dijo: “Vamos a tener paz cuando los palestinos nos concedan lo que nos piden que les demos. Vamos a permitirles tener un Estado propio, pero, tienen que reconciliarse con el hecho de que tenemos un Estado propio y está aquí para quedarse”. A la vez, añadió: “El núcleo del conflicto específico entre Israel y los palestinos es la persistente negativa de estos a reconocer un Estado judío en cualquier frontera. Es por ello que este conflicto ha durado unos 50 años, antes de que hubiera un estado, antes de que hubiera territorios, antes de que hubiera asentamientos”.

Sus palabras ponen de relieve que la tensión entre ambos seguirá latente, ya que el represor se ha autoconvencido de ser la víctima de la situación y, ahora, condiciona el proceso para alcanzar la paz.

Además, Netanyahu y otras autoridades israelíes deben saber que no pueden contar siempre con el apoyo de EE.UU., Francia, y otros aliados porque, en el mundo de la política, los intereses de los países cambian de acuerdo con la situación en que se encuentran. Por tanto, de no poner fin a su hostilidad y no tener en cuenta la democracia y la lógica, podría enfrentarse a peores consecuencias e, incluso, al aislamiento.

 

 

Cuba y la partición de Palestina (año 1947)

 

El Sr. Ernesto Dihigo (Cuba), de modo muy breve deseamos exponer las razones por las cuales la delegación cubana se ve obligada a votar en contra del Plan de la partición de Palestina, recomendado por la Comisión ad hoc.

Hemos seguido con interés los debates; analizados los argumentos de unos y otros, a fin de llegar a la conclusión que nos pareciera más justa.

Cuba ha demostrado su simpatías hacia los hebreos y aprecio por sus cualidades, pues ha admitido en su territorio a miles de ellos, que hoy viven entre nosotros libres y tranquilamente, sin discriminaciones, ni prejuicios, pero no podemos votar aquí conforme a sus deseos, porque consideramos que la partición de Palestina es contraria al derecho y la justicia.

En primer, la base inicial de toda su reclamación es la declaración Balfour, causante de todo el problema que hoy tenemos ante nosotros. Pero la Declaración Balfour, a juicio nuestro, carece por completo de valor jurídico, pues el Gobierno Británico ofreció en ella una cosa de la cual no tenía derecho a disponer, porque no era suya. Mas, aceptando su validez, lo que ahora quiere hacerse va mucho más allá de sus términos, pues la misma prometió a los hebreos un “hogar” nacional en Palestina, dejando a salvo los derechos civiles de la población árabe; pero no un estado libre, cuya creación forzosamente representaría una violación de esos derechos que se trato de salvaguardar.

Es también contraria al derecho la Partición, si nos atenemos al mandato contenido por la Sociedad de Naciones Unidas. Cabría preguntar si la Sociedad de Naciones podría, en justicia, hacer lo que hizo, o sea, ordenar el establecimiento de un hogar nacional judío con las grandes consecuencias demográficas y políticas que ha tenido, en una tierra ajena, sin el consentimiento de sus habitantes. Pero, admitiendo el hecho, la partición que estudiamos va contra los términos de ese mandato, que un articulo ordeno no fueran afectados los derechos y la posición de la población hebrea de Palestina. Y mal puede sostenerse que esos derechos no resultan perjudicados, cuando va a arrebatárseles a los nativos más de la mitad de sus territorios, y varios cientos de miles de árabes quedaran sometidos al gobierno hebreo, y colocados en una situación subordinada, allí, donde antes eran los dueños.

En tercer lugar, el proyecto es también contrario al derecho, porque va contra la libre determinación de los pueblos, que era principio esencial del Parto de la Sociedad de Naciones, pues aquí se está disponiendo de la suerte de una nación, privándola de la mitad de su suelo nacional, el suelo que ha tenido durante muchos siglos, sin que se haya consultado para conocer su opinión. Y si del Pacto de la Sociedad pasamos a la Carta de las Naciones Unidas, encontramos que va a cometerse idéntica violación, porque el principio de la libre determinación de los pueblos se encuentra reconocido en el párrafo 2 del artículo primero, con carácter general, y reiterado en el párrafo 8 del artículo 76 para los pueblos no autónomos, al decir que “el régimen de administración fiduciaria (equivalente al Mandato de la Sociedad) deberá tener en cuenta los deberes libremente expresados de los pueblos interesados” No nos convence el argumento, dicho por algunos de que Palestina es un Estado , y por tanto, no tiene el carácter de sujeto de derecho internacional, pues en todo caso, esos preceptos no hablan de estados, sino de pueblos, y no cabe dudas de que el de Palestina lo es.

Hemos proclamado solemnemente el principio de la libre determinación de los pueblos; pero, con gran, alarma vemos que, cuando ha llegado el momento de aplicarlo, nos olvidamos de él. Tal sistema nos parece funesto. La Delegación de Cuba está firmemente convencida de que la paz verdadera y el mundo de justicia de que tanto hablaron los Grandes Líderes de la Segunda Guerra Mundial no depende de que ciertos principios fundamentales se inscriban en las convenciones y tratados, y allí queden como letra muerta; sino de que, llegado el momento oportuno, se cumplan por todos y para todos; grandes y pequeños; débiles y fuertes.

¿Por qué no se ha procedido de un modo democrático en este caso, consultando la voluntad de todo el Pueblo de Palestina? ¿Es que se ha temido que el resultado de la consulta fuera contrario a lo que de todos modos se quería hacer? Y, si esto es así, ¿Dónde están los principios, y donde está la democracia que continuamente invocamos?

No terminan ahí nuestras dudas legales. En el curso del debate, se han impugnado las facultades de las Asambleas para acordar la Partición. Se ha acordado que, conforme a los artículos 10 y 11 de la Carta, la Asamblea puede hacer recomendaciones sobre todo problema que este dentro de los límites de la misma, que se relacionan con el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Sin discutir ahora si el problema de Palestina esta dentro de esos límites, o si constituye una amenaza para la paz internacional, no debemos dejar de advertir que una cosa es hacer recomendaciones, y otra cosa muy distinta es adoptar un plan que afecta la integridad internacional de un pueblo y suposición jurídica; y recomendar la ejecución de un proyecto a una comisión de la propia Asamblea. Tampoco me parece que pueda sostenerse el que ese proyecto sea una mera recomendación, pues toda recomendación lleva implícita la posibilidad de que no sea aceptada, y el plan aprobado tiene, sin duda alguna, carácter coactivo, como lo prueba el hecho de que por una de sus disposiciones, será considerado como una amenaza o violación de la paz y un acto de agresión, conforme al artículo 39 de la Carta, cualquier tentativa de alterar por la fuerza el arreglo contemplado en la Resolución. Se trata, pues, de algo que se impone a la fuerza, no de una mera recomendación. Y como esto, a juicio nuestro, infringe la Carta, no podemos votar a favor del proyecto.

Porque teníamos todas esas dudas legales, votamos en la Comisión a favor de que previamente se consultara con la Corte Internacional de Justicia, para que pudiéramos avanzar sobre terreno firme.

La consulta fue rechazada por mayoría, lo que consideramos un error no justificado por la demora que ello hubiera causado, pues más valía haber esperado unos pocos meses que lanzarnos a una acción que tantas dudas ofrece. Aparte de que la negativa de acudir a la Corte pudiera dar la impresión de que la Asamblea rehúye buscar soluciones conforme al derecho.

Por otro lado, consideramos que el proyecto es, además injusto. “El pueblo árabe ha tenido ininterrumpidamente, durante muchos siglos, el territorio de Palestina, y por los datos oficiales que se nos han presentado, al terminar la Primera Guerra Mundial constituía casi el 90% de la población total del país.

Mas, por medio del Reino Unido, como Potencia Mandataria, en cumplimiento por lo resuelto por la Sociedad de las Naciones, se abrió las puertas de una inmigración extranjera, ofreciéndole un lugar en que pudiera vivir y desenvolver su existencia conforme a sus deseos, de libertad religiosa y sin discriminaciones humillantes, Hemos dicho inmigración extranjera, de modo consciente, pues, con todo respeto hacia la opinión de los hebreos, ellos son, a juicio nuestro extranjeros en la tierra Palestina.

En efecto, durante los debates de la Comisión se produjeron datos para probar que los antepasados de un gran número de los hebreos que han dicho ya que aún quieren ir a Palestina, jamás estuvieron en esa región. Pero, aun el caso de que los remotos antecesores de todos ellos hubieran vivido allí, es indudable que abandonaron dicha tierra hace tanto tiempo, al establecerse en otros países, que sus descendientes han dejado de pertenecer a Palestina, del mismo modo que nosotros, hombres de América nacidos de emigrantes, que vinieron de todos los rincones de la tierra, no debemos considerarnos con derecho a la tierra de nuestros padres en el Viejo Continente.

El intimo y ferviente anhelo de los hebreos de volver a Palestina, tal vez por tradición, tal vez por razones místicas u obsesión religiosa, es algo que puede tener toda nuestra consideración y simpatía sentimental, pero que no constituye en opinión nuestra un título para que se les entregue lo que no les pertenece; y mucho menos, si para ello hay que despojar por la fuerza a otro con mas derecho.

Así mismo consideramos injusto el proyecto, porque es la impresión del criterio de una minoría sobre una mayoría enorme, en contra de un principio cardinal de la democracia. En el caso actual, esa minoría, no queriendo someterse al criterio de los demás pretende poner casa aparte, pero llevándose una porción del territorio del pueblo que lo admitió en su seno.

Hay otro aspecto que quiero mencionar dejando para el futuro los resultados: el Plan de Partición de Palestina implica el establecimiento por esta Asamblea del principio de que toda minoría racial, o de otra índole, puede pedir su separación de la comunidad política de la cual forma parte.

Como ya expresó el jefe de nuestra Delegación de la Comisión, Cuba, no hace muchos años, corrió el peligro de perder una parte de su territorio como consecuencia de una inmigración norteamericana en la Isla de Pinos. Por fortuna nuestra, y para honor del Gobierno de los Estados Unidos de América, aquella tentativa fracasó, porque los dirigentes de este país reconocieron noblemente nuestros derechos. Pero no podemos olvidar lo que ese peligro fue para nosotros, y pensando en lo que hubiéramos sentido los cubanos si se nos hubiera quitado una parte de nuestro suelo, no es fácil imaginar lo que sentirían los árabes de Palestina si aprobara el plan de partición. Y no podemos contribuir con nuestro voto a que se haga con ellos lo que estaba dispuesto a aceptar que se hiciera con nosotros.

Que no se diga que a veces hay que aceptar una solución política aunque sea injusta, pues sobre la injusticia no se podrá nunca asentarse la paz y la cordialidad entre los pueblos.

Respecto de los refugiados, judíos, o no judíos, que hoy se encuentran en campos de concentración - problema por el cual tanto se ha insistido por los partidarios del proyecto, - Cuba expresó que debía resolverse con un criterio de buena voluntad por parte de todas las Naciones Unidas, aceptándolos proporcionalmente, según las condiciones peculiares de cada país; pero entiende que no puede imponerse a Palestina que ella lo resuelva, sobre todo si se tiene en cuenta que es ajena por completo a las causas que han determinado el desplazamiento de todas esas personas .

Por esas razones, tendremos que votar en contra del plan de partición, como ya lo hicimos en la Comisión, y una vez que lleguemos a formar nuestro criterio, nos consideramos en deber de manifestarlo por medio de nuestro voto, manteniéndolo con firmeza, a pesar de las gestiones y presiones que se han hecho en torno nuestro.

28 de noviembre de 1947

 

(Exclusiva de Discrepando.com)

 

13
Agosto

Se puede decir en los Estados Unidos que los horrores históricos perpetrados contra el pueblo filipino fueron hechos en "nuestro nombre"

Hace algunos años publiqué un artículo de opinión en una revista estadounidense que tiene reputación de ser progresiva. El artículo giraba en torno a los abusos de los Derechos Humanos y la represión en Filipinas y se inspiraba en gran medida en un profundo informe realizado por el grupo de Derechos Humanos de Filipinas conocido como Karapatan. Para mi sorpresa la pieza fue rechazada por el editor. Tengo que confesar que me quedé un poco sorprendido por varios motivos, pero pregunté las razones del rechazo. Entre otras cosas él / ella dijo que el público de esta revista en particular no estaba muy interesado en el tema. Además de eso, el editor afirmó que usé demasiadas siglas.

Estaba sinceramente desconcertado sobre cómo responder a esto. ¿Cómo podía una revista progresista en los Estados Unidos no estar interesado en Filipinas?, me pregunté. Descarté la alegación sobre las siglas como una ridícula idea de último momento del editor, dado que cada sigla estaba definida. En realidad parecía que la preocupación del editor acerca de las siglas representaba una marginación objetiva de la importancia del movimiento democrático popular en las Filipinas, que tiene un montón de organizaciones.

Cuanto más pensaba en la respuesta a este artículo de opinión más me di cuenta de que refleja lo que yo llamaría "la ignorancia imperial." Con esto quiero decir que marginar la historia de las Filipinas por no ser de interés para los lectores de una revista progresiva, equivale a un fracaso para comprender la particular relación que ha existido entre los Estados Unidos y Filipinas desde hace más de cien años.

1898

La conexión de Estados Unidos con Filipinas se origina en el contexto de la Guerra Española-Americana cuando las fuerzas estadounidenses confiscaron las Filipinas a España, socavando de esa manera un casi exitoso movimiento de independencia filipino. Cuando el pueblo filipino se negó a adherirse a la dominación de Estados Unidos, los EE.UU. lanzaron una guerra racista de agresión en la que más de 1 millón de filipinos murieron en el transcurso de más de una década de lucha.

Una independencia nominal fue concedida a las Filipinas en 1946, pero no fue más que una neo-colonia y una base militar de Estados Unidos. Un movimiento de insurgencia, liderado por la izquierda, en la década de 1940 fue derrotado con la ayuda de los EE.UU., y ya en la década de 1960 el infame Ferdinand Marcos instituyó una dictadura más abierta que provocó una insurrección dirigida por el Partido Comunista de Filipinas y el Frente Democrático Nacional (que lo lideró).

Para muchas personas en los EE.UU. que no siguieron en absoluto la evolución de las Filipinas, la situación parecía llegar a un final feliz con la insurrección de 1986 de Poder Popular que derrocó a Marcos y devolvió a las Filipinas a un presunto régimen democrático. El problema era que el nuevo régimen, entonces dirigido por Corazón Aquino, aunque prometió mucho, no se refirió a ninguno de los retos fundamentales que llevaron a la insurrección, como los movimientos independistas del CPP / FDN en la isla de Mindanao. En cambio, con el transcurso de las décadas, la realidad neocolonial de Filipinas ha sido vista, por muchos de nosotros en los EE.UU., como una de democracia, cuando el verdadero contenido es cualquier cosa menos democrático.

No en nuestros noticieros

Me acordé de esto recientemente por una conferencia celebrada en Washington DC llamada el "Tribunal Popular Internacional de crímenes contra el pueblo filipino" http://internationalpeoplestribunal.org/, este encuentro reunió y publicó el testimonio de varias personas de diversos movimientos sociales progresistas en Filipinas y que han sufrido abuso de los Derechos Humanos por parte, ya sea del gobierno de Filipinas y / o por empresas transnacionales. Los crímenes contra el pueblo son de diferente gama. Asesinatos, falsos encarcelamientos, desapariciones", acoso y muerte a manos de equipos paramilitares, y represión generalizada de los movimientos sociales progresistas. Sin embargo, nada de esto se publica en los medios de comunicación, e incluso instituciones progresistas en los EEUU prestan muy poca atención a estos asuntos.

Para muchas personas en los EE.UU., si hay algún pensamiento o preocupación por los filipinos, toma la forma de enfermeras. En concreto, al igual que otros países que han hecho su principal producto de exportación a su propia gente (por ejemplo, la historia de la relación de Irlanda con el mundo a raíz de la colonización británica), Filipinas entrena y exporta personal médico altamente calificado, especialmente enfermeras. Debido al empobrecimiento económico los filipinos migran alrededor del mundo en busca de una vida mejor. En el siglo XX, la cara filipina en los Estados Unidos era la de un trabajador agrícola y / o en una fábrica de conservas (principalmente en la costa oeste). Más recientemente, es la de un profesional médico. Y, como también es típico en los Estados Unidos, pocas personas se hacen la pregunta de por qué los filipinos dejan su país en tropel.

La política exterior de EE.UU.

La represión y las guerras en curso en Filipinas serían insostenibles si no fuera por la intervención directa de los Estados Unidos. Además de las diversas formas de asistencia económica a las administraciones corruptas y antidemocráticas, en el 2002 los EE.UU. complicaron los conflictos de Filipinas a través de su comportamiento post septiembre 11. Como los EE.UU. ha hecho en todo el mundo, cada conflicto es visto a través del lente de la llamada Guerra Contra el Terrorismo. En el caso de Filipinas, el conflicto entre el gobierno y el Frente Democrático Nacional de Filipinas fue bautizado por el entonces gobierno de Bush como guerra contra el terrorismo, en la que el Partido Comunista de Filipinas (y su brazo armado, el Ejército del Nuevo Pueblo) fueron reclasificados como "terroristas" en lugar de ser insurgentes domésticos. La resistencia Mora estaba relacionada, según los EE.UU., directamente a al-Qaida, a pesar de que la evidencia demostraba que sólo un grupo, Abu Sayyaf, podía tener vínculos con al-Qaida, aunque en realidad tenía vínculos con elementos del ejército filipino. Por lo tanto, en lugar de ayudar en un proceso de reconciliación pacífica y direccionar las quejas populares legítimas, los EE.UU., una vez más, inflamaron la situación.

Sumado a esto, por supuesto, hay que mencionar el conflicto territorial entre China y Filipinas, sobre una serie de islas, en el que los EE.UU. han decidido intervenir del lado filipino y, de nuevo, tratar esta situación como un posible conflicto militar. A través de sus acciones, junto con un retorno anticipado de las bases militares, las Filipinas se convierten, otra vez, en una plataforma de lanzamiento para las aventuras de los Estados Unidos en Asia Oriental.

Lo cual nos trae nuevamente al principio de esta historia...

He mencionado antes la "ignorancia imperial". Mi punto no era castigar a nadie por no saber acerca de las Filipinas. Más bien, en los EE.UU., la complicidad con la agresión sigue con frecuencia a la capacidad de ignorar por completo las situaciones en el extranjero y así defender la falta de conocimiento. En concreto, podemos sugerir una falta de conocimiento o interés sobre las Filipinas, debido precisamente a la naturaleza de la relación que ha existido con los EE.UU. desde 1898, una relación de dominación racial / imperial.

La respuesta que recibí de esta revista progresista a la columna de opinión sobre las Filipinas me recordó una historia que me contaron acerca de una joven alemana que, después de la Segunda Guerra Mundial, reclamó a sus ancianos cómo pudieron quedarse sentados viendo el Holocausto contra los judíos y no hacer nada. Ellos le respondieron que no tenían conocimiento de lo que los nazis estaban haciendo. "No sabíamos", afirmaron. La joven respondió: "Ustedes sabían todo lo que querían saber!"

Y por lo que se puede decir de muchas personas en los Estados Unidos cuando se trata de los horrores históricos perpetrados contra el pueblo filipino en "nuestro nombre." Hemos sabido todo lo que hemos querido saber.

La posdata a esto, por supuesto, dice así: Y queríamos saber tan poco para que pudiéramos escondernos detrás de nuestra ignorancia y reclamar el no ser cómplices en la supresión de la democracia en nuestra antigua colonia.

29
Junio

La organización no gubernamental Oxfam México, que ha lanzado una campaña para combatir la desigualdad en México, ha publicado un informe en el que ha recopilado datos que muestran la verdadera magnitud de dicho problema.

Pese a que México tiene la decimocuarta economía del mundo, 53,3 millones de personas siguen viviendo en la pobreza, señala el reciente informe de la organización no gubernamental Oxfam México. Esta ONG ha iniciado la campaña IGUALES, para combatir la desigualdad, que "desde hace tiempo, ha limitado el crecimiento económico del país y lo ha sumido como sociedad en un círculo vicioso de pobreza".

Aunque existen pocas bases de información para medir y contrastar la desigualdad en México respecto a otros países, el estudio de Oxfam México ha recopilado los siguientes datos que muestran la verdadera escala del problema.

1. A nivel mundial, México es uno de los países con mayor nivel de desigualdad

De acuerdo con los datos de Standardized World Income Inequality Database de entre 2008 y 2012, México ocupó el lugar 87 de 113 países analizados, ordenados de menor a mayor nivel de desigualdad. Otra base de datos, que ha estudiado 132 países, confirmó estos resultados situando a México en el lugar 107. En ambos casos, México se encuentra dentro del 25% de los países con mayores niveles de desigualdad en el mundo.

2. El 1% de la población recibe el 21% de los ingresos de todo el país.

Según las estimaciones de un informe de Campos, Esquivel y Chávez para el año 2012, en el que se compararon 23 países, México es el país de la muestra en el que al 1% más rico le corresponde un mayor porcentaje del ingreso total (21%). En otros países, este porcentaje fluctúa en un promedio cercano al 10%.

3. El 10% más rico concentra el 64,4% de la riqueza del país.

Según las estimaciones de Global Wealth Report 2014 de Credit Suisse, el 10% más rico de México concentraba el 64.4% del total de la riqueza del país. Por otro lado, un reporte de WealthInsight (2013) reveló que en 2012 en México había 145,000 individuos con una riqueza neta superior a un millón de dólares y, en conjunto, sus riquezas ascendían a un total de $736 mil millones de dólares. Estos millonarios, representantes de menos del 1% de la población total, concentraban ese año un 43% de la riqueza total del país, excediendo por mucho el promedio de otros países.

4. Los ricos se hacen más ricos.

Según la lista de 'Forbes', en 1996 había 15 mexicanos con fortunas superiores a los mil millones de dólares; en 2014, su número ascendió a tan solo 16. No obstante, mientras que en 1996 las fortunas de esos 15 equivalían a 25.600 millones de dólares, las de los 16 mexicanos más ricos en 2014 equivalía a 142.900 millones de dólares, de forma que en este período, la fortuna promedio de cada miembro de ese grupo pasó de 1.700 a 8.900 millones de dólares.

A su vez, la riqueza de los cuatro mexicanos más acaudalados Carlos Slim, Germán Larrea, Alberto Baillères y Ricardo Salinas Pliego en 2014 representó el 9% del PIB del país, mientras que en 2002, su fortuna solo alcanzaba un 2%.

5. Sectores privilegiados

"La falta de competencia económica y un débil marco regulatorio constituyen el escenario ideal para el abuso por parte de empresas con un cierto poder monopólico u oligopólico", señala el estudio de Oxfam, que pone como ejemplo el caso de Carlos Slim, magnate de las telecomunicaciones mexicanas, y de otros empresarios en el sector minero, que gozaron de concesiones y privilegios.

6. Política fiscal favorable a los más ricos

La política fiscal de México "está diseñada de tal manera que el efecto redistributivo de la política fiscal sea mínimo, por no decir nulo", señala el informe. En concreto, la estructura del sistema tributario "está mucho más orientado a gravar el consumo que el ingreso personal o empresarial", añade el informe al recordar que los impuestos al consumo son regresivos y afectan más a los hogares relativamente pobres. Entre otros aspectos del sistema tributario mexicano que parecen favorecer a los que reciben los mayores ingresos, el estudio menciona la tasa marginal del ISR, que es una de las más bajas de todos los países de la OCDE.

7. Salario mínimo

Una consecuencia de la política de salario mínimo aplicada a lo largo de las últimas décadas ha sido una disminución drástica del poder de compra del salario mínimo. Para 2014, alcanzó poco más de la cuarta parte de lo que pudo abarcar en su punto más alto, en 1976. Además, representa poco más de un tercio de lo que era hace 45 años, en 1969.

8. Desigualdad, marginación y exclusión de la población indígena

"Mientras que el 38% de la población hablante indígena vive en pobreza extrema, el porcentaje correspondiente para la población total es inferior al 10%. Esto implica que la tasa de pobreza extrema para la población hablante indígena es casi 4 veces más alta que la de la población en general", indica el informe.

9. La educación pública vs. la educación privada

Mientras que el pago de colegiaturas y transportación a escuelas privadas es deducible de impuestos, de acuerdo con el censo de 2012, el 48% de las escuelas públicas carecían de acceso a drenaje, 31% carecía de acceso a agua potable, 12.8% no contaba con baños o sanitarios y 11.2% no tenía acceso a energía eléctrica. Por otro lado, en 61.2% de ellas, los alumnos no contaban con acceso a un equipo de cómputo que sirva y 80% de los estudiantes no tenía internet.

10. Violencia como consecuencia de la desigualdad y la marginación

Aunque el aumento generalizado de la violencia en el país se suele explicar, al menos en parte, por la guerra contra las drogas iniciada durante la administración del presidente Felipe Calderón, otra hipótesis recurrente sugiere que la desigualdad, la marginación o la pobreza podrían jugar su rol en el aumento de la violencia. Dicha hipótesis parece confirmarse por los recientes estudios de Enamorado et al. y Corona-Juárez de 2014.

29
Junio

Mi nuevo libro “No Somos Charlie Hebdo” termina con una lista de sospechosos implicados en las aparentes operaciones de bandera falsa. Una de ellos, Jeannette Bougrab, una “sospechosa clave” en más de un sentido.

En el artículo siguiente, el periodista de investigación Hicham Hamza revela que Bougrab aparentemente se apoderó de las llaves del apartamento de Charb, el editor de Charlie Hebdo asesinado la noche de los ataques. Poco después, el apartamento fue saqueado. Más tarde, Bougrab mintió y afirmó que nunca tuvo las llaves.

¿Podrían ser estas las llaves que abren el misterio de Charlie Hebdo?

En la misma noche del ataque a Charlie Hebdo, mientras Bougrab se disponía a saquear el apartamento de Charb y borrar las pruebas incriminatorias, el investigador de la policía Helric Fredou se suicidó. Estaba intentando obtener información sobre los antecedentes de Bougrab y su relación con Charb. Parte de esta información le fue facilitada “por la madre de Bougrab. . . que de repente se murió hace poco más de una semana, después de mostrar “conducta culpable” cuando fue contactado por Hamza.

Así que ¿cuál es el misterio? ¿Cuáles fueron las pruebas inculpatorias retiradas del apartamento de Charb por Bougrab y sus cómplices? ¿Qué información fue la que llevó a Fredou al suicidio y causó el posible asesinato de la madre de Bougrab?

¿Y de dónde surgió Bougrab después de la masacre de Charlie Hebdo alegando ser la pareja de Charb, “una declaración rechazada por amigos y familiares de Charb”?

Permítanme imaginar un “guión alternativo”. Las Fuentes francesas son demasiado tímidas para decirlo sin rodeos, en público y para que quede constante. Están preocupadas por el acoso legal o algo aún peor. La red de Sarkozy-Netanyahu a la que pertenece Bougrab le demanda en un abrir y cerrar de ojos si los critican. Las figuras francesas que están al corriente de la verdadera naturaleza de la operación interior de Charlie Hebdo, como Alain Soral y Dieudonné, se enfrentan a una batalla sin descanso contra los procedimientos legales maliciosos y las persecuciones sospechosas.

Pero la batalla legal no es necesariamente la peor parte que uno puede llevar. Recuerde que el líder político francés Jean Marie Le Pen fue golpeado, y su casa fue incendiada, una semana después de que anunciara que el ataque a Charlie Hebdo fue una operación de bandera falsa llevada a cabo con la ayuda de los servicios secretos franceses. Y recuerde que Hamza, cuya investigación ha puesto en evidencia la operación de bandera falsa Charlie Hebdo, ha tenido recientemente problemas de salud que, según los testigos informados, se parecían a un caso de envenenamiento.

Así que yo no culpo a mis fuentes francesas por no lanzar fuertemente sus acusaciones y no querer participar en escribir el guión alternativo en plena luz del día. Pero aquí, a un océano de distancia, podemos llamar las cosas por su nombre, un ladrón es un ladrón, y una conspiración es una conspiración.

 

-La interpretación obvia es la siguiente:

 

Charb, editor de la decadente y en bancarrota revista Charlie Hebdo, fue abordado hace varios años por Bougrab, una conocida agente de la red de Sarkozy-Netanyahu. Bougrab hizo a Charb una oferta que este no pudo rechazar: Tú atacas al Islam y a los musulmanes de manera extravagante, blasfema, pornográfica, y nosotros vamos a cuidar de tus problemas financieros.

Para crear una tapadera a esta relación, Bougrab y sus jefes inventaron la leyenda de una “relación íntima” entre Bougrab y Charb. Podrían reunirse para transferencia de dinero, o incluso compartir una cuenta bancaria conjunta, sin levantar las sospechas.

Y así fue como se fundó la revista financieramente inviable de Charlie Hebdo para la enorme operación de bandera falsa del pasado 7 de enero. Una operación que condujo a la venta de cinco millones de copias que devolvieron más dinero del que Bougrab había canalizado hacia Charlie Hebdo en los últimos años.

 

-La mentira fundamental de Jeannette Bougrab

 

Por Hicham Hamza

 

-Testimonio recogido por la policía contradice la declaración de Jeannette Bougrab sobre su acceso a la vivienda asaltada de Charb.

08/06/2015 en 22:29

Mito: “La prensa amarilla, en campo de periodismo de investigación, no es igual a los medios principales como Mediapart y Le Monde”. “Este prejuicio, muy común en los círculos intelectuales y académicos, es inane: miremos por donde miremos en la historia del periodismo de investigación, sobre todo en los EE.UU. y el Reino Unido, nos damos cuenta de que a veces esta prensa brinda valiosa información que sirve al interés público. Tomemos por ejemplo el caso de Charlie Hebdo: el Jueves, 04 de junio, una famosa revista de celebridades “Closer” publicó una importante revelación de cuatro partes:

La verdadera novia del asesinado editor de Charlie Hebdo - desde marzo de 2011, hasta la última noche- fue una mujer “Valerie M” (sus iniciales habían sido previamente reportada por el sitio Web Panamza).

Patrick Pelloux, columnista y amigo íntimo de Charb, nunca había oído de Charb o alguien cercano a él hablar de Jeannette Bougrab.

El apartamento de Charb fue robado y saqueado en los días que siguieron al ataque del 7 de enero.

Jeannette Bougrab, autoproclamada novia-compañera de Charb, obtuvo las llaves de su apartamento la tarde del 7 de enero, por medio de los padres de Charb, Michel y Denise Charbonnier.

Estas revelaciones de Closer, derivan de los registros de las audiencias celebradas durante la investigación policial sobre los ataques. Problema: la revelación número 4, el testimonio de Patrick Pelloux (tomado el 4 de febrero y publicado el 4 de junio) contradice radicalmente una afirmación de Jeannette Bougrab en su libro publicado el 13 de mayo:

Pocos días después de la tragedia, el oficial de seguridad de Charb me pidió que devolviera sus pertenencias, empezando por las llaves de su apartamento. ¿Las llaves? Yo no las tengo, nunca las he tenido, y ¿Qué iba a hacer yo con ellas? Pasábamos las tardes en mi casa, para que May ( su hija) estuviera en su entorno familiar y cerca de su escuela.

 

-Dos alternativas:

 

Patrick Pelloux está fantaseando e inventó la historia de que Bougrab obtuvo las llaves del apartamento la misma noche del ataque, sólo unas horas antes de que saquearan el apartamento;

O bien Jeannette Bougrab ha dicho una mentira al afirmar categóricamente que ella “nunca” tuvo las llaves.

Dada la costumbre de Jeannette Bougrab de jugar libremente con la verdad, la segunda opción es la más probable. El propio hermano de Charb, Laurent ha negado, desde el 10 de enero en adelante, cualquier “conexión sentimental” entre los dos. (Sin embargo, desde el tiroteo, Bougrab se ha comportado melodramáticamente para hacer creer a todo el mundo que había sido el amor de su vida de Charb.-KB)

¿Por qué intentó Bougrab ocultar el hecho de que tenía acceso a la casa de Charb en los días posteriores al desastre? La trama se complica.

Otro hecho, señalado acertadamente por Closer, ahora parece seguro: al contrario de lo que dice Bougrab en su libro, Pelloux no sabía nada de ninguna “relación” entre Bougrab y Charb.

Pelloux dijo a la policía que estaba sorprendido por la actitud de Bougrab “que dijo que era la compañera de Charb”. Sin embargo Bougrab, la abogada del Consejo de Estado (que pronto será Asesora Cultural de la embajada de Francia en Finlandia) escribió claramente ser confortada por Pelloux en el día del ataque:

“Yo estaba llorando, me negué a dejar que me lleven lejos de mi amor. Patrick Pelloux salió del edificio (oficina de Charlie Hebdo) y cayó en mis brazos. Él también estaba llorando. Lo hiciste feliz”, me dijo. “Eso es lo más importante. Debes salvaguardar ese recuerdo”.

Una vez más, considerando la frialdad (mezclada con el tono formal) que usó Pelloux dos días más tarde en el programa Grand Journal show on Canal +, parece lógico deducir que Bougrab reinventa la historia como le plazca.

Finalmente, como muestra de buena fe, Bougrab no duda en utilizar el ejemplo cuestionable de Caroline Fourest que era, como ha señalado Panamza , la primera figura pública que se refirió a una presunta relación conyugal entre la derechista Bougrabe y el comunista militante Charb:

“Sólo Caroline Fourest me defendió (contra las acusaciones de que Bougrab inventó la historia de ser la novia de Charb). Ella fue atacada por la gente de Charlie Hebdo por atreverse a romper el código de silencio”, dice Bougrab en su libro.

Entonces, ¿quién ha saqueado el apartamento de Charb el día después del ataque? ¿Y qué fue lo que ha llevado?

¿Por qué Bougrabe, una islamófoba sionista radical  de la red de Sarkozy-Netanyahu , miente acerca de tener acceso al domicilio de Charb?

¿Qué hizo allí cuando se apoderó de las llaves que le dieron los padres de Charb (¿Confiados? ¿Abusados? ¿Ingenuos?).

A todo este lío, debemos agregar un nuevo episodio: la repentina desaparición de un testigo clave en el caso de Charlie. Su nombre: Zohra Bougrab.

La muerte de la madre de Jeannette por el cáncer de páncreas, fue anunciada la mañana de 4 de junio por Le Figaro y La Nouvelle Repúblique, en los mismos momentos, Closer (con su historia que presentaba a Jeannette como una mentirosa) apareció en los Kioscos.

Su muerte había ocurrido el martes, 2 de junio. Este día, Jeannette Bougrab se alojaba en el Hotel de Manos, un hotel de cinco estrellas en Bruselas, promocionando su libro mediante entrevistas concedidas a medios de comunicación franceses, entre otros.

El funeral de Zohra Bougrab tuvo lugar el viernes, 5 de junio en la iglesia San Stephen Deols. En la ceremonia participó la madre de Charb, Denise Charbonnier. A diferencia de su hijo Laurent, que negaba categóricamente cualquier “conexión emocional” (entre Charb y Bougrab), la madre de Charb parecía mantener relaciones cordiales e incluso benévolas con la mujer que afirmaba ser la compañera de su hijo.

-El Código de Silencio que rodea el “suicidio” de Fredou

El año pasado, Zohra Bougrab apareció en un documental de su hija, transmitido por Canal + en 3 de diciembre, con el título “Interdites d’école”.

Curiosamente, Jeannette Bougrab no se olvidó de “Dedicar” la película a su madre ni agradecer a muchos amigos (incluyendo el productor Michael Friburg, asistente del ministro Eric Besson), sin embargo, no hizo mención alguna al hombre que afirmaría un mes después, de haber sido “el hombre de su vida”. No hubo nombre, apellido, apodo, o incluso vaga alusión a Charb.

¿Por qué la madre de Jeannette, Zohra Bougrab era un testigo crucial, pero poco conocida en el caso de Charlie Hebdo?

Por la siguiente razón: era, con su marido Lackdar, aquellos cuya declaración había sido registrada en un informe por un hombre que fue encontrado “ suicidado” la noche del 7 al 8 de enero. Su nombre: Helric Fredou. Su función: el Comisionado de Policía Adjunto de Limoges. Fredou fue quien interrogó a la familia Bougrab la noche del 7 de enero. (Los Bougrabs estaban siendo protegidos por la policía debido a la supuesta relación entre su hija y Charb).

Helric Fredou fue encontrado con una bala en la cabeza mientras se suponía que debía estar escribiendo su informe, poco después de hacer una llamada telefónica urgente sobre declaraciones de los Bougrabs.

“No es asunto mío, ninguno lo es, adiós”. Tal fue la breve respuesta telefónica, las últimas palabras que dijo Zohra Bougrab al autor de este artículo.

El domingo, 7 de junio, Chantal Fredou, la madre de Helric Fredou, se cernía sobre la tumba de su hijo, cuyo abuelo también era un policía. Cinco meses después del sospechoso “suicidio”, continúa cuestionándose las circunstancias que rodearon la muerte repentina de Helric, que habría celebrado su 45 cumpleaños el 25 de abril. Afirmó que hasta el momento, no le habían comunicado nada de la información obtenida durante la supuesta investigación interna de la policía, siendo oficialmente en curso sobre el caso.

También tenga en cuenta que el ministro de Interior de Francia, Bernard Cazeneuve, quien conocía bien a Helric Fredou , todavía no ha respondido a la pregunta que le planteó el parlamentario socialista Christophe Premat sobre esta muerte inquietante. Obviamente el caso de Charlie Hebdo aún no ha revelado todos sus secretos.

En el artículo de Hamza, hablamos de que Bougrab, una agente de la red de la delincuencia organizada de Sarkozy-Netanyahu no era realmente la novia de Charb, el asesinado editor de Charlie Hebdo. Todo fue un montaje.

El verdadero papel que desempeñó Bougrab al parecer, era canalizar dinero hacia la revista Charlie Hebdo que desde hace mucho se acercaba a la quiebra. A cambio del dinero para mantener viva su revista, Charb acordó publicar una ola de ataques ultraobscenos contra el Islam. Para facilitar la transferencia del dinero Bougrab y Charb fingieron tener una relación romántica.

Y así fue como ha dicho el filósofo Alain Soral en su contribución en mi libro We Are NOT Charlie Hebdo, la revista financieramente no viable de Charlie Hebdo, fue alimentado con el dinero “como un ganso foie” para ser sacrificada luego. “Todo se había preparado para el sacrificio del ganso” o sea, para la operación de bandera falsa del pasado 7 de enero.

El último miércoles más pruebas contra Bougrab salieron a la superficie: la revista Closer publicó un artículo titulado: “Patrick Pelloux acusa a Jeannette Bougrab de saquear el apartamento de Charb”. Pelloux, un amigo cercano de Charb, es uno entre muchos que sostienen que Bougrab miente cuando afirma que ella era la novia de Charb. (La mayor parte de la familia de Charb está diciendo lo mismo). Ahora Pelloux ha ido aun más lejos diciendo que Bougrab obtuvo las llaves de la casa de Charb con falsos pretextos después de su muerte y limpió el apartamento ¿De qué? De pruebas que implicaban los verdaderos autores de la falsa bandera de Charlie Hebdo, puede ser.

Pelloux no solo dijo esto a los periodistas sino testificó legalmente para que se abriera una investigación por sus acusaciones contra Bougrab.

La destrucción de pruebas que ha cometido Bougrab constituye claramente lo que en la ley estadounidense se denomina como “obstrucción de la justicia”. Uno se pregunta si la red sionista-masónica será capaz o no de evitar que la policía francesa lance una investigación y presente cargos criminales contra Bougrab.

Cualquier policía que se atreva a hacerlo tiene que guardarse la espalda. Su difunto compañero de trabajo, Helric Fredou, estaba investigando la ficticia “relación” Charb- Bougrab con mucho entusiasmo en las altas horas de la noche del 7 de enero cuando de repente apareció “suicidado” en su propia oficina .

Entonces, ¿quién es Jeannette Bougrab, y por qué iba a ser voluntaria para el papel de “viuda de negro” en la operación de bandera falsa de Charlie Hebdo?

Al igual que sus jefes Sarkozy y Netanyahu, Bougrab odia el Islam con furia genocida. Esto explica su voluntad para participar en un elaborado engaño diseñado para convencer al Occidente de lanzar una guerra contra el Islam y a favor del régimen de Israel.

La participación de Bougrab en el actual genocidio antimusulmán, que ha cobrado la vida de más de un millón de musulmanes desde el 11S, es una tradición familiar. Ella proviene de una familia de traidores notorios de Argelia que ayudaron a los franceses a asesinar a más de un millón de musulmanes argelinos durante la Revolución de este país africano. Sus campañas islamófobas, incluida su participación en la red terrorista de bandera falsa de Netanyahu (la misma que nos condujo al 11S) son una continuación de los genocidios que ha cometido su familia contra su propio pueblo.

¿A caso se levantarán los franceses y exigirán la verdad sobre lo que pasó con Charlie Hebdo? Si lo hacen, la guillotina podría volver a ponerse de moda, y entonces Jeannette Bougrab podría estar en serios problemas.

 

ymc

 

Escrito por: Kevin Barret, Hicham Hamza

 

-Dr. Kevin Barrett, doctor en Arabe-islamología, es uno de los críticos más conocidos de Estados Unidos de la Guerra contra el Terror. Dr. Barrett ha aparecido muchas veces en Fox, CNN, PBS y otros medios de difusión, y ha inspirado reportajes y artículos de opinión en el New York Times, el Christian Science Monitor, el Chicago Tribune y otras publicaciones líderes. Dr. Barrett ha enseñado en los colegios y universidades en San Francisco, París y Wisconsin, donde se postuló para el Congreso en 2008. Él es el co-fundador de la Alianza entre musulmanes y cristianos y judíos, y autor de los libros La verdad Jihad: Mi lucha épica contra la Mentira 9/11 Grandes (2007) y El cuestionamiento de la Guerra contra el Terror: Una Guía para los votantes de Obama (2009 ). Su página Web es www.truthjihad.com

-Hicham Hamza es un periodista de investigación que escribe sobre los acontecimientos políticos o sociales, ha escrito más de 400 artículos con especial enfoque sobre los temas relacionadas con las operaciones e bandera falsa, la involucración del régimen de Israel en los actos de esta índole.