Destacados

09
Noviembre

Estados Unidos suele, previo a las elecciones presidenciales, sacar a la luz personajes pintorescos, que se presentan como aspirantes a ocupar la Casa Blanca y cuyas señas hacen dudar de la seriedad de la política estadounidense.

De otro modo resulta impensable encontrarse con candidatas como la ex Gobernadora de Alaska Sarah Palin, dirigente del ultrarreaccionario Tea Party y que llegó incluso a ser parte de la dupla presidencial republicana junto a John McCain en las elecciones del año 2008.

Hoy, el Partido del Elefante ha sacado a la luz una figura controvertible, tanto en su vida privada, como en el mundo de los negocios y que al irrumpir en la política no ha dejado a nadie indiferente: Donald John Trump. Multimillonario, dotado de un  lenguaje agresivo, prepotente, xenófobo, racista, imprudente y una  superficialidad disfrazada de cierta informalidad e incontinencia verbal, que son algunos de los conceptos que suelen usarse para definir la personalidad del Magnate estadounidense. Autor de un libro que lo retrata de cuerpo entero “Piensa grande y patea traseros en negocios y la vida” publicado el año 2007. Un empresario que ya ha sido caracterizado como el “Bufón Oficial de la Contienda electoral” y que resulta atractivo para esa masa electoral, que desconfía de la clase política tradicional y se visualiza en este personaje que sostiene que “no tiene tiempo para ser políticamente correcto”.

EL RACISMO COMO HERRAMIENTA ELECTORAL

Un multimillonario que es capaz de patear el trasero hasta de su correligionario y ex candidato presidencial John McCain y dudar de su condición de Héroe de Guerra – McCain estuvo cinco años prisionero en Vietnam cuando su avión fue derribado - al sostener que “es un héroe de guerra porque fue capturado. A mi me gusta la gente que no ha sido capturada” desatando la ira de líderes prominentes del Partido Republicano que le aconsejaron que se retire y que “es una vergüenza para el partido”. Pero, el ventilador de Trump tiene mucha basura que lanzar y como prueba de la bajeza de su proyecto está el ataque indiscriminado, violento y racista contra los inmigrantes, especialmente mexicanos.

Trump es un político que ha hecho una considerable y cuestionada fortuna, hijo de una inmigrante escocesa, casado con una Checa en su primer matrimonio y una Eslovena en su tercer y actual matrimonio y que sin embargo suele centrar sus críticas contra los inmigrantes, en especial los mexicanos a los cuales ha acusado de “corruptos, delincuentes y violadores” proponiendo la construcción de un muro que separe a Estados Unidos de México pero que tendría que ser pagado por la nación Latinoamericana. Sus palabras textuales reflejan la profunda ignorancia de este aspirante a la presidencia estadounidense al sostener que México no es amigo de Estados Unidos pues “México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Está enviando a gente con un montón de problemas (...) Están trayendo drogas, el crimen, a los violadores. Asumo que hay algunos que son buenos”. Otra de las joyitas de este aspirante presidencial refiere a sostener que “no quiero nada con México más que construir un muro impenetrable y que dejen de estafar a Estados Unidos” Otra “mucha gente está enojada por mis comentarios con relación a México pero, enfrentémoslo. México está estafando totalmente a Estados Unidos, Nuestros políticos son unos tontos”.

En un interesante trabajo, la analista Yesenia Barragán se pregunta ante las afirmaciones de Trump respecto a los inmigrantes y sus calificativos “¿Existe una diferencia fundamental entre el argumento de Trump y los comentario de Obama a Univisión en el 2012, con un récord de deportaciones en su administración, dos millones de inmigrantes, que según Obama está dirigido a "personas que generalmente representan una amenaza para nuestras comunidades", en contraposición a "familias trabajadoras"? Trump afirma que la mayoría de los inmigrantes mexicanos son criminales, mientras que Obama argumentó que los 2 millones de personas, que su administración enjauló en cárceles inhumanas y sin acceso a un abogado, antes de ser devueltos a países económicamente indigentes y asolados por la guerra, estaban poniendo en peligro "nuestras comunidades". Sin embargo, un informe reciente del American Immigration Council encontró que, 1.6 por ciento de hombres nacidos fuera de Estados Unidos se encuentran en prisión en contraposición al 3,3 por ciento de hombres nacidos en Estados Unidos, y que la mayoría de los inmigrantes encarcelados enfrentan cargos relacionados con inmigración. Sólo una milésima de uno por ciento de los inmigrantes indocumentados es acusado de asesinato”.

Efectivamente, disparar todos los dardos contra Trump sin sumar también a un sistema político-económico y social como el estadounidense, que avala esta visión y conducta de desprecio a los derechos de aquellos seres humanos que dejan sus hogares y familias para buscar mejores perspectiva allende sus países es cegarse y dejar pasar por alto la violencia racista que se desata día a día contra los inmigrantes sin papeles. Sea en esa nación norteamericana o como lo vemos día a día en Lampedusa, en Chipre, Malta, en Ceuta y Melilla.

Para Barragán “Las notorias observaciones de Donald Trump, diciendo que los inmigrantes mexicanos están "trayendo drogas, delincuencia y que son violadores", ha proporcionado una buena oportunidad para muchos liberales y progresistas en los Estados Unidos para felicitarse a ellos mismos sobre su repulsa por los bulliciosos y despistados comentarios racistas de Trump…Mientras que sus palabras son obviamente ofensivas, este enfoque estrecho liberal de lenguaje, permite a expertos, políticos y comediantes ganar puntos como progresistas sin tener en cuenta su complicidad en el abuso y la explotación de millones de inmigrantes latinos”

El cientista político mexicano Emilio Lezama es un convencido, que ni siquiera el mismo Trump se toma en serio. Un empresario calificado como el Bufón más rico de Estados Unidos “El desprecio de Trump hacia los mexicanos sigue el parámetro de la doble moral de muchos republicanos. Critican a un país pero al mismo tiempo dependen económicamente de ese país.  Discrimina a su gente pero al mismo tiempo cortejan al electorado de ese origen. Trump, en ese sentido, es la caricaturización perfecta del republicano radical” Como prueba del poder económico de lo que el magnate clown llama “criminales, drogadictos y violadores” es que la comunidad mexicana en Estados Unidos, según datos del medio El Financiero aporta el 8 % del PIB de Estados Unidos y en California esa cifra sube a un 12%. Cifras que este multimillonario parece no tener en cuenta al repudiar a la comunidad mexicana.

Donald Trump, a punta de declaraciones tan ofensivas como peligrosas para la paz social estadounidense y el mundo, ha alcanzado índices de aprobación que lo tienen liderando las encuestas contra políticos republicanos como Jeff Bush y Marco Rubio. Todos ellos aspirantes del partido del Elefante a la presidencia de los Estados Unidos y que se enfrentarán, probablemente a la figura demócrata de Hillary Clinton en noviembre del año 2016. Al comenzar una campaña por la cual no se daban muchos puntos, hoy se sitúa de igual a igual con Jeff Bush, Gobernador de Florida y miembro de la dinastía Bush. Sus triquiñuelas, como aquella de exigir a Obama que mostrara su partida de nacimiento para demostrar que era Estadounidense, para finalmente tener que hacerlo, le ha redituado de forma tal que aquí lo tenemos, escalando posiciones para tratar de hacer del Salón Oval su mesa de Directorio.

Las propuesta de Donald Trump se caracterizan por centrar sus acciones contra la población inmigrante con propuestas tan absurdas como violatorias de los derechos humanos pero…que encuentran eco en una masa votante que ha solido demostrar su ignorancia votando a candidatos de la talla de Sarah Palin del Tea Party o mirar ahora a este multimillonario que como caballo desbocado lidera las carrera por las preferencias entre los candidatos republicanos. Rem Rieder, comentarista de USA Today afirma “Trump es una mala noticia para el periodismo. No es un candidato serio, es un ladrador de carnaval. Es adicto a llamar la atención sobre sí mismo. Y sin embargo no puede ser ignorado totalmente, por muy atractiva que sea esa opción”. Medios de comunicación estadounidenses como The New York Times y el Post, entre otros, estiman que las declaraciones y extravagancias de este político-empresario benefician a los demócratas, ya que Trump representa la cara más negativa de los republicanos.

TRUMP COMO EXPRESIÓN DE UN MAL MAYOR

Pero, hay que tener precaución de calificar sólo de estrafalario, bufón o ser considerado un personaje poco serio, irresponsable en sus afirmaciones y de una ignorancia supina a Donald Trump. Esto, pues este tipo de político suele representar a la media estadounidense, que  ve reflejado en este tipo de personas sus miedos atávicos, sus pretensiones de informalidad, de negarse a lo políticamente correcto, considerarse como un self made man y despreciar todo aquello que le es desconocido o que no lo siente como parte de su identidad como estadounidense, aunque esta nación haya sido formada por millones de inmigrantes de todas las latitudes.

Donald John Trump es un bribón de los negocios, un ladino que se presenta como un empresario dotado de consumado olfatillo comercial, pero que no duda en utilizar las quiebras como un trampolín para iniciar nuevos negocios. Ha reconocido abiertamente que las leyes de bancarrota estadounidenses le han servido como una herramienta de negocios, ya que reestructura sus deudas y sigue creciendo. Es el pícaro, el que se salta las leyes si eso implica “avanzar, desarrollarse y conseguir sus objetivos”

En el plano internacional, Trump apoya públicamente a Benyamin Netanyahu, sosteniendo que un primer Ministro fuerte representa un Israel fuerte. Apoyo que se expresa también a la política implementada por el Comité de Asuntos Públicos Estadounidense- Israelí – AIPAC por sus siglas en inglés – Con referencia a Arabia Saudita, tradicional aliado estadounidense este aspirante a la Casa Blanca ha propuesto cobrarle la protección que s ele brinda en materia militar ya que “sin la protección de Estados unidos Arabia Saudita no existiría”. Frente a Daesh, el multimillonario que desea conseguir el sillón presidencial sostiene que “nuestro país debe mandar tropas a Irak y arrebatarle los pozos de petróleo para evitar su financiación” idea de invasión que no menciona los 4500 militares estadounidenses muertos en su incursión fallida en Irak, ni tampoco la responsabilidad de las administraciones estadounidenses en el desarrollo de Daesh.

Con relación a China Trump ha declarado que “este país se está enriqueciendo a nuestra costa. Se ha reconstruido a sí misma con el dinero que se está sacando de Estados Unidos y con los trabajos que se están perdiendo en Estados Unidos… los chinos están devaluando otra vez su moneda y nos están destrozando, es verdad que nuestra moneda sube y parece que es algo bueno, pero eso va a ser devastador para nuestra economía”. El aspirante a la nominación presidencial republicana Donald Trump aprovechó hoy el desplome de algunas plazas bursátiles, entre ellas Wall Street para culpar de esa caída a "la pobre planificación" de China. Los mercados se están desplomando. Todo por culpa de la pobre planificación y por dejar a China y Asia dictar la agenda. Esto podría complicarse. Voten por Trump", señaló en su cuenta de Twitter.

Respecto al acuerdo nuclear firmado entre el G5+1 e Irán el magnate estadounidense  sostuvo que John Kerry y el equipo negociador en Viena que formaron parte de este acuerdo “son unos incompetentes. Pues Irán, gracias a este Acuerdo se volverá rico y poderoso.  Los que firmaron este acuerdo son “incompetentes” Este es un mal acuerdo que nos llevará a un Holocausto Nuclear”  Como parte de su esquema mental de empresario y especulador Donald Trump sostuvo “yo soy realmente bueno mirando un contrato y encontraré cosas en el – el convenio firmado en Viena – y lo haré de forma tan estricta que ellos no tendrán oportunidad de incumplirlo”

Según una encuesta divulgada por la empresa Gallup, la mayoría de los hispanos en los Estados Unidos tiene una visión negativa de Donald Trump, Tal hecho complicaría las pretensiones de este magnate, pues la población de origen hispano representa el 17% de la población total de Estados Unidos y un sector con el que se tiene que contar sí o sí. Jeff Bush, quien está casado con una inmigrante de origen mexicano ha mejorado su percepción con el mundo hispano, por su “tono más favorable” en temas de migración. Sigue en porcentaje de apoyo el Senador republicano de origen cubano Marco Rubio.

Pero, las cifras de rechazo para Trump, venidas desde la comunidad hispana no le hace mella a este político-empresario pues su población objetivo es esa masa de republicanos que ven en la diferencia un peligro para el estilo de vida estadounidense y cualquiera que llegue a defenderla contará con el voto WASP – White Anglo Saxon Protestant – los grupos más reaccionarios y todos aquellos que signan la responsabilidad de los males de la vida de Estados Unidos a inmigrantes, negros o chinos. En estos días, en el fracturado campo republicano Donald Trump está aprovechando sus 15 minutos de liderazgo sin que le importe que su conducta de bufón y ladrador de carnavales lo hace el hazmerreir en el mundo.

08
Noviembre

En la actualidad en EE.UU. hay una clara demonización de Rusia, entre otras cosas, acusándola de los ataques informáticos contra miembros del oficialista Partido Demócrata, supuestamente con la finalidad de influir en los resultados de las elecciones presidenciales de este martes, aseguró el director del Instituto de Estudios Nucleares de la Universidad Americana, Peter Kuznick, en una entrevista con la agencia RIA Novosti.

 

La demonización de Rusia en EE.UU.

 

"La demonización de Rusia que existe en la actualidad es muy preocupante. Nadie en EE.UU. ni siquiera duda de que Moscú está detrás de los ataques informáticos a los correos electrónicos de los demócratas. Todos están seguros de que esto es así", comentó el historiador.

Según Kuznick, muchos expertos sostienen que es imposible determinar si Rusia en realidad tiene alguna relación con todo eso. Pero "todos en EE.UU. simplemente creen en esto, porque así lo afirman los medios de comunicación, así lo afirma Hillary Clinton y (el presidente Barack) Obama", agregó el coautor del libro y documental 'La historia no contada de EE.UU.', en los que describe pasajes de la historia estadounidense sobre los que Washington prefiere callar.

 

La diferencia entre la situación en Alepo y Mosul

 

Las declaraciones de Moscú acerca de que no existe ninguna diferencia entre las situaciones que se viven en las ciudades de Alepo (Siria) y Mosul (Irak), están más cerca de la realidad, a diferencia de la posición de Washington, sostiene el profesor de la Universidad Americana.

"Pienso que Rusia está más cerca de la verdad. Si nos fijamos en los medios estadounidenses, nos hablan de extremistas islámicos en Mosul y de rebeldes en Alepo, a pesar de que se tratan de las mismas agrupaciones relacionadas con el Estado Islámico y Al Qaeda. Pero en Alepo los medios estadounidenses nos presentan (a los extremistas islámicos) como luchadores por la libertad, mientras que en Mosul son tratados como terroristas locos", criticó el experto.

Según Kuznick, la prensa norteamericana es solo una parte del problema. "Los ciudadanos estadounidenses no son lo suficientemente críticos para ver cómo funciona esta máquina de propaganda. Así que sí, las similitudes (entre Alepo y Mosul) son mucho mayores que las diferencias", concluyó el director del Instituto de Estudios Nucleares.

24
Septiembre

El vicepresidente estadounidense Joe Biden se precipitó en reconocer al gobierno de facto de Michel Temer. Lo hizo a la vez que opinaba sobre el referéndum en Venezuela, instando al gobierno de Nicolás Maduro a que el revocatorio pedido por la oposición conservadora se haga durante el curso de 2016, algo que parece improbable, visto y considerando que la MUD comenzó tarde ―en el mes de abril― el extenso proceso de juntada de firmas y verificación.

¿Qué dijo en concreto Biden? "EE.UU. seguirá trabajando estrechamente con el presidente Temer", admitió, para luego caracterizar al 'impeachment' como "uno de los mayores cambios políticos" de la región en los últimos tiempos. Es indudable la satisfacción que puede producir para el Departamento de Estado de EE.UU. que un asiduo informante de la Embajada de EEUU en Brasilia, tal como apareciera catalogado Temer en los cables desclasificados por WikiLeaks, sea ahora el presidente del país más grande de la región. No llama la atención que EE.UU., que reconociera a Micheletti en Honduras y a Franco en Paraguay, tras dos golpes consumados en 2009 y 2012 respectivamente, siga ahora aquella triste "tradición". Como dice el dicho, "no hay dos sin tres".

Pero la doble vara de Biden es inocultable: las encuestas conocidas en Brasil marcan que un porcentaje mayoritario de la población ―6 de 10, según Vox Pópuli― anhela elecciones anticipadas, ya que considera ilegítimo a Temer, quien ya comienza a aplicar el programa político derrotado en las elecciones de 2014. Incluso en las masivas movilizaciones de esta semana la consigna fue 'Direitas ja' (Elecciones directas ya) en una resignificación de la histórica demanda planteada por las organizaciones sociales frente a la dictadura de aquel país. Es decir: la sociedad civil de Brasil está pidiendo, ni más ni menos, que ir a las urnas para dirimir el destino político del país.

Resulta sintomático que Biden, quien le exige a Venezuela celeridad en implementar un revocatorio que no existe en ningún otro país de América Latina y el Caribe, no tenga apuro de ningún tipo en que los 54 millones de brasileños que votaron a Rousseff puedan elegir un gobierno acorde a sus preferencias. La doble vara tiene una explicación concreta: los intereses norteamericanos en la región. EE.UU. necesita al chavismo ―reelecto en 2013 con el 51% de los votos― afuera del poder en Venezuela para derrumbar finalmente el ciclo de gobiernos populares que, bajo la tríada Buenos Aires-Brasilia-Caracas, le dijo 'No al ALCA' en 2005. El desabastecimiento inducido es parte de ese mismo plan, similar al orquestado contra el gobierno de Salvador Allende en el Chile del 70. La salida de Maduro del poder, por la vía que fuere, sería la llave para luego avanzar en Bolivia ―ver el asesinato del viceministro Illanes― y Ecuador ―ver lo que sucede al interior de las FF.AA.―.

¿Podrán los movimientos populares ofrecer resistencias y alternativas ―en las urnas y en las calles― a la restauración conservadora que a todas luces avanza sobre la región? ¿Qué rol cumplirán los liderazgos de aquellos expresidentes que, hoy sin funciones ejecutivas, aún cuentan con una intención de voto importante de cara a las próximas presidenciales? Son preguntas cuyas respuestas pueden modificar la correlación de fuerzas a nivel regional. Si allí hay incertidumbres que alumbrar con el paso del tiempo, las declaraciones de Biden no dejan sino certezas: EE.UU. tiene una doble vara evidente sobre lo que sucede en nuestros países, con el único objetivo de cerrar el ciclo continental de gobiernos progresistas.

 

De secretos reveladores a pronósticos fallidos: La CIA desclasifica 2.500 documentos

 

Los informes de la CIA a los expresidentes Richard Nixon y Gerald Ford arrojan luz sobre el papel de EE.UU. en varios golpes de Estado de diferentes partes del mundo.

Gerald Ford y director designado de la CIA George H. W. BushLa CIA ha desclasificado 2.500 informes que recibieron a diario durante sus mandatos los expresidentes estadounidenses Richard Nixon y Gerald Ford que, entre otras cosas, arrojan luz sobre el papel de Estados Unidos en varios golpes de Estado que tuvieron lugar en diferentes partes del mundo.

El periodista Mijaíl Tíschenko, que ha analizado esos documentos para el portal Slon, subraya que parte de la información ha sido censurada, algo que considera "revelador". Por ejemplo, en el archivo 'Chile' fechado el 11 de septiembre de 1973 —el día en que fue derrocado Salvador Allende, quien fuera presidente chileno— "solo hay un espacio en blanco".

 

Secretos

 

1970: el golpe de Estado en Camboya

 

El 18 de marzo de 1970, el Gobierno monárquico del príncipe Norodom Sihanuk en Camboya fue derrocado por un grupo de conspiradores, encabezados por el general Lon Nol. Se considera que EE.UU. promovió esa asonada, una versión que apoyaba el mandatario depuesto.

El informe de la CIA del día siguiente al cambio de poder describe la nueva situación en Camboya, pero dos de sus fragmentos están censurados. De igual manera, también falta texto al comienzo del documento del día previo, que "enumera los temas más importantes", así como el nombre del país.

 

1970: las elecciones en Chile

 

En las elecciones presidenciales que Chile celebró el 4 de septiembre de 1970, EE.UU. trató de impedir la victoria del candidato de izquierda, Salvador Allende, apoyado por la Unión Soviética.

Mijaíl Tíschenko cita testimonios de antiguos mienbros de esa agencia, que revelaron que pocos meses antes, el 27 de junio, en la Casa Blanca se celebró una reunión secreta en la que los estadounidenses decidieron destinar cerca de 400.000 dólares —alrededor de 2,4 millones, hoy en día— para apoyar a los rivales de Allende.

Un informe del 29 de junio posee una sección titulada 'América Latina', aunque todo su texto está censurado, mientras que en otro escrito del día posterior aparece una sección dedicada a las elecciones en Chile, pero uno de sus fragmentos también está eliminado.

 

1971: el golpe de Estado en Bolivia

 

El 21 de agosto de 1971, el presidente boliviano Juan Torres, que tenía relaciones bastante tensas con EE.UU., fue derrocado por el general Hugo Banzer, que contaba con el apoyo de Washington. Posteriormente, aparecieron varias evidencias, incluidos documentos oficiales desclasificados, que demostraron que los norteamericanos estuvieron implicados en ese golpe.

Un informe de la CIA del 20 de agosto de ese año menciona los disturbios contra el Gobierno en Bolivia, y al día siguiente, explica que los rebeldes estaban a punto de ganar. Sin embargo, dos fragmentos del texto están censurados.

 

1973: el golpe de estado en Chile

 

Salvador Allende fue derrocado el 11 de septiembre de 1973. Aunque EE.UU. negó de manera oficial cualquier implicación en el golpe del general Augusto Pinochet, el director de la CIA, William Colby, reconoció ante el Congreso de su país que Washington había apoyado a algunas organizaciones chilenas.

En el informe del día previo aparece un breve mensaje sobre la "situación tensa" que se vivía en Chile, mientras que el documento de la jornada posterior contiene unos párrafos que han sido eliminados. Cuando aborda la muerte de Allende y el cambio de Gobierno también falta contenido.

Otros archivos publicados posteriormente confirmaron que, en 1970, la inteligencia estadounidense recibió instrucciones de Nixon para que impidiera la llegada de Allende al poder o de derrocarlo, en el caso de que lograra su objetivo.

 

Pronósticos

 

Los documentos desclasificados de la CIA también contienen pronósticos sobre varios acontecimientos relevantes de la década de los 70: algunos se cumplieron y otros resultaron erróneos.

 

1972: el ataque terrorista en los Juegos Olímpicos de Múnich

 

El 5 de septiembre de 1972, un ataque del grupo terrorista Septiembre Negro en los Juegos Olímpicos de Múnich (Baviera, Alemania) acabó con la vida de 11 israelíes. En una reunión al día siguiente, la CIA sugirió que Israel ofrecería una respuesta contundente a ese atentado.

Tíschenko que señala que, en general, el pronóstico se cumplió. En abril de 1973, los servicios de seguridad israelíes llevaron a cabo una operación en Beirut (Líbano) contra los miembros de la dirección de Al Fatah, así como contra militantes del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP). Como resultado de esa incursión murieron decenas de personas y destruyeron una planta para la producción de armas controlada por palestinos. Además, entre 1972 y 1973 acabaron con la vida de varias personas vinculadas a Septiembre Negro.

 

1973: la guerra de Yom Kipur

 

En octubre de 1973, la coalición de países árabes liderados por Egipto y Siria libraron una guerra contra Israel. El conflicto duró pocas semanas, pero provocó grandes pérdidas en ambos bandos. Posteriormente, Israel criticó a inteligencia de EE.UU. porque había asegurado que no habría ningún conflicto armado.

El 5 de octubre de 1973, un día antes del comienzo de las hostilidades, la CIA indicó durante una sesión informativa de que el Ejército egipcio estaba llevando a cabo ejercicios militares a gran escala, pero consideró muy poco probable que se estuviera preparando para atacar a Israel. Otra vez, unos fragmentos del texto fueron censurados.

 

1975: la Caída de Saigón

 

En 1975, el Ejército de Vietnam del Norte lanzó una gran ofensiva que provocó el fin de la guerra de Vietnam, que duró casi 20 años. En aquella época, el Ejército de Vietnam del Sur superaba en número a las tropas del Norte, pero tenía dificultades con los suministros.

El 28 de marzo de 1975, la CIA informó al presidente Ford de que el Gobierno de Vietnam del Sur tenía pocas probabilidades de ganar y que tardaría poco tiempo en enfrentarse a la derrota. Sin embargo, la inteligencia estadounidense no esperaba un ataque a Saigón y confiaba en que aguantaría, al menos, hasta principios de 1976. La captura de la ciudad se produjo en un mes.

22
Agosto

No es fácil acceder a Attawapiskat. A generaciones de políticos canadienses nunca se les ocurrió visitarlo.

Sin embargo, este destartalado asentamiento aborigen, situado al sur de la Bahía de Hudson, fue noticia en el último año por siniestras razones.

En octubre pasado, una niña de 13 años, Sheridan Hookimaw, se ahorcó en el vertedero de basura de este pueblo de 2.000 habitantes.

Desde entonces, más de 100 residentes de Attawapiskat, la mayoría de ellos adolescentes, han intentado suicidarse.

La tía de Sheridan, Jackie Hookimaw, una profesora nativa del grupo indígena Cree de Attawapiskat, se ofreció a mostrarme su pueblo.

Comenzamos atravesando un sendero de tierra, pasando por cabañas de madera rodeadas de tipis (tiendas cónicas indígenas).

Un muchacho está cargando contenedores en un cuatriciclo afuera de un cobertizo.

"Esa es la planta de tratamiento de agua", me cuenta Jackie.

"Es el único lugar donde podemos conseguir agua potable. La que sale del grifo es tan tóxica que ni siquiera nos duchamos con ella, ni mucho menos la bebemos"

"Acá tenemos de todo, desde erupciones hasta cánceres", asegura.

El camino nos lleva hasta un recinto deportivo. Hay un gimnasio improvisado con mancuernas, un par de máquinas de pesas y un aire cargado de sudor rancio.

Conozco a Skylar Hookimaw, de 19 años, quien frunce el ceño mientras trabaja su bíceps.

Sheridan era su hermana pequeña.

"Todavía parece que fuera mentira (la muerte de Sheridan), que nunca hubiera sucedido. Pero ocurrió", se lamenta.

Se forma un pesado silencio.

"¿Por qué sucede tan a menudo?", pregunto.

"Problemas familiares, acoso escolar, drogas, alcohol", dice Skylar.

"Los niños se sienten abandonados; como si su vida no importara", sostiene el joven.

En abril, 11 muchachos trataron de quitarse la vida en un solo fin de semana.

El día previo a mi llegada, una joven se cortó las muñecas y tuvo que ser trasladada en helicóptero al hospital.

La semana anterior, un chico "en riesgo" trató de ahorcarse.

“No nos van a patear, no nos van a someter. De ninguna manera vamos a seguir guardando silencio”.  Jacky Crazybull.

Jackie me lleva en canoa por el río Attawapiskat.

Su gente ha pescado aquí y cazado gansos y caribúes (renos propios de Canadá y de América del Norte) durante generaciones.

Cuatro niñas juegan en el río, nadando, salpicándose agua y riendo a carcajadas.

"Aunque no lo parezca, esas niñas están sufriendo", dice Jackie, al tiempo que agita su mano para saludarlas.

"Nuestros jóvenes están perdidos. No se sienten valorados. Se sienten desconectados de su cultura y necesitan ayuda", me confiesa.

La ayuda, dice Justin Trudeau, el joven primer ministro de Canadá, está en camino.

Trudeau prometió un nuevo punto de partida en la relación de Canadá con sus 1,4 millones de ciudadanos aborígenes.

Garantizó más dinero para sus comunidades y un nuevo enfoque en educación y salud mental en Naciones Originarias de Canadá, como Attawapiskat.

También puso en marcha una investigación sobre otra situación macabra de los indígenas en la Canadá moderna: los sorprendentes desproporcionados niveles de violencia hacia las mujeres de sus comunidades.

En los últimos 30 años, más de 4.000 mujeres indígenas han desaparecido o han sido asesinadas.

Muchas de ellas pasaron inadvertidas cuando llegaron a las ciudades canadienses.

La policía, los tribunales y los servicios sociales tienen un vergonzoso historial de fracasos a la hora de proteger, investigar, procesar y, en definitiva, preocuparse por el asunto.

En la próspera Calgary, una ciudad occidental enriquecida por el ganado y el aceite, me uní a una vigilia en la lluvia por la muerte del la joven de 25 años Joey English.

Su cuerpo desmembrado fue hallado en un parque de la ciudad el pasado mes de junio.

Un par de docenas de amigos acompañaron a Stephanie y Patsy, la madre y abuela de Joey, en los cantos y música de tambores en su memoria.

"Es como cuando te cortas y no puedes controlar el flujo de la sangre. Así es como me siento", dice Stephanie.

“¡Estoy tan enojada con el sistema de justicia... tan cansada de esto! Nuestras familias, nuestras hermanas, necesitan ayuda”. Patsy, abuela de Joey English.

Cuando habla la abuela de Joey, aflora su rabia.

"¡Estoy tan enojada con el sistema de justicia... tan cansada de esto! Nuestras familias, nuestros hermanas, necesitan ayuda", dice Pasty.

A unos metros de este pequeño grupo de dolientes, las calles de Calgary se llenan de juerguistas para la Estampida anual, un festival impregnado de sombreros y botas vaqueras para celebrar los tiempos del Viejo Oeste de Canadá, cuando los vaqueros se asentaron en una tierra "mayoritariamente vacía".

Solo que esa tierra no estaba vacía.

Era la tierra de los pies negros, los Kainai, los Cree y muchas otras tribus.

"Nos enseñaron a guardar silencio", dice Sandra Manyfeathers, cuya hermana, Jacky Crazybull, fue asesinada durante la Estampida de Calgary hace nueve años.

"Pero estamos diciendo: 'No nos van a patear, no nos van a someter. De ninguna manera vamos a seguir guardando silencio", concluye.

 

Miles de mujeres aborígenes muertas o desaparecidas en Canadá

 

Se cuentan por miles. Son mujeres y niñas aborígenes que han desaparecido o han sido asesinadas en Canadá desde 1980 y cuyo destino quiere ahora esclarecer el gobierno del nuevo primer ministro Justin Trudeau.

Un informe de la Real Policía Montada de Canadá divulgado en 2014 estimaba en 1.200 el número de víctimas, pero -según afirmó la ministra de Asuntos Indígenas, Carolyn Bennett- "la tragedia es mucho más grande".

La cifra de víctimas podría superar las 4.000, según indicó la ministra de la Mujer, Patty Hajdu, sobre la base de un informe de la Asociación Canadiense de Mujeres Aborígenes.

Bennett acusó a la policía de no haber investigado suficientemente miles de casos que de acuerdo con los familiares de las víctimas fueron clasificados erróneamente como suicidios, muertes accidentales o muertes por causas naturales.

La mayor parte de las víctimas son residentes de Winnipeg, la ciudad con la población indígena más grande en Canadá, según reveló la BBC en una investigación que publicó sobre este tema en abril de 2015.

Según ese trabajo, decenas de mujeres aborígenes desaparecen cada año y muchas de ellas aparecen luego muertas en un río de la localidad.

 

La promesa de investigar

 

Durante la campaña electoral del año pasado, el actual primer ministro Justin Trudeau se comprometió a investigar esta situación.

Trudeau prometió a los jefes de las tribus aborígenes de Canadá que esta situación sería tratada con la máxima prioridad por parte de su gobierno.

Como un primer paso, se estableció una comisión en la que participan las ministras Hajdu y Bennet, quienes han estado conversando con sobrevivientes y con familiares de las víctimas en todo el país.

 

Víctimas fáciles

 

Según la investigación publicada por la BBC, en Canadá existe la creencia generalizada de que las indígenas son víctimas principalmente de miembros de su comunidad.

Según datos de la Real Policía Montada, más del 60% de las aborígenes asesinadas murieron a manos de maridos, familiares o amigos cercanos.

Sin embargo, hay aún un 40% de casos de muerte causada por extraños o conocidos casuales, un término que a menudo se usa para describir la relación entre trabajadoras sexuales y clientes.

En esos casos, puede resultar fundamental la vulnerabilidad de las víctimas.

De acuerdo con la investigación de la BBC, las aborígenes tienen una posibilidad cuatro veces mayor a ser asesinadas o desaparecer que otras mujeres canadienses.

El asesino en serie Shawn Lamb, condenado en Winnipeg en 2013 por asesinar a dos mujeres aborígenes, dijo que estas eran "las víctimas perfectas", pues a nadie parecía importarle si desaparecían.