Destacados

27
Mayo

Detrás del abstencionismo (12.287.414 millones para un 35.07 % de los electores y avanza con respecto a 2011), el Partido Popular ha sido la fuerza más votada en las elecciones municipales en el Reino de España con más de 6 millones de votos (27%), seguido del PSOE con 5 millones y medio de sufragios (25%).

Las resonancias del movimiento de los indignados y el 15-M, captadas por Podemos hacia el centro izquierda y Ciudadanos hacia el centro derecha, han entrado en la escena política pero terminarán pactando en la mayoría de los escenarios con los partidos tradicionales y mayoritarios.

Interesante que en Galicia una coalición de fuerzas de izquierda y nacionalistas logró aislar al PSOE y el PP, logrando la victoria en varias importantes ciudades. En otros territorios las fuerzas que se proclaman antineoliberales tendrán que pactar con el PSOE de los banqueros, los ERES y los recortes sociales, para sacar de los gobiernos locales al Partido Popular, lo que muy probablemente las llevará a desgastes y fragmentaciones internas.

Así será en Madrid, donde una miembro del Patronato de la Fundación Alternativas -un tanque pensante del PSOE que hace muy poco daba consejos en El Nuevo Herald de Miami sobre cómo llevar a Cuba hacia el capitalismo y que también cuenta entre sus integrantes a barones neoliberales como Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero-, encabeza la coalición Ahora Madrid con un programa que promete detener las privatizaciones, garantizar la salud pública, dar agua y luz a quienes no pueden pagarla, paralizar los desahucios y ayudar a los desempleados.

El cambio más profundo parece haber llegado en Barcelona, donde una coalición emergida de la movilización social contra los desahucios y con una agenda frontalmente antineoliberal -Barcelona en Comú- ha logrado derrotar las aceitadas maquinarias del PSOE, el PP y el nacionalismo catalán de derechas. Su programa incluye parar los desahucios; alimentación escolar; garantía de acceso a luz, agua y gas; derecho universal a la salud; incentivos al transporte público; detener las privatizaciones y proteger a las familias pobres.

Parecieran programas electorales para vencer en una ciudad del Tecer mundo pero es el de la victoria en la rutilante sede de las Olimpiadas de 1992 que nos regaló la inolvidable canción proveniente de las gargantas de Monerrat Caballlé y Freddy Mercury o la del Madrid que hace poco se postulaba a todo trapo para un evento similar.

En estas elecciones, los dos grandes partidos del neoliberalismo conservan el 52% de los sufragios y si se le suman otras fuerzas de filiación similar como Ciudadanos, muy probablemente lleven razón quienes predicen que el régimen político con sello PPSOE, que ha gobernado para las élites en la península ibérica durante décadas, conservará el poder en las elecciones generales de fines de este año.

La alcaldía de Barcelona muestra otra posibilidad: Frente al acoso mediático y los enormes recursos del orden establecido, una organización desde abajo, con liderazgo honesto, participativa y aterrizada en soluciones reales a los problemas sociales sembrados por el neoliberalismo, logró la victoria.

27
Mayo

La nueva fase de la presencia militar de EE.UU. en Centroamérica generará un nuevo ciclo de múltiples problemas, como el aumento de atrocidades, según un nuevo estudio.

“La presencia de contingentes militares estadounidenses en Centroamérica se ha traducido en masacres, violaciones masivas a los derechos humanos, apoyo a tiranos inalienables y pérdida de soberanía para las naciones afectadas”, ha indicado el artículo publicado este miércoles por el diario mexicano La Jornada.

Debido a la intensificación de los atropellos por las fuerzas militares de los países centroamericanos, entrenadas y financiadas por el Pentágono y la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) en los últimos años, el estudio ha destacado que el nuevo despliegue de tropas estadounidenses sólo empeora la seguridad de la región estratégica de Centroamérica.

El diario, también, ha expresado que, como muestra la historia, la mayoría de las incursiones bélicas en América Central terminaron en ocupaciones o en el surgimiento de regímenes títeres como en el caso de Nicaragua, Guatemala y Honduras.

Asimismo, La Jornada ha alertado que la Casa Blanca está comprometida a seguir su política colonialista, basada en el intervencionismo militar, y no en el respeto de los derechos humanos y la soberanía de los países afectados.

El periódico ha argumentado estos últimos planteamientos destacando los abusos policiales en las propias calles de ciudades estadounidenses, las torturas en las polémicas cárceles de Guantánamo y Abu Ghraib, y las intervenciones militares en Libia y Siria.

La Jornada ha publicado el artículo a raíz de que un contingente de 280 marines estadounidenses se desplegará próximamente en Honduras, en una misión de entrenamiento de las fuerzas locales bajo el pretexto de luchar contra la inseguridad.

De acuerdo con los expertos, Washington planea una estrategia de dominación continental y, de ahí, la instalación en Honduras de una nueva unidad marina, si bien el pretexto es luchar contra el narcotráfico.

Igualmente, el artículo ha hecho hincapié en que en la era del capitalismo criminal, los estadounidenses, pese al rechazo del pueblo, intervienen en los asuntos internos de los países centroamericanos para materializar sus intereses.

Tampoco Panamá se ha liberado de la militarización regional estadounidense. El Ejército de EE.UU., según el diario local Panamá América, busca remilitarizar este territorio, pese a la entrega del Canal y al cierre de bases militares estadounidenses.

Además de América Central, Washington tiene una presencia militar provocativa en países suramericanos, en particular en Colombia y Chile, donde se ha enfrentado a muchas críticas por intervenir y violar los derechos de los pueblos.

En marzo, el secretario del Partido Comunista del Perú, Tany Valer, criticó el aumento de la cifra de militares estadounidenses de 125 a 3200 en el país suramericano, subrayando que Washington busca allanar el camino de una eventual agresión bélica en América del Sur, bajo la excusa de la lucha contra el narcotráfico y la insurgencia.

También, el defensor del Pueblo en Colombia, Jorge Armando Otálora, a principios de mayo, urgió a que se realicen investigaciones sobre presuntos abusos de militares y contratistas de Estados Unidos a niños y adolescentes colombianos.

26
Mayo

El centro de Asunción fue escenario de marchas contra los productos modificados genéticamente, en el marco del Día Mundial contra Monsanto.

Cientos de personas del Centro de Asunción en Paraguay, se unieron a las jornadas de protestas mundiales que se han desatado contra los químicos utilizados por la multinacional estadounidense Monsanto, por lo que, la plataforma local de la campaña internacional anunció que presentará en los próximos días un proyecto de ley para etiquetar los productos que utilicen transgénicos, como parte del derecho a la información de los consumidores.

Asimismo, la plataforma que lleva como nombre Ñamoseke Monsanto (Fuera Monsanto) convocó para este lunes, una marcha en la que participaron cientos de personas contra los productos modificados genéticamente, manifestación que finalizó en la entrada de la industria agrícola, donde campesinos, activistas, y demás asociaciones sociales reclamaron la aplicación de una normativa, que marque este tipo de rubros de manera inmediata.

La marcha recorrió las calles España y Perú, hasta el sector Juan de Salazar y Washington. Los manifestantes se cubrieron la boca y la nariz con mascarillas y dos jóvenes vestidos con equipos de protección rociaron el suelo con agua, simulando una fumigación con agrotóxicos.     

Los consumidores a través de esta campaña mundial denuncian el control empresarial de la agricultura y la alimentación, además de los numerosas enfermedades cancerígenas relacionadas al uso de químicos en el tratamiento de los organismos genéticamente modificados (OGM).

Monsanto es la tercera empresa semillera más grande del mundo, la cuarta en agrotóxicos, y la primera productora de transgénicos. Además, es la responsable de desarrollar, producir y vender el glifosato, el herbicida más usado en el mundo, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es potencialmente cancerígeno.

Por su parte, la investigadora Inés Franceschelli, mencionó que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) oculta la aprobación de seis variedades de maíces transgénicos.

También acusó al órgano regulador en la materia, y a la Comisión Nacional de Bioseguridad Agropecuaria y Forestal (Conbio), como entes que funcionan aliados con las oficinas de las transnacionales. Incluso, “al solicitarle información sobre el uso de los transgénicos, siempre evaden las respuestas”, dijo.

Franceschelli condena el hecho de que los empresarios y fabricantes alegan que para una eventual prohibición de los transgénicos, es necesario probar su morbilidad.

Importante: Agente naranja     

En la década de los 60, Monsanto era uno de los fabricantes de este agente que fue usado como arma química en la guerra de Vietnam. Cerca de 400 mil personas fueron asesinadas o mutiladas con este agente, 500 mil nacieron con defectos, entre otros problemas de salud.  Los informes internos de Monsanto revelan que la compañía estaba al tanto sobre los efectos tóxicos del agente naranja cuando lo vendió al Gobierno de EE.UU.

Las deformaciones siguen azotando las vidas de los niños vietnamitas, por el uso indiscriminado de este agente tóxico producido por Monsanto.

El Agente Naranja es una mezcla de dos herbicidas hormonales: el 2,4-D y el 2,4,5-T. Fue usado como defoliante por el ejército estadounidense en la Guerra de Vietnam. Ambos constituyentes del Agente Naranja tuvieron uso en la agricultura, principalmente el 2,4-D vendido actualmente en productos como el navigate.

Un número incalculable de civiles vietnamitas, exsoldados y personal expuesto a la alta toxicidad del Agente Naranja continúan desarrollando enfermedades terminales como el cáncer y sufren todo tipo de horrores en su salud.

Los campesinos aseguran que los cultivos de Monsanto traen como consecuencia el desalojo de los productores del campo y de los pueblos indígenas de zonas rurales, para instalar grandes extensiones de monocultivos altamente mecanizados.

 

Los 12 productos más nocivos de Monsanto

23
Mayo

El papa Francisco envió el sábado una carta al arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, en ocasión de la beatificación de monseñor Oscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980.

 

A continuación se reproduce el texto del sumo pontífice:

 

"La beatificación de monseñor Oscar Arnulfo Romero Galdámez, que fue Pastor de esa querida Arquidiócesis, es motivo de gran alegría para los salvadoreños y para cuantos gozamos con el ejemplo de los mejores hijos de la Iglesia. Monseñor Romero, que construyó la paz con la fuerza del amor, dio testimonio de la fe con su vida entregada hasta el extremo.

 

El Señor nunca abandona a su pueblo en las dificultades, y se muestra siempre solícito con sus necesidades. Él ve la opresión, oye los gritos de dolor de sus hijos, y acude en su ayuda para librarlos de la opresión y llevarlos a una nueva tierra, fértil y espaciosa, que ”mana leche y miel“ (cf. Ex 3, 7-8). Igual que un día eligió a Moisés para que, en su nombre, guiara a su pueblo, sigue suscitando pastores según su corazón, que apacienten con ciencia y prudencia su rebaño (cf. Jer 3, 15).

 

En ese hermoso país centroamericano, bañado por el Océano Pacífico, el Señor concedió a su Iglesia un Obispo celoso que, amando a Dios y sirviendo a los hermanos, se convirtió en imagen de Cristo Buen Pastor. En tiempos de difícil convivencia, Monseñor Romero supo guiar, defender y proteger a su rebaño, permaneciendo fiel al Evangelio y en comunión con toda la Iglesia. Su ministerio se distinguió por una particular atención a los más pobres y marginados. Y en el momento de su muerte, mientras celebraba el Santo Sacrificio del amor y de la reconciliación, recibió la gracia de identificarse plenamente con Aquel que dio la vida por sus ovejas.

 

En este día de fiesta para la Nación salvadoreña, y también para los países hermanos latinoamericanos, damos gracias a Dios porque concedió al Obispo mártir la capacidad de ver y oír el sufrimiento de su pueblo, y fue moldeando su corazón para que, en su nombre, lo orientara e iluminara, hasta hacer de su obra un ejercicio pleno de caridad cristiana.

 

La voz del nuevo Beato sigue resonando hoy para recordarnos que la Iglesia, convocación de hermanos entorno a su Señor, es familia de Dios, en la que no puede haber ninguna división. La fe en Jesucristo, cuando se entiende bien y se asume hasta sus últimas consecuencias genera comunidades artífices de paz y de solidaridad. A esto es a lo que está llamada hoy la Iglesia en El Salvador, en América y en el mundo entero: a ser rica en misericordia, a convertirse en levadura de reconciliación para la sociedad.

 

Monseñor Romero nos invita a la cordura y a la reflexión, al respeto a la vida y a la concordia. Es necesario renunciar a ”la violencia de la espada, la del odio“, y vivir ”la violencia del amor, la que dejo a Cristo clavado en una cruz, la que se hace cada uno para vencer sus egoísmos y para que no haya desigualdades tan crueles entre nosotros“. Él supo ver y experimentó en su propia carne ”el egoísmo que se esconde en quienes no quieren ceder de lo suyo para que alcance a los demás“. Y, con corazón de padre, se preocupó de ”las mayorías pobres“, pidiendo a los poderosos que convirtiesen ”las armas en hoces para el trabajo“.

 

Quienes tengan a Monseñor Romero como amigo en la fe, quienes lo invoquen como protector e intercesor, quienes admiren su figura, encuentren en él fuerza y ánimo para construir el Reino de Dios, para comprometerse por un orden social más equitativo y digno.

 

Es momento favorable para una verdadera y propia reconciliación nacional ante los desafíos que hoy se afrontan. El Papa participa de sus esperanzas, se une a sus oraciones para que florezca la semilla del martirio y se afiancen por los verdaderos senderos a los hijos e hijas de esa Nación, que se precia de llevar el nombre del divino Salvador del mundo.

 

Querido hermano, te pido, por favor, que reces y hagas rezar por mí, a la vez que imparto la Bendición Apostólica a todos los que se unen de diversas maneras a la celebración del nuevo Beato".

 

Momentos más significativos de la vida de Monseñor Romero:

 

1917

- 15 de agosto: Oscar Arnulfo Romero nace en Ciudad Barrios, departamento de San Miguel, 156 km al Noreste de San Salvador.

1942

- 4 de abril: Romero es ordenado sacerdote en Roma.

1944

- 11 de enero: oficia su primera misa en su natal Ciudad Barrios. Comienza su actividad pastoral en el departamento de San Miguel, que duró mas de 20 años.

1967

- 8 DE junio: la Conferencia Episcopal de El Salvador (Cedes) nombra a Romero como su secretario. El cargo lo desempeñó hasta 1974.

1970

- 21 de abril: Romero es notificado por la Nunciatura Apostólica que ha sido nombrado obispo auxiliar de San Salvador.

1974

- 15 de octubre: Romero es designado obispo de Santiago de María, departamento de Usulután, 112 km al Este de San Salvador. Asume en diciembre.

1977

- 3 de febrero: es nombrado arzobispo de San Salvador. Se instala en el cargo el 22 de febrero.

- 12 de marzo: es asesinado el sacerdote jesuita Rutilio Grande, amigo y colaborador de Romero.

1978

- 14 de febrero: la Universidad Georgetown (EU) le entrega un Doctorado Honoris Causa.

- 23 de noviembre: el parlamento británico lo nomina al Premio Nobel de la Paz, pero en ese año lo obtiene madre Teresa de Calcuta.

1980

- 30 de enero: visita al Papa Juan Pablo II en el Vaticano.

- 2 de febrero: la universidad belga de Lovaina le confiere un Doctorado Honoris Causa por defender los Derechos Humanos.

- 17 de febrero: Romero admite que mandó una carta al otrora presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, en la que le pide detener la ayuda militar a El Salvador.

- 18 de febrero: con el fin de acallar a Romero, una potente bomba destruye la radio católica YSAX.

- 23 de marzo: en su última homilía dominical hace un vehemente llamamiento a policías y militares: “Ante una orden de matar que dé un hombre, debe de prevalecer la ley de Dios que dice ‘no matar’ (...) ningún soldado está obligado a obedecer una orden contra la ley de Dios (...) en nombre de Dios, pues, y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día mas tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: cesen la represión”.

- 24 de marzo: es asesinado de un balazo en el pecho asestado por un francotirador, cuando oficiaba una misa en la capilla del hospital de cancerosos La Divina Providencia. Su muerte enciende una guerra civil, que duró 12 años (1980-1992) y dejó 75,000 muertos.

- 30 de marzo: Monseñor Romero es sepultado en forma apresurada en una ceremonia presidida por el cardenal mexicano Ernesto Corripio Ahumada, quien no pudo finalizar la misa porque los asistentes fueron dispersados a balazos por fuerzas militares.

1990

- 24 de marzo: el arzobispo de San Salvador, Arturo Rivera, abre el proceso diocesano para canonizar a Romero. Se nombra al presbítero Rafael Urrutia como postulador local.

1993

- 15 de marzo: una Comisión de la Verdad de la ONU concluyó que el mayor del Ejército y líder derechista Roberto d´Aubuisson, quien murió de cáncer en febrero de 1992, fue quien ordenó asesinar al arzobispo.

1996

- 1 de noviembre: Finaliza el proceso diocesano para la canonización y se envía a Roma el material sobre su vida de Romero a la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos. Se nombra como postulador a monseñor Vincenzo Paglia, de Italia.

1997

- 4 de julio: se recibe de Roma el decreto donde se acepta la causa de Romero como válida.

2006

- 9 de abril: el cardenal José Saravia Martins, prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, asegura que hace falta esclarecer si Romero fue asesinado por motivos religiosos o políticos.

2010

- 24 de marzo: el presidente izquierdista de El Salvador, Mauricio Funes, pidió perdón en nombre del Estado por el magnicidio y declaró a Romero “guía espiritual de la nación”.

2013

- 21 de abril: El postulador de la causa de Romero, Vincenzo Paglia, anuncia que el Papa Francisco desbloqueó el proceso de beatificación.

2015

- 3 de febrero: El Papa Francisco firmó el decreto de beatificación que reconoció a Romero como mártir de la iglesia al ser asesinado “por odio a la fe”.

- 23 de mayo: Beatificación de Monseñor Romero en San Salvador.

 

¡Monseñor Óscar Arnulfo Romero ya es beato!

 

Monseñor Óscar Arnulfo Romero fue proclamado beato durante una ceremonia celebrada este sábado en la Plaza Salvador del Mundo, en la capital salvadoreña, con la presencia de miles de devotos, sacerdotes y Jefes de Estado.

“Habiendo hecho con el caso a la congregación de los santos en instrucciones de nuestra autoridad apostólica facultamos para que el venerable siervo de Dios, Monseñor Óscar Arnulfo Romero, obispo y mártir (...) en adelante se le llame beato”, rezaba la carta del Papa Francisco, leída por el Monseñor Jesús Delgado.

Los devotos y religiosos presentes en la Plaza Salvador del Mundo fueron sorprendidos con la aparición de una aureola en el cielo de la capital salvadoreña.

Tras la proclamación de Monseñor Romero como beato, se inició la entrega de reliquias y se trasladó la camisa que usó durante su asesinato.

El siguiente paso es la canonización El proceso para la canonización de Monseñor Romero inició el 24 de marzo de 1990, cuando se introdujo la causa por todas las circunstancias mártires que tuvo su vida y muerte, pero la solicitud formal fue presentada el 12 de mayo de 1994. Tras concluir su fase diocesana en noviembre de 1996, un año después la Santa Sede aceptó la causa como válida, pero después quedó estancada y no fue hasta 2005 cuando la Congregación para la Causa de los Santos dio el visto bueno para que se continuase el proceso.

En 2013 el proceso realmente fue acelerado, gracias al Papa Francisco, quien este año aprobó el decreto que reconoce el "martirio" de Monseñor Romero "in odium fidei", es decir, que fue asesinado por "odio a la fe".

El "martirio" es decisivo para su beatificación, porque de esta forma no es necesario reconocer un milagro. Tras este paso, se podrá continuar el proceso hacia la canonización.

 

Acerca de Monseñor Romero:

 

Nació en una familia humilde de El Salvador el 15 de agosto 1917, en Ciudad Barrios departamento de San Miguel (este). Fue el segundo de ocho hermanos, hijo de Santos y Guadalupe. Fue un incansable luchador de los derechos humanos, abría las puertas de la Iglesia a los campesinos desplazados.

Realizó denuncias de la violencia militar y fue asesinado en marzo de 1980 para callar su voz en pro de esta lucha. Fue ordenado sacerdote el 4 de abril de 1942 a la edad de 24 años.

 

Las diferencias entre una beatificación y una canonización

 

 

Aunque son pocas y pueden llevar a la confusión, las diferencias entre ambos términos son claras. Aquí te las contamos. A propósito de la beatificación del Monseñor Arnulfo Romero en El Salvador, te contamos a rasgos generales las diferencias entre beatificar y canonizar a alguien. La canonización es un proceso más avanzado que una beatificación. Una beatificación proclama a alguien como beato, una canonización lo proclama como santo.

 

*Estas son las diferencias:

 

1.- Primero beato, luego santo: Antes de que alguien sea canonizado, tiene que haber sido antes beatificado.

 

Cuando alguien se canoniza, es porque ha sido proclamado santo y por ello se le incluye el canon, es decir entra en la lista oficial de los santos.

 

Una persona es declarada santa, cuando la Iglesia tiene la certeza de que el aspirante a santo tiene un privilegio divino y está en contacto directo con Dios.

 

Por el contrario, cuando se habla de beato, es cuando alguien ha sido reconocido por entrar en el cielo y que puede interceder por aquellos que rezan en su nombre.

 

La Iglesia reconoce que el que ha sido nombrado beato es porque ha llevado una vida virtuosa y santa.

 

2.- La cantidad de milagros:

 

Para beatificar a alguien se necesita al menos un milagro, el cual debe ser atribuido a un candidato. A menos que este haya muerto por un martirio.

 

En el caso de la canonización se necesitan dos, el que se haya tomado en cuenta para su beatificación y otro que haya tenido lugar luego de ser beatificado. El último se cataloga como la confirmación de que Dios aprobó la proclamación de santo.

 

3.- La veneración:

 

En el caso de la beatificación, el máximo representante de la Iglesia católica permite que un aspirante a santo sea venerado públicamente en lugares que tengan que ver con su vida, o su entorno.

 

En cambio, la canonización implica una mayor formalidad, ya que el Papa es quien declara oficialmente santa a una persona y por ello permite el culto al santo en toda la iglesia. Es decir puede ser venerado en todo el planeta y no solo en sitios que tengan que ver con su vida.

 

4.- El reconocimiento:

 

La solicitud de reconocimiento cambia dependiendo de si es una beatificación o una canonización. En el caso de la beatificación, es el obispo de la diócesis donde falleció el aspirante a beato.

 

Mientras que, en una canonización, es el prefecto de la Congregación para las causas de los Santos quien habla en nombre de la Iglesia entera y quien pide que se le declare santo.

 

5.- La misa protocolar:

 

Anteriormente existía una diferencia entre quien presidía la misa de beatificación y canonización. El Papa era quien presidía la misa de canonización, mientras que la beatificación no. Sin embargo, esta práctica ha cambiado con el pasar de los años.

 

El papa Pablo VI, presidió en 1971 la misa de beatificación de Maximiliano Kolbe, mártir en un campo de concentración nazi. Asimismo, durante el pontificado del papa Juan Pablo II, se celebraron cientos de misas de beatificación, incluida la de Juan XXIII en el año 2000.

 

Con la llegada de Benedicto XVI se pretendió regresar a la idea de sólo presidir misas de canonización. Pero, en septiembre de 2010 presidió la beatificación de John Henry Newman y, en mayo de 2011, de Juan Pablo II.

 

6.- La simplicación:

 

Entre canonización y beatificación, ésta última deviene de la idea de instaurar un proceso más simplicado. Antes muchas diócesis tenían que esperar años hasta poder celebrar a alguien o rendir devoción a nivel local a una persona considerada santa por lo que se instauró el proceso de beatificación, más rápido, para que se pudiera rendir devoción a alguien a nivel local.