Artículos

18
Abril

La ultraderecha venezolana ha profundizado su alianza con varios exmandatarios, en su afán por derrocar al gobierno legítimo de Nicolás Maduro.  

La oposición venezolana cuenta con aliados políticos que han estado vinculados a violaciones a los derechos humanos, corrupción y represión contra estudiantes.

 

En claves, conozca a algunos personajes que apoyan a la derecha en Venezuela.

 

 

Álvaro Uribe Vélez. En Colombia, el expresidente y actual senador está siendo investigado por diversos actos de corrupción y por sus presuntos nexos con grupos paramilitares desde el año 1995, cuando fungía como gobernador del departamento de Antioquia. Recientemente, tres altos exfuncionarios de Uribe fueron condenados por hechos de corrupción relacionados con el trámite para la reelección de Uribe a mediados de 2004.

 

En España, el Partido Popular del presidente Mariano Rajoy ha sido duramente criticado por sus numerosos escándalos de corrupción. En 2014, el propio Rajoy tuvo que pedir disculpas públicamente al pueblo español tras la detención de medio centenar de políticos, funcionarios y empresarios en varias provincias españolas por cargos de corrupción, específicamente por adjudicaciones de contratos públicos en la llamada operación púnica.

 

Otro de los aliados de la derecha venezolana es el senador cubano-americano por el estado de Nueva Jersey (este de EE.UU.), Bob Menéndez. La justicia estadounidense autorizó en marzo una investigación en contra de Menéndez por supuestamente haber utilizado su posición para apoyar los intereses de Salomón Melgen, un millonario oftalmólogo del estado Florida (sur de EE.UU.), quien habría devuelto al legislador sus favores en contribuciones a su fondo de campaña.

 

Otro actor político que respalda las acciones contra el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela es el expresidente de México, Felipe Calderón, quien está acusado por desaparición forzada, torturas y ejecuciones de miles de mexicanos durante su gestión Según el relator especial de Naciones Unidas sobre Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias, Juan Méndez, en la Corte Penal Internacional pesan demandas contra el exmandatario por su supuesta responsabilidad en crímenes de lesa humanidad.

 

El expresidente de Chile, Sebastián Piñera, reprimió las manifestaciones mapuches y las multitudinarias protestas por una educación gratuita y de calidad en ese país suramericano. En su mandato, la Fiscalía aplicó una ley “antiterrorista” contra el pueblo mapuche. Siendo senador (1990-1998) impulsó un proyecto de ley para extender la amnistía a los autores de violaciones de derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

12
Abril

*Presidente de Ecuador, Rafael Correa:

 

-Sobre Venezuela: “La orden ejecutiva del presidente Obama contra Venezuela viola flagrantemente el derecho internacional y particularmente literal E, del artículo 3 de la carta de la OEA”.

 

-Sobre Cuba: “El presidente estadounidense Barack Obama aunque proviene de orígenes humildes, no puede escapar de esa visión hegemónica; no le hace un favor a Cuba, ella se ha ganado su lugar tras épocas de lucha, de no sometimiento al imperio más grande de la historia”.

 

*Presidenta de Argentina, Cristina Fernández:

 

-Sobre Venezuela: “Resulta inverosímil que Venezuela sea una amenaza para EE.UU. Cómo puede concebirse que la mayor potencia del mundo considere a Venezuela como una amenaza a su país”.

 

-Sobre Cuba: “No nos confundamos. Cuba está aquí porque luchó por más de 60 años por una dignidad sin precedentes”.

 

*Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff:

 

-Sobre Venezuela: “El buen momento de las relaciones hemisféricas ya no admite medidas unilaterales y políticas de aislamiento, son contraproducentes e ineficaces, por ello rechazamos la adopción de sanciones contra Venezuela”.

 

-Sobre Cuba: “Está más que llegada la hora de poner fin a ese anacronismo, condenado por la inmensa mayoría de los países de las Naciones Unidas”, en relación al bloqueo contra la isla.

 

*Primera ministra de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar:

 

-Sobre Venezuela: “Estamos con ustedes por su soberanía, su autodeterminación y el derecho a que su pueblo sea regido como ellos quieran y pido a todos aquí que hagamos lo que nos toca hacer en este momento, hagamos lo posible para que se elimine esta orden".

 

-Sobre Cuba: “La presencia de Cuba aquí es testimonio de un hecho que no solamente hemos pasado como una página importante en los libros de nuestra historia, sino que también es la importancia del diálogo".

 

Presidente de Bolivia, Evo Morales:

 

-Sobre Venezuela: "El decreto no es solamente una agresión a Venezuela sino a toda América Latina y el Caribe, por eso 33 países de la región (de 35 que asistieron a la Cumbre de las Américas) apoyan a Venezuela para acabar con el decreto. Esta lucha continuará (...) Es el error más grande que ha cometido Obama contra Latinoamérica, eso nadie lo va a olvidar".

 

-Sobre Cuba: “La presencia de Cuba es un triunfo de su Revolución, de su heroico pueblo, de su líder histórico, Fidel Castro”.

 

*Primer ministro de San Vicente y Las Granadinas, Ralph Gonsalves:

 

-Sobre Venezuela: “Estamos preocupados con las acciones impunitivas acerca de la situación que amenaza a Venezuela Daniel Ortega reveló que la actitud de Estados Unidos y Canadá evitaron que la Cumbre tuviera una declaración final por consenso, afecta a todos nuestros estados (...) Es una falsedad que nos hace cuestionar la designación de amenazas, necesitamos diálogo y respeto”.

 

-Sobre Cuba: “Decir que Cuba es un país patrocinador del terrorismo es un absurdo. Los bloqueos, sanciones, la designación de amenazas, atentan contra el ideal de colaboración que estamos construyendo”.

 

*Presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez:

 

-Sobre Venezuela: "Rechazamos la medida que Estados Unidos ha aprobado (contra Venezuela) y llamamos al diálogo".

-Sobre Cuba: “Cuba nunca debió estar ausente a Cumbres de las Américas”.

 

*Presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén:

 

-Sobre Venezuela: “No puedo dejar de señalar las recientes medidas tomadas por Estados Unidos respecto a Venezuela, que han elevado la tensión entre ambas naciones. Dichas medidas, también tienen consecuencia en el clima de paz y convivencia que hemos venido promoviendo en el hemisferio. Es importante recordar que en toda nuestra historia, ninguna medida unilateral de un Estado contra otro, ha dado muestra de resolver problemas, muy por el contrario, los ha agudizado. Por lo tanto, bajo esa premisa, y apelando al principio de autodeterminación de los pueblos, consideramos que la reciente orden ejecutiva sobre Venezuela debería dejarse sin efecto”.

 

-Sobre Cuba: “Hacemos votos porque permita poner fin al bloqueo a Cuba desde hace más de 50 años”.

 

*Primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne:

 

-Sobre Venezuela: Condenó la orden ejecutiva emitida por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la que declara a Venezuela como una “amenaza” para la seguridad nacional. “Nuestro Gobierno piensa que EE.UU. y Venezuela son socios importantes para nosotros avanzar hacia el desarrollo y también importantes para el progreso y la estabilidad de este hemisferio”.

 

-Sobre Cuba: “Cuba no es una palabra de cuatro letras; Cuba forma parte integrante de nuestra familia caribeña, la que apreciamos y exigimos que todas las naciones, sin excepción, la respeten”.

 

*Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega:

 

-Sobre Venezuela: “¿Quién provoca? Estados Unidos. ¿Quién le hace daño a esta cumbre? Estados Unidos. ¿Por qué no hay declaración de la cumbre? por Estados Unidos (…) ¿Quién le hace daño a esta cumbre? Estados Unidos, el tema político, y ¿dónde está el corazón del tema político? En el decreto. Entonces, este decreto lo que vino fue a matar la posibilidad de una resolución”.

 

-Sobre Cuba: "Ojalá el presidente logre persuadir al congreso, para que antes de que se vaya Obama finalice el bloqueo a Cuba".

 

EN CONTEXTO

 

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, clausuró la cumbre y la calificó de histórica. Aseguró que este encuentro "marcará el inicio de una nueva era de diálogo y cooperación en nuestra región". "Ha sido una Cumbre histórica, hemos vivido momentos muy importantes, felicito a los gobiernos participantes", declaró Varela en una conferencia de prensa.

La Cumbre culminó el sábado en la capital de Panamá sin un acuerdo final. Las conclusiones serán entregadas a los organismos internacionales implicados, pero no serán expuestos en documentos públicos porque EE.UU., no está de acuerdo en algunas cláusulas, lo que impidió el consenso.

11
Abril

El envío de mercenarios a Panamá para provocar a los representantes cubanos es la recreación del acoso a que somete el imperio a Cuba independiente y revolucionaria por otros medios.

El entusiasmo con que aplaude la prensa del régimen monárquico español, semejante a un salto al vacío, manifiesta su vínculo con la ultraderecha estadounidense, la misma que financia vía presupuestos del Estado gringo a los mercenarios.

¿Hay algún gobierno en el mundo que admita esa intervención mercenaria contra su patria?. Y no menciono aquí la ocupación colonial que significa Guantánamo, ni lo que allí hace el invasor, ni el bloqueo al que viene sometiendo a la isla, o su actividad terrorista contra el pueblo cubano y sus representantes dentro y fuera de la isla, todo ello condenado por la Asamblea General de la ONU y el Derecho Internacional. 

La prensa española abraza a los provocadores, se tira también al vacío tratando de hacer olvidar al público general a los criminales y sus crímenes. La prensa mercenaria, y el mercenariado en su conjunto, siempre ha ocultado la entrega solidaria de los cubanos con médicos, maestros y sus centros de estudio a los pueblos del mundo.

Pero ya sabemos.

Desprecian su nivel de protección social, su capacidad cultural, su empeño en ser independientes y socialistas, por todo ello y para todo ello ahora hay, precisamente, elecciones en Cuba. ¿Han leído en alguno de estos periódicos monárquicos que el pueblo cubano elige en estos días a sus representantes?.

Sin embargo dedican páginas y páginas a la provocación que el imperio ha azuzado tildándolo de encontronazo entre las partes. Son periódicos que se resienten de la pérdida de carisma y saltan al vacío desde los brazos del gobierno que no respeta ni las resoluciones de la ONU, ni los Tratados Internacionales, ni los Derechos Humanos.  Parafraseando a Bertolt Brecht: Hacen falta periódicos, pero no estos periódicos, hacen falta otros periódicos.

09
Abril

Detrás de la campaña estadunidense contra la nación sudamericana no hay más que un designio injerencista y neocolonial, inspirado a su vez por el afán de realinear a Venezuela con la política exterior de la superpotencia.

Ben Rhodes, asesor de seguridad nacional de Barack Obama, reconoció ayer que Venezuela no representa amenaza alguna a nuestra seguridad nacional, como afirmó el mes pasado la Casa Blanca, y explicó que la expresión fue usada porque así aparece en el formato utilizado para elaborar las órdenes ejecutivas presidenciales para imponer sanciones a otros gobiernos. “Honestamente –abundó el funcionario– tenemos un formato con el que elaboramos nuestras órdenes ejecutivas”.

La confesión permite aquilatar la frivolidad y la irresponsabilidad con que actuó el ocupante de la Casa Blanca al afirmar que el gobierno de Nicolás Maduro era una amenaza extraordinaria e inusual para Washington y exhibe que detrás de la campaña estadunidense contra la nación sudamericana no hay más que un designio injerencista y neocolonial, inspirado a su vez por el afán de realinear a Venezuela con la política exterior de la superpotencia y, desde luego, recuperar el control sobre los recursos naturales de uno de los principales exportadores de petróleo del mundo.

El rechazo que la ofensiva antivenezolana de Obama ha recibido de los otros gobiernos de América Latina ha llevado a la Casa Blanca a buscar peones alternativos en contra de Maduro. Con este propósito logró alinear una veintena de cartuchos quemados de la política iberoamericana, como el español José María Aznar –quien en la década pasada unció a España a la incursión bélica de George W. Bush en contra de Irak–, los mexicanos Vicente Fox y Felipe Calderón –responsable y beneficiario del fraude electoral de 2006, respectivamente–, el colombiano Álvaro Uribe –señalado por dependencias del propio gobierno estadunidense por sus nexos con el narcotráfico y el paramilitarismo–, los salvadoreños Alfredo Cristiani y Armando Calderón Sol –patrocinadores, en su momento, de escuadrones de la muerte– y algunos otros cuya indignación por una supuesta alteración democrática en Venezuela no goza de mucha autoridad moral.

En forma paralela a este agrupamiento de personajes de la derecha, Washington ha colocado en su tablero a individuos procedentes de otras corrientes, como el ex presidente del gobierno español Felipe González, quien, en un gesto inequívocamente mediático y publicitario, asumió la defensa de políticos opositores presos en Venezuela.

En suma, de no ser por el atribulado gobierno actual de España, el estadunidense se ha quedado sin aliados importantes en su campaña antivenezolana y, para colmo, se ha visto obligado a reconocer que ésta tampoco tiene un motivo legítimo.

Es importante insistir, por último, en que las sociedades latinoamericanas deben movilizarse para rechazar la ofensiva de Washington en contra de Venezuela, independientemente de la opinión que se tenga sobre el gobierno actual de ese país, porque la amenaza no va dirigida únicamente a la administración de Maduro, sino a algo mucho más trascendente e irrenunciable: la autodeterminación y la soberanía de las naciones del subcontinente.