11
Abril

Negociación en ciernes

Escrito por  Alfredo García
Publicado en Al día

El presidente Donald Trump sustituye la duda para prever el futuro, por la certeza de que su embestida provocadora no será sostenible.

Lo imprevisto, que ha sido hasta el momento fuente de incertidumbre desde el comienzo de su administración, se convirtió en confianza de que el salto al precipicio dado por el inexperto presidente, pueda ser corregido a tiempo. Con su irresponsable decisión, Trump abre 5 frentes de batalla: Rusia, China, Irán, Hezbolá y Corea del Norte, poniendo en vilo al pueblo norteamericano y al resto de la comunidad internacional, pero al mismo tiempo obliga a sus adversarios a negociar.

El reciente acercamiento a Rusia y China, identificados como los principales competidores políticos y económicos del sector financiero-comercial que representa el magnate millonario, transmitió cierta prudencia en medio de su inestable gobernabilidad. La decisión para cambiar la política contra Siria y Corea del Norte, sostenida durante su campaña electoral e inicio de su administración mientras cenaba con el presidente chino, Xi Jinping, y planificaba un encuentro con el presidente Vladimir Putin, no habría sido considerada ni por los más arriesgados apostadores.

El uso de armas químicas en Siria, sin investigar quién las utilizó, fue el pretexto para presentar una oferta “imposible de rehusar” a Moscú: la negociación política para una solución del conflicto sirio, sin la presencia de Bachar el Assad. Con esa posición, Washington regresa al origen de la guerra en Siria a principios de 2011.

Después del bombardeo a la base aérea siria la embajadora de EU ante la ONU, Nikki Haley, aseguró que no existe solución política alguna para el conflicto en Siria, “si el presidente Bachar el Assad continúa en el poder”. Más adelante la embajadora explicó: “Hay múltiples prioridades en la zona. Una es lograr la salida de El Assad del poder. Otra es acabar con el grupo terrorista Estado Islámico. También hay que deshacerse de la influencia iraní. Es una situación complicada”.

Como era de esperarse, la oferta de Trump recibió una respuesta pertinente por parte de uno de los previsibles negociadores: El centro de mando conjunto de las tropas aliadas del gobierno sirio que incluyen fuerzas de Rusia, Irán y Hezbolá, advirtieron a EU que responderán con la fuerza si vuelve a atacar Siria. “Lo que EU ha perpetrado es una agresión contra Siria que cruza las líneas rojas. A partir de ahora responderemos con fuerza a cualquier agresor o cualquier violación de las líneas rojas de quien quiera que sea y América conoce nuestra capacidad de responder bien”, advirtió un comunicado sirio.

Por su parte, Moscú aseguró que el presidente iraní transmitió al presidente Putin que el ataque de EU es inaceptable. “Los líderes intercambiaron opiniones sobre la situación en Siria, ambos destacaron que son inadmisibles las acciones agresivas de EU contra un Estado soberano en violación de las normas del derecho internacional, informó un comunicado del Ministerio de Exteriores ruso.

Respecto a China, es obvio que el sorpresivo ataque al gobierno sirio y el movimiento de fuerza contra Corea del Norte haya sido informado por Trump al presidente chino mientras compartían en su residencia y club privado de Mar-a-Lago en la Florida, y que Xi Jinping haya regresado a su país con la propuesta negociadora de Trump sobre el conflicto norcoreano.

Teniendo en cuenta la formación empresarial-negociadora del mandatario norteamericano y gran parte de su equipo de gobierno, habría que considerar un escenario donde su creíble fuerza extrema hacia Siria y Corea del Norte, en realidad sólo pretende recibir una contraoferta aceptable por parte de Rusia y China.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.