11
Abril

Una diplomacia respaldada por la fuerza

Escrito por  Pedro Díaz Arcia
Publicado en Al día

El periódico “The Independent”, al referirse a la cancelación del viaje que haría el canciller británico Boris Johnson a Moscú el lunes 10 de abril publicó, a partir de varias fuentes, que la decisión forma parte de un plan coordinado de Estados Unidos y Reino Unido contra Rusia.

El binomio aspira exigir al Kremlin que abandone su respaldo a Al Assad y establecer “un régimen de transición” en Siria. Según “The Sunday Times”, Londres y Washington podrían presentar la propuesta esta semana, pero no existen precisiones.

Johnson se encargó de explicar que la cancelación se debió a que “el desarrollo de los acontecimientos en Siria ha cambiado la situación de manera fundamental”; mientras el rotativo subrayó que la decisión fue tomada luego de que éste conversara con su homólogo estadounidense, Rex Tillerson.

Creo que en este sentido hay que analizar la sentencia del ex jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas británicas, Richard Dannatt, cuando dijo que “La diplomacia siempre es mejor si va respaldada por la fuerza”, al destacar que el bombardeo en Homs ratifica que Washington pretende mostrar “un poco de liderazgo”.

Al aludir a la suspensión de la visita del diplomático anglosajón a Moscú, la portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, dijo con ironía: “hace mucho que la coherencia y la estabilidad ya no son la tarjeta de visita de la política exterior occidental”. Aunque se espera en Moscú, los días martes y miércoles de esta semana, la visita del secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, quien sostendrá reuniones con su par ruso, Serguéi Lavrov.

El controvertido personaje que dispone de un amplio expediente de estrechas relaciones con Rusia, en particular con el presidente Vladimir Putin, se las verá de angustias. Porque una cosa es ir a recibir la “Medalla de la Amistad” en el Kremlin, y otra es ir a justificar el polémico ataque contra Siria.

En un momento difícil de las relaciones ruso-estadounidenses, se verán las caras los representantes de dos miembros del Consejo de Seguridad, por demás las principales potencias nucleares del planeta; en medio de despliegues militares por mar y por tierra de países que pueden involucrarse en el creciente conflicto.

En un comunicado conjunto, los respectivos mandatarios de Rusia e Irán, Vladimir Putin y Hassan Rouhani, afirmaron que de ahora y en adelante responderán con fuerza “contra cualquier agresor o cualquier violación de líneas rojas de quien sea y Estados Unidos conoce nuestra capacidad de respuesta”.

“¿Cómo puede el presidente de Estados Unidos, permitirse atacar a un país independiente en una región tan sensible como el Medio Oriente... sin el permiso de las Naciones Unidas, sin una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU e inclusive sin el permiso del Congreso de EU?”, preguntó Rouhani.

La respuesta es que lo han hecho desde que surgieron como una potencia mundial. Washington se considera el centro del mundo: el gendarme internacional, juez y fiscal de unos y otros, para fijar sentencias en cualquier momento y en cualquier latitud, aunque la Tierra sea la misma en todas partes.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.