07
Enero

Nostálgicos carroñeros

Escrito por  Alfredo García
Publicado en Al día

Cinco rapaces zopilotes, procedentes del Norte, sobrevuelan el cielo caribeño haciendo giros sobre la isla de Cuba.

En efecto, los ex funcionarios norteamericanos Everett Ellis Briggs, quien fue embajador en Panamá y asistente especial del presidente George Bush en el Consejo de Seguridad, los ex subsecretarios de Estado para América Latina, Elliot Abrams y Otto Reich, durante los gobiernos de Ronald Reagan y George W. Bush; José S. Sorzano, ex embajador de EU ante la ONU y James C. Cason, ex jefe de la Sección de Intereses de EU en Cuba, enviaron una carta al presidente electo, Donald Trump, solicitando “revocar las órdenes ejecutivas firmadas por el presidente, Barack Obama”, dirigidas a normalizar las relaciones con Cuba.

La trayectoria de los cinco viejos carroñeros demuestra una resentida vida dedicada a crispar las relaciones entre EU y América Latina y el Caribe, en particular en favor de las sanciones económicas contra el pueblo cubano.

Briggs nació en La Habana en 1934, durante la estancia de su padre como diplomático en la embajada de EU en Cuba. El cubano por accidente se desempeñó como embajador de EU en Panamá, siendo corresponsable del genocidio que derrocó al presidente, Manuel Noriega en 1989.

Abrams, miembro del fatídico Proyecto para el Nuevo Siglo Americano, se destacó por impulsar la intervención militar de EU en El Salvador, las amenazas de agresión contra Cuba y en la “guerra sucia” contra la revolución sandinista. En 1991 fue condenado por ocultar información al Congreso sobre el caso “Irán-contras”, y posteriormente indultado por el presidente, George W. Bush.

Sorzano es un exilado cubano-americano director del Centro para la Empresa Privada Internacional, filial de la Cámara de Comercio de EU, uno de los cuatro institutos centrales de la Fundación Nacional para la Democracia, NED, (por sus siglas en inglés), institución a cargo de la Inteligencia Política, actividad que antes de su fundación por el presidente Reagan en 1982, era realizada por la CIA de forma encubierta. En 2002 Sorzano fue designado miembro de la junta de la antigua Escuela de las Américas, notoria por la formación de oficiales latinoamericanos implicados en violaciones a los derechos humanos.

En 1987 Sorzano fue presidente de la contrarrevolucionaria, Fundación Nacional Cubano-Americana y posteriormente director para América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional del presidente Reagan. En 1994 participó en el Grupo de Trabajo Relaciones EU-Cuba en el gobierno de Bill Clinton.

Cason, fue Consejero Político del Comando Atlántico de EU y la OTAN, así como en numerosas misiones diplomáticas de EU en Europa y América Latina. Sirvió como jefe de la Sección de Intereses de EU en Cuba (2002-2005) donde se destacó organizando los primeros grupos “disidentes” en la isla. En 2011 fue elegido alcalde del condado de Coral Gables, Florida, donde residen los más connotados representantes de la ultraderecha cubano-americana.

Los desprestigiados “diplomáticos” retirados, nostálgicos por el sufrimiento del pueblo cubano, pidieron a Trump que en sus primeros 100 días anule “las mal concebidas e ilegales órdenes ejecutivas que levantaron restricciones para hacer negocios con el régimen de Castro”. Sin embargo, si en algo el futuro presidente de EU no resulta imprevisible, es en su fino instinto para los negocios.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.